srcset

Cómo darle color a un departamento blanco con mucha luz natural

(0)
7 de febrero de 2018  

En la ciudad de Barcelona el nombre de Jaime Beriestain es sinónimo de diseño. Y esa asociación no se reduce a los círculos especializados: un gigantesco concept store y restaurante a la vuelta de la emblemática Pedrera de Gaudí le han dado una popular vidriera a este diseñador chileno. Eso y un estilo que deslumbra más allá de las fronteras. En la actualidad, Jaime Beriestain Studio cuenta con un plantel de 25 arquitectos que desarrollan importantes diseños particulares y comerciales por toda Europa.

El que ilustra estas páginas es su propio hogar: un departamento de 140m2 en el Eixample que, contrariamente a lo que podría pensarse, resolvió sin reformas estridentes. "Buscaba un piso con techos altos, una linda caja donde desarrollar a mi gusto el proyecto. Lo que más me sedujo de éste fue que tenía mucha luz natural", explica. El resto, es la mano del maestro.

Decorador experto, Beriestain indica que las ventanas y la biblioteca ayudan a entender este espacio totalmente continuo.
Decorador experto, Beriestain indica que las ventanas y la biblioteca ayudan a entender este espacio totalmente continuo. Crédito: Gentileza Manolo Yllera

Las abstracciones de Ola Kolehmainen que vemos en el living desconciertan: no se sabe si los reflejos son de la obra o de la calle; si la curvatura, de la imagen o la pared. Enfrente, si es una ventana o una foto.

El espacio cuenta también con un sillón modelo checo engamado con un sillón austríaco en fibra de vidrio que está junto a la ventana (ver foto de apertura). Además, tiene un dúo tapizado en gris, un sofá diseñado por dueño de casa y una mesita con tapa de mármol Macauba beige, intervenida por las mismas manos. Debajo, la alfombra 'Ponti Red' es de The Rug Co.

En el sector opuesto, sillas 'Brno', de Mies van der Rohe; mesa 'Segmented', de los Eames, y cerámica de los 70. En el segundo cuerpo de la biblioteca, un grabado de Picasso: Fauno tocando flauta doble y, en el piso, fotografía Dish, de Manuel Menéndez. Por su parte, la escultura es de Fernando Casasempere.

"La espectacular escultura de metacrilato de Vasa Velizar delimita el espacio sin ser intrusiva".
"La espectacular escultura de metacrilato de Vasa Velizar delimita el espacio sin ser intrusiva". Crédito: Gentileza Manolo Yllera

Arriba, cómoda opalina negra y fotografía Tokyo/Hiroshima, de Georges Rousse. A continuación, en el comedor, Pink Prison, acrílico de Peter Halley; sillas 'Boris Tabacoff '; mesa 'Nomos' (Tecno), icónico diseño de Norman Foster; lámpara tipo Stilnovo de los 60 y alfombra 'Cable Blue' (The Rug Co.).

Me encanta recibir gente aquí. En general cocino para mis amigos con la gran puerta corrediza abierta hasta que termino y la cierro. Es casi una pared sobre ruedas
Jaime Beriestain

"Una pieza polémica les dará tema de conversación a tus invitados", decía la legendaria decoradora Dorothy Draper. Eternamente moderna, la lámpara de mesa 'Pipistrello' -inconfundible clásico de la arquitecta italiana Gae Aulenti- está inspirada en las alas de un murciélago y asegura jamás pasar desapercibida en esta cocina.

En la cocina, amoblamiento de la marca alemana Bulthaup
En la cocina, amoblamiento de la marca alemana Bulthaup Crédito: Gentileza Manolo Yllera

En el baño, fotografías enmarcadas Time exposed: Seascapes, de Hiroshi Sugimoto, y apliques italianos sobre el espejo.

El gusto del diseñador por los muebles nórdicos de los años 50 y 60 es manifiesto y fundado. "Son sorprendentemente contemporáneos y vanguardistas; sus líneas depuradas y livianas los hacen muy actuales".

La lámpara es del inglés Tom Dixon
La lámpara es del inglés Tom Dixon Crédito: Gentileza Manolo Yllera

En el toilette, mural-instalación del artista japonés residente en Barcelona Yoshi Sislay (cuyos trabajos tuvimos ocasión de mostrarles adornando las paredes del hotel 25hours Bikini Berlin para nuestro dossier de Tendencia).

La lámpara espejada '3 mirror balls' es la única pieza de diseño actual en toda la casa. ¿Su secreto? Reúne las dos pasiones del anfitrión: inspiración vintage e infinitos reflejos.

Los dípticos dorados son del artista Fernando Prats.
Los dípticos dorados son del artista Fernando Prats. Crédito: Gentileza Manolo Yllera

En el dormitorio, cristales de Paolo Venini montados sobre placas metálicas, sillón francés de los años 50 y mesa modelo 'PK61', del eximio diseñador danés Poul Kjaerholm. Junto a la cama, sillón de Joseph André Motte y escultura River Styx de Dimitri Hadzi.

"El arte que colecciono trata de manera indirecta el espacio y la arquitectura. Hay un punto atemporal; descubro una historia y un sentido diferentes en cada obra, dependiendo de mi evolución, de la luz o de la manera en que las uno".

Sobre la cómoda, dos obras de Fernando Prats.
Sobre la cómoda, dos obras de Fernando Prats. Crédito: Gentileza Manolo Yllera

Competan el espacio un sillón tapizado en combinación de verdes estilo Gio Ponti y una mesita americana.

Texto: Lucrecia Álvarez.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios