El caso de Débora Pérez Volpin reavivó el recuerdo de la muerte de Ricardo Fort: cómo sigue la causa

El hermano del fallecido mediático cuestionó al sanatorio de la Trinidad
El hermano del fallecido mediático cuestionó al sanatorio de la Trinidad
Paula Soler
(0)
8 de febrero de 2018  • 11:58

La muerte de Débora Pérez Volpin sigue generando repercusiones, no sólo en el ámbito público, donde las expresiones de cariño se mezclan con la indignación ante la muerte temprana. También en el ámbito médico, y en breve, en Tribunales, por la apertura de la causa de homicidio culposo contra el cuerpo médico del Sanatorio de la Trinidad que practicó la endoscopía en la que murió la periodista. En esa misma clínica falleció en 2013 Ricardo Fort , por lo que su hermano Eduardo fue quien ayer se encargó de recordar el hecho que determinó que los Fort inicien acciones legales por mala praxis. Según pudo saber LA NACION, la causa está abierta y hay diez médicos imputados.

"¿Y ahora qué mentira van a decir? ¿Con qué mentira lo van a tapar?", escribió Eduardo en referencia a las explicaciones que en su momento le habían dado desde la Trinidad. Recordemos que Ricardo había sido internado para ser operado de la rodilla y tras su fallecimiento desde la Trinidad se había argumentado que el empresario había muerto por una hemorragia masiva. No obstante, la familia dudó de esas razones e inició acciones legales, tal como hoy por hoy hace la familia de Pérez Volpin.

La causa de los Fort contra la clínica aún sigue en pie. El abogado de la familia, Ignacio Irurzun, habló con LA NACION y dijo que, como la clínica nunca informó cuál fue la razón de la muerte del empresario, la causa que abrieron aún no ha pasado a una segunda etapa. "A casi cinco años de la muerte de Ricardo, aún no sabemos de qué se murió. La razón de la hemorragia masiva que la clínica argumentaba fue descartada por los peritos de parte, por la facultad de medicina y por el cuerpo forense", explicó.

En marzo del año pasado la Justicia había desestimado la mala praxis contra los médicos que atendieron a Fort en los momentos previos a su muerte. No obstante, en mayo, tras la apelación de la familia del empresario, la Cámara del Crimen revocó el que fue el segundo sobreseimiento de los médicos.

En marzo de 2017 el juez Diego Slupski había dicho: "Todos los médicos que estuvieron a cargo de la atención de Fort durante su última internación llevaron a cabo las prácticas debidas conforme al cuadro que presentaba y atendieron con diligencia y pericia el estado que transitaba. No podría, de ningún modo, vincularse la negligencia médica que, desde un plano conjetural, pudiera atribuirse a los profesionales que atendieron a Fort con su muerte, en tanto respondió a una causal distinta y realmente ajena a su intervención".

Incluso, el informe de la Faculta de Medicina en el cual se basó el juez, indicaba que el deceso fue inevitable y los médicos actuaron de manera correcta: "Aunque (Fort) murió presentando una infección generalizada con la forma clínica de -sepsis-, no fue tal la razón que condujo al deceso. Murió de manera súbita y a raíz de una obstrucción coronaria que determinó la génesis de una arritmia irreversible".

Pedirán la opinión de un tercer cuerpo de especialistas

Irurzum explicó que pedirán la opinión de un tercer cuerpo de especialistas, la de la Academia Nacional de Medicina. "Le hemos enviado a la academia unas preguntas para la ampliación de las pericias y así determinar si la obstrucción coronaria de la cual habla el informe era previsible o no. Además, queremos saber qué recaudos se debían tomar en su momento y que se informe qué grado de incidencia tiene la sepsis en el caso de la muerte súbita. Es que el argumento de la clínica es que sufrió una sepsis que causó la muerte súbita. Pero para nosotros fue una sepsis generalizada, y para los especialistas de la Facultad de Medicina es que sufrió una sepsis que ocasionó la muerte súbita. Todos los médicos admitieron una sepsis, pero hay que ver en qué pudo haber influido la misma en la muerte súbita. También queremos que la academia conteste cuáles son los síntomas de un shock séptico y si los médicos pudieron prever si Fort atravesaba un shock o si el mismo estaba oculto".

El abogado explicó que para los forenses estaba claro que fue una muerte por sepsis generalizada, pero que desde la Facultad de Medicina se declaró fue una muerte súbita, lo que implicaría que los médicos no son responsables.

"Nosotros creemos que fue por sepsis generalizada -dijo-. Entonces se pidió la declaración testimonial de dos médicos que habían producido un informe anátomo patológico. Según lo que dicen los médicos forenses, hubo homicidio culposo y su informe apunta a determinados médicos que intervinieron en el tema del tratamiento".

Según Irurzum, en marzo el juez de la causa ya podría emitir una resolución al respecto. Por otra parte, explicó que más allá de que el caso de Fort pueda ser un precedente o no, llama la atención que "la muerte de Pérez Volpin, que es muy shokeante, haya ocurrido en La Trinidad y que estemos en una situación paralela en la que también se desconoce la causa de la muerte".

Ahora, la causa debe seguir su curso y la familia Fort, al parecer, no puede dejar de relacionar la muerte del empresario mediático con el triste desenlace de Pérez Volpin.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios