‘Recreo’: apuntes de la histeria cotidiana en la crisis de los 40

En el triángulo que integran los personajes de Juan Minujín, Pilar Gamboa y Jazmín Stuart está el punto fuerte de la película
Diego Brodersen
(0)
8 de febrero de 2018  • 11:00

‘Recreo’

Carla Peterson, Juan Minujín, Fernán Mirás, Jazmín Stuart. Dirigida por Hernán Guerschuny y Jazmín Stuart/Tres estrellas

Tercer largometraje de Hernán Guerschuny y segundo de Jazmín Stuart, Recreo vuelve al viejo truco de la reunión de amigos como motor de arranque para la catarsis emocional (o psicosexual). Dicho lo cual, hay más de un apunte interesante en la historia, en particular dentro del triángulo que integran los personajes de Juan Minujín, Pilar Gamboa y la propia Stuart: la crisis de los 40, la enorme carga cotidiana de la maternidad/paternidad, la aparente necesidad de mantener más o menos en orden los conceptos de pareja y familia. Los dueños de la quinta que hace de escenario para la comedia y el drama (Carla Peterson y Fernán Mirás) están un poco más cerca de la macchietta y sólo al final se convierten en reservorios de humanidad. Los momentos más intensos del film no están ligados a los mecanismos de suspenso del guión ni a los giros humorísticos, sino a pequeños apuntes de histeria cotidiana, gestos de hastío disueltos al instante y la insoportable incomodidad de sentirse solo aun en compañía. Por suerte, Recreo no termina ni en la misantropía ni en el epílogo tranquilizador, aunque en la búsqueda de ese equilibrio caiga en el costumbrismo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.