Unión-Arsenal, por la Superliga: el Tatengue debió conformarse con un empate ante el último de la tabla

8 de febrero de 2018  • 23:59
Soldano no puede con la marca de Monteseirin Fuente: Télam

De local, ante su incondicional público y frente al último de la tabla de posiciones y uno de los más comprometidos con el promedio. Así se presentaba para Unión el partido de ayer contra Arsenal, ideal para que el equipo tatengue volviera al triunfo tras su caída ante Rosario Central en la fecha anterior y trepara al segundo lugar de la Superliga. Sin embargo, fue 0-0, con las gargantas cerradas y el corazón herido, porque el local extrañó a Lucas Gamba, que no pudo jugar por las fracturas en dos costillas sufridas por el golpe que recibió del defensor colombiano Oscar Cabezas en la jornada previa.

En el balance, el punto que se llevó cada uno fue un alivio. Porque Unión pudo perder el encuentro, sobre todo cuando Facundo Quintana falló en la resolución en los últimos minutos. Y porque Arsenal, que pudo quedarse sin nada en la última jugada, completó dos juegos seguidos sumando, con empates y sin recibir goles. De todos modos, para el equipo del Viaducto, el vaso de la temperada continúa bastante vacío.