El Muro de Berlín lleva tanto tiempo derribado como el que estuvo en pie

Pasaron 10.316 días pero la idea de construir muros permanece vigente. Cuáles fueron las transformaciones del antiguo bloque oriental Fuente: Reuters Crédito: HANNIBAL HANSCHKE
11 de febrero de 2018  

"En 1983, mis padres cruzaron el Muro de Berlín con dos chicos al hombro y otro (yo) en camino para llegar accidentalmente a Canadá. Es bueno que el muro sea hoy una curiosidad histórica y un sitio de recogimiento antes que una barrera entre el control y la libertad", escribió en Twitter Mark Kersten el lunes 5. Kersten citaba un tuit mucho más popular que impactó en la red social. El domingo, un tal Milos Vojinovic, de apenas 394 seguidores, subió a Twitter un mapa político de la ciudad de Berlín con la silueta del muro surcándolo como una ominosa serpiente roja. Y escribió: "El Muro de Berlín estuvo en pie por 10.316 días y mañana se cumplirán 10.316 días desde que se fue". La repercusión del dato, tan evidente como impactante, fue formidable. El desconocido Vojinovic obtuvo 57 mil retuits y 130 mil favs en pocas horas.

Veintiocho años, dos meses y veintiséis días. Esa es la cantidad de tiempo que el Muro de Berlín duró entre su construcción, pasada la medianoche del 13 de agosto de 1961, y su caída definitiva, el 9 de noviembre de 1989. Y esa es la misma cantidad de tiempo que lleva la originalmente llamada "Barrera de protección antifascista" perdiéndose en el espejo retrovisor de la historia aunque su carga simbólica acaso nos acompañe siempre. Berlín es una sola y la guerra fría un fetiche de la cultura vintage con el fenómeno de la Ostalgie (nostalgia del este) desparramado en películas (Good bye Lenin) y hasta un museo temático de la RDA (la vieja Alemania Oriental), pero la idea de levantar barreras permanece activa en un mundo paradojalmente globalizado. ¿Quién hubiera pensado en 1989 que la amenaza de un muro iba a volver desde las entrañas del idealizado oeste encarnado en la democracia liberal? ¿Que Putin y Trump, líderes de Rusia y Estados Unidos, iban a guiñarse los ojos como en el póker?

Caída del muro de Berlín

03:55

En tanto, el este de Europa, integrado por aquellos países tan rehenes del expansionismo alemán como del soviético, dejó de ser el vecindario más allá de la cortina de hierro para conformar un bloque heretogéneo cuyos bordes se definen entre la aceptación de la Unión Europea (el estereotipo del "plomero polaco" como trabajador migrante) y el distanciamiento con la omnipresente Mother Russia. En todo este tiempo pasaron de las dictaduras socialistas a las políticas de shock neoliberales y de la asunción de mafias corporativas al reverdecer de nacionalismos soterrados en los años soviéticos. Identificados antes con una retórica internacionalista, son ahora los más reacios a aceptar la ola migratoria que les llega vía Turquía. ¿Cuáles fueron las transformaciones del antiguo bloque oriental en estos 10.316 días?

TEMAS EN ESTA NOTA