Dudas sobre la causa que provocó la muerte de Pérez Volpin

Familiares, amigos y mucho público se acercó a la Legislatura a despedir a Débora Pérez Volpin
Familiares, amigos y mucho público se acercó a la Legislatura a despedir a Débora Pérez Volpin Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
La Justicia tendrá que reconstruir las horas previas a la endoscopía, determinar quién la ordenó y qué estudios derivaron en la práctica clínica que resultó fatal
Fabiola Czubaj
María Ayzaguer
(0)
9 de febrero de 2018  

Uno de los interrogantes que intentará responder el informe final de la autopsia del cuerpo de la legisladora porteña Débora Pérez Volpin es clave para comprender qué pudo haber causado su muerte: el diagnóstico de la enfermedad que le provocaba los fuertes dolores estomacales.

La única precisión hasta hoy sobre las horas previas es que la paciente había quedado internada en el Sanatorio de la Trinidad por un fuerte dolor abdominal. Resta reconstruir judicialmente desde quién indicó la endoscopía y por qué diagnóstico presunto hasta si fue un control de rutina.

Más allá de la investigación de los actos médicos que se sucedieron en el quirófano donde se le hizo la endoscopía a Pérez Volpin, los estudios a cargo de reconocidos profesionales del Cuerpo Médico Forense permitirían ponerle un nombre a lo que le causaba un problema de salud.

Según reconstruyó LA NACION, un profesional -quizá de cabecera- le había indicado un análisis de laboratorio en el que varios resultados aparecieron fuera del rango normal. Esto y sus síntomas habrían hecho sospechar de un cuadro más grave durante la consulta que hizo el lunes pasado en el Sanatorio de la Trinidad, donde quedó internada para más estudios. Eso incluyó una resonancia magnética en la que se detectó una inflamación digestiva que "comprometía varios órganos", pudo conocerse.

La familia abrió una investigación en la Justicia
La familia abrió una investigación en la Justicia Fuente: Archivo

Se programó una endoscopía digestiva alta para explorar y poder llegar a un diagnóstico. Con resultados prequirúrgicos que los médicos tratantes consideraron normales (coagulación y electrocardiograma), se hizo el estudio al día siguiente.

El procedimiento fue en el quirófano del sanatorio. Estuvo a cargo del gastroenterólogo Diego Bialolenkier y la anestesióloga Nélida Puente, que recibieron a la paciente cerca de las 17 del martes pasado. Le explicaron en qué consistiría el procedimiento y Puente inició la sedación.

Se decidió que la exploración endoscópica sería ascendente, desde el duodeno hacia el esófago, porque así lo habían sugerido las imágenes de la resonancia magnética.

Melina Fleiderman, en PM sobre la muerte de Débora:

6:49
Video

Bialolenkier introdujo el endoscopio y cuando recién comenzaba la exploración en la pantalla a la que transmite las imágenes la cámara del extremo del dispositivo, la paciente se descompensó. A partir de ese momento, según distintas fuentes, se sucedió una serie de procedimientos para revertir "una caída brusca de la saturación de oxígeno".

Los relatos, que investigará la Justicia, indican que esas maniobras incluyeron un intento de intubación que falló por un enfisema (acumulación de aire) en la región alta del tórax, la colocación de una mascarilla laríngea de resucitación y las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), que el examen del cuerpo en la autopsia habría confirmado.

En esas maniobras también participaron profesionales de terapia intensiva y cardiología del sanatorio.

La diputada y periodista estuvo al frente del programa Arriba Argentinos durante doce años; dejó su rol como conductora para lanzarse a la política en 2017
La diputada y periodista estuvo al frente del programa Arriba Argentinos durante doce años; dejó su rol como conductora para lanzarse a la política en 2017 Crédito: Twitter

La muerte se declaró a las 18.15. Su padecimiento aún sigue sin un nombre. De la autopsia trascendió que tenía lesiones en la mucosa digestiva a la altura del esófago y el estómago. Los exámenes microscópicos intentarán determinar, por ejemplo, su antigüedad. "En 40 años de experiencia no vi una muerte por endoscopía. No tengo noticias de muerte por perforaciones derivadas de problemas endoscópicos", contó a LA NACION el doctor Ernesto Da Ruos, perito de la familia y ex director del Hospital de Clínicas.

Fue cauto, ya que rige el secreto de sumario en la causa, a cargo del juez Gabriel Ghirlanda. Da Ruos opinó que es "muy raro" que un endoscopio pueda causar perforaciones.

De hecho, en los casos en que han ocurrido lesiones, se han podido reparar. Dijo también que la sedación fue corta y con un hipnótico que el cuerpo elimina rápido. Los peritos de parte habrían coincidido preliminarmente en que en el cuerpo no había rastros de drogas anestésicas. "Se hizo en un lugar apropiado con todas las reglas, a lo mejor no hubo tiempo [de recuperar a la paciente] por la gravedad del cuadro", indicó Da Ruos.

El abogado de la familia de Débora Pérez Volpin apunta contra la endoscopía (fuente: Todo Noticias)

7:24
Video

Diego Pirota, abogado de la familia, dijo a LA NACION: "Estamos aguardando la finalización del informe pericial que saldrá el viernes que viene para analizarlo y decidir un curso en nuestro proceder en la causa".

Todas las partes consultadas coincidieron en que, cuando estén disponibles los resultados anatomopatológicos e histológicos, en una semana, se confirmará o no lo que anteayer observó la decena de profesionales que participaron en la autopsia. Hoy, la fiscal Nancy Olivieri comenzará a pedir declaraciones testimoniales.

  • "En 40 años de experiencia no vi una muerte por endoscopía"
  • "Tiene que haber algún cuadro previo, tocar algo muy frágil, una imprudencia o muy mala suerte"

Ernesto Da Ruos

Perito de la familia

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.