Suscriptor digital

Como las mujeres de la realeza, Mirtha Legrand también tiene su "guardarropa arcoíris"

El maquillaje, que siempre resalta sus ojos claros, y el peinado "muy legranesco" son las constantes de su estilo, tan colorido como audaz. FOTO: Tadeo Jones
El maquillaje, que siempre resalta sus ojos claros, y el peinado "muy legranesco" son las constantes de su estilo, tan colorido como audaz. FOTO: Tadeo Jones
(0)
16 de febrero de 2018  • 15:04

No caben dudas. Es una de las mujeres más elegantes de Argentina y sus looks siempre dan que hablar. Vestida con tailleurs o con trajes de noche largos en colores "shock", Mirtha Legrand creó su propio estilo, que hoy es una marca registrada en el showbiz local. De la mano de Héctor Vidal Rivas, su colaborador incondicional, la reina de los almuerzos apuesta desde siempre por el talento argentino y elige (tanto para sus programas como para los compromisos a los que asiste) diseños de creadores nacionales. Diva a tiempo completo, Mirtha no repite un outfit salvo en contadísimas excepciones y puede llegar a cambiarse hasta tres veces por día. Hay algo que se mantiene intacto: sus accesorios son del cofre personal.

La diva de la televisión convirtió los colores en su sello más personal. FOTO: Agencias
La diva de la televisión convirtió los colores en su sello más personal. FOTO: Agencias

La reina arcoíris

La revista Vogue, biblia de estilo, la define como una de las mujeres más glamorosas de Gran Bretaña y la reconocida diseñadora de modas italiana Miuccia Prada la ubica en el podio de las "más elegantes del mundo". Durante más de sesenta años como figura destacada en el escenario mundial, Isabel II rara vez dio un paso en falso en materia de vestuario. Con su particular estilo, la Reina abordó el protocolo de vestuario real con sensibilidad, considerando las reglas pero sin dejarse gobernar por ellas. Y aunque en privado prefiere las polleras escocesas, las chaquetas Barbour, las botas de lluvia y los pañuelos en la cabeza, en los actos públicos brilla con gracia y un estilo atemporal. Quizá lo que mejor define su guardarropa es su predilección por los colores vivos. "No puedo usar beige porque la gente no sabrá quién soy", dijo alguna vez. El diseñador Stewart Parvin, creador de algunos de sus más recordados vestidos de noche, la definió a la perfección: "Definitivamente ella no tiene la actitud de alguien de su generación. Es juvenil en su actitud ante la vida y se relaciona fácilmente con gente de la mitad de su edad. Creo que esto lo demuestra en su forma de vestir".

En sus viajes al exterior suele llevar diseños con colores que hacen referencia a la bandera del país que visita. FOTO: Agencias
En sus viajes al exterior suele llevar diseños con colores que hacen referencia a la bandera del país que visita. FOTO: Agencias

Máxima, su Majestad de los colores

Está acostumbrada a levantar suspiros fashion adonde quiera que va. Y no por nada la revista Vanity Fair la incluyó en su lista de las mejor vestidas del año, un ranking que lidera entre las royals del mundo. Es que desde hace diecisiete años, cuando aún era la economista argentina que se enamoró del entonces príncipe de los Países Bajos, Máxima de Holanda plasma su "soleada" personalidad en cada uno de los atuendos que elige para asistir a compromisos oficiales, en los que siempre deslumbra con su simpatía y elegancia.

Dueña de una impronta que perfeccionó a lo largo del tiempo, Máxima es amiga de los colores y una experta a la hora de combinarlos. Fanática de los vestidos a la rodilla -que suele elegir con escote bote y mangas francesas-, la madre de las princesas Amalia, Alexia y Ariane "brilla" con diseños plenos en sus tareas diurnas. ¿Sus accesorios preferidos? Las pamelas, los tocados y los pillbox de Fabienne Delvigne -su milliner preferida-, que siempre dan en la tecla cromática y las joyas, que combina con la maestría de una auténtica reina de estilo.

Los vestidos que elige en Natan suelen "brillar" en algún tono del arcoíris y los acompaña con stilettos en composé de Gianvito Rossi y Jimmy Choo, sus firmas de zapatos preferidas. FOTO: Agencias
Los vestidos que elige en Natan suelen "brillar" en algún tono del arcoíris y los acompaña con stilettos en composé de Gianvito Rossi y Jimmy Choo, sus firmas de zapatos preferidas. FOTO: Agencias

Kate, la Duquesa multicolor

¡Un arcoíris de estilo! Desde que se puso de novia con el príncipe William los ojos del mundo se posaron sobre ella y la expectativa por saber cómo luciría la duquesa de Cambridge en cada una de sus apariciones públicas creció a la par de su popularidad. Ícono de moda, es considerada una especie de "reina Midas" del fashion, el llamado "efecto Kate" y todo lo que usa se agota en cuestión de minutos. La duquesa -al igual que la reina Isabel II- no les tema a los colores y convirtió en su sello personal animarse a una amplia paleta de tonos en la que sobresalen los azules, los rojos y los azules. Sabe como pocas realzar su silueta y los vestidos y los tapados a la rodilla -que siempre marcan su cintura- dominan el guardarropa real. Kate puede impactar con un diseño de Dolce & Gabbana, un Carolina Herrera o equipo de Alexander McQueen, pero también marca tendencia con prendas low cost, como Zara y H&M. Esa mezcla es lo que la vuelve cercana y adorada por todas.

¿Los infaltables? Stilettos en negro y nude de sus marcas favoritas: Gianvito Rossi, L.K. Bennett, Jimmy Choo, Aquatalia y Stuart Weitzman. FOTO: Agencias
¿Los infaltables? Stilettos en negro y nude de sus marcas favoritas: Gianvito Rossi, L.K. Bennett, Jimmy Choo, Aquatalia y Stuart Weitzman. FOTO: Agencias

Matilde, al igual que su íntima amiga Máxima

Muchas veces hemos escuchado la frase "todas las comparaciones son odiosas", pero en el caso de Matilde y Máxima cualquier "competencia" entre ellas se desvanece gracias a la íntima amistad que mantienen desde hace años. Además de haber cosechado el título de "reinas gemelas" por su forma tan parecida de vestir. La soberana de los belgas logró encontrar en la sobriedad, la elegancia y los tonos lisos su marca registrada. Ella -la mujer nacida en Uccle el 20 de enero de 1973, de familia aristocrática, que se casó con el príncipe Felipe en diciembre de 1999- no les teme a los colores y enamora al mundo con su simpatía y su colorido guardarropa. Por lo general, elige llevar vestidos clásicos, a la rodilla, con escote redondo, que "decora" con accesorios muy poco llamativos: le gustan los guantes cortos, los broches sobre su hombro izquierdo, los pendientes y las pulseras finitas de brillantes o doradas. Salvo en contadas ocasiones, Matilde siempre se inclina por stilettos, que procura llevarlos a tono con sus outfits.

Las creaciones de Edouard Vermeulen para Natan y los tocados de la sombrerera Fabienne Delvigne suelen ser los elegidos de Matilde para no pasar desapercibida. FOTO: Agencias
Las creaciones de Edouard Vermeulen para Natan y los tocados de la sombrerera Fabienne Delvigne suelen ser los elegidos de Matilde para no pasar desapercibida. FOTO: Agencias

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?