Suscriptor digital

"Tengo 42, conocí un hombre pero no me vuela la cabeza: ¿debo decirle que sí?"

Crédito: Shutterstock
Consuelo
(0)
9 de febrero de 2018  • 18:45

Consuelo,

Estoy llena de preguntas, y tus respuestas me parecen tan acertadas e interesantes que llegó el momento de consultarte.

Tengo 43 años y no he logrado establecer una relación que me permita armar una familia, cosa que ya estoy descartando porque la biología no perdona. Usé mi derecho a decidir siempre (cuidándome) y también pensé en el derecho de un niño, de manera que solo viniera si había una familia, con mamá y papá que lo recibieran en un hogar. No pasó lamentablemente.

Bueno, trabajo muchísimo, mi trabajo funciona todo lo bien que no pude hacer funcionar mi parte personal (suerte en el trabajo pero no en el amor ja). Así que tengo poco tiempo. Pragmática, me inscribí en las páginas de parejas, y la verdad hay mucha gente sola, valiosa, buscando a alguien. No me cuesta vincularme, pero me lleno de dudas.

Conocí a alguien, íntegro, buenísimo, trabajador, un encanto por donde lo quieras ver. Nos reunimos dos veces. Pero no me atrae. Me aburre más bien. Toda mi parte racional dice "avanzá porque podés armar una linda vida con esta persona". Pero la magia no está y ya no sé qué pensar. Para colmo de males, este hombre no se da por enterado que casi estoy retrocediendo y me estoy preguntando como decirle de una manera amable que no sigamos saliendo. ¡Estoy tan grande para esto! Así me siento.

Y me pasa esto, que siempre falta algo. No creo tener expectativas exageradas, pero necesito sentirme complementada, motivada, que me guste la vuelta de su oreja, y que me parezca una persona confiable realmente. Los hombres parece que ahí nomás les cierra probar a ver qué pasa, no sé si les da lo mismo cualquier mujer promedio, o son mucho más pragmáticos que yo. Pero estoy perdida, tal vez es momento de decretar vacaciones de hombres y no buscar a ver que se ve, porque no me está funcionando.

Me gustaría tener tu opinión sincera, yo estoy bien, tal vez estas opciones de páginas no son para todos.

Gracias y saludos

La Soltera Dubitativa (42)

Querida Soltera:

Lo que planteás es un dilema muy común en esta época, que creo que muchas y muchos compartirán. O más bien dos dilemas que están relacionados: por un lado, ¿cómo comprometerse con alguien si siempre "falta algo", si una siempre se siente tentada de esperar a que aparezca "algo mejor"? Y por el otro, ¿qué es mejor, formar una familia con alguien aunque no sea perfecto o correr el riesgo de quedarse sola? No son preguntas que tengan respuestas unívocas: dependen de los deseos de cada uno, y lo más importante es sincerarse con esos deseos y aprender que hay que elegir y tratar de vivir con las consecuencias de esas elecciones de la forma más feliz que nos salga.

Vos empezás lamentándote por no haber formado una familia, como si fuera una decisión ajena a vos: y no estoy segura de que sea necesariamente así. Las cosas que atravesamos en la vida son una mezcla de lo que decidimos y las circunstancias que nos tocan: ni controlamos todo, ni estamos completamente "desamparados" ante los devenires de la existencia. Quizás no te cruzaste con ninguna persona con la que pudieras formar pareja, pero también me parece que te debés haber encontrado con muchos tipos que te ofrecían una pareja, un matrimonio, una familia. Elegiste decir siempre que no, ¡y no hay nada de malo con esa elección!.

Te pongo esto en claro para que entiendas que sí, quizás vos tenés un umbral alto, pero no es un problema, es tu forma de ser nada más. Me decís que para los hombres es "más fácil" porque son menos exigentes: yo creo que hay hombres y mujeres que son así. Hay personas para las que formar una pareja es tan vital que son capaces de "ceder" en más cosas para sostenerlas; hay otras que, como están bien solas, se ponen más demandantes. Me parece que este es tu caso: sonás como una mina independiente que no necesita tener un hombre al lado todo el día para ser feliz. Lo primero que te recomiendo, entonces, es pensar en esto, y tal vez aceptar que la pareja no es para vos, que no es la forma en la que querés organizar tus afectos y tu felicidad.

Dicho esto: este tipo que conociste en una página no te atrae en lo más mínimo, ¡dejalo! Nada bueno sale de salir con alguien sin convicción. Yo no abandonaría las páginas porque, como vos decís, ahí hay mucha gente interesante, y que este tipo no te guste no significa que no vayas a encontrar uno que sí. Pero no vayas buscando "una pareja": quizás no es el modelo que más te cierra, quizás a vos te gusta vivir sola y conocer gente y "ver qué onda". Date esa oportunidad de conocer gente sin presiones.

Y si lo que más te interesa es ser mamá, sin pasar por la pareja y el matrimonio (algo en tus palabras me dice que es así), ¡perfectamente podés hacerlo! La biología no perdona, es verdad, pero el mundo está lleno de chicos de todas las edades que por diversas circunstancias se quedaron solos, y serían muy afortunados de tenerte como mamá. Si te interesa, empezá a investigar el tema, es menos difícil de lo que muchos creen, especialmente si estás dispuesta a adoptar un chico más grande (no un bebé). Y no te enganches con que "no va a tener papá": el amor viene en todos los colores, y las familias también.

Contame después cómo sigue tu historia.

Un cariño,

Consuelo

Consuelo estará disponible para resolver todos los conflictos digitales que lleguen a la casilla modalesdebolsillo@lanacion.com.ar , como comentario a esta nota o a la cuenta de Facebook de LA NACION. Si la consulta es comprometedora, cuidará el anonimato del remitente.

Por: Consuelo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?