Socialismo moderno: ¿hay otra China?

Luis Palma Cané
Luis Palma Cané PARA LA NACION
El gigante asiático definió recientemente su ¿nuevo? modelo
(0)
11 de febrero de 2018  

-¿Cuál es el modelo político bajo el que se mueve hoy China?

-En el último bimestre de 2017 hubo en China dos reuniones claves para analizar su futuro: el XIX Congreso del Partido Comunista Chino (PCCh) y la Conferencia Económica. El Congreso eligió al presidente Xi Jinping para un nuevo mandato de cinco años, dándole un poder solo comparable al que en su momento detentó Mao: secretario general del PCCh, presidente de la Comisión Central Militar, jefe de Estado y presidente del máximo nivel político (Politburó). Más aún: los lineamientos del futuro político de la república, elaborados por el presidente ("Pensamiento de Xi Jinping sobre el Socialismo Moderno Chino para una Nueva Era"), fue incluido en la Constitución del PCCh. Los pilares políticos de este "nuevo socialismo" son: fortalecimiento del partido único; centralización del poder en el presidente; fuerte política anticorrupción y férreo control de los medios de comunicación. Nada nuevo: todo el poder para Xi, en un modelo político basado en una dictadura de partido único y concentración del poder.

-¿Y cuál es la estrategia económica?

-La Conferencia Económica definió la estrategia con el objetivo general de "aumentar la capacidad de innovación, mejorar la competitividad y evitar los desequilibrios". Reafirmó la política seguida a partir del inicio del primer mandato de Xi (2012/2017), esto es: sustituir el rápido crecimiento del período 1979/2012 por una expansión no tanto de "cantidad, sino de calidad". Seguirá así la estrategia de un crecimiento más suave, sustentado en reformas estructurales, suba del consumo interno, desarrollo de industrias con alto contenido de innovación y tecnología, apertura de la economía, adecuación de empresas estatales a esquemas de competitividad, inicio de la desregulación del sistema financiero y cambiario; todo sumado a una gradual reducción de la participación del Estado en la actividad. La economía creció al 9,8% promedio anual desde la reforma de 1978 hasta 2011. El esquema de "calidad por cantidad" desde 2012 dio lugar a una expansión promedio anual del 7,1%. Para 2018, la Conferencia prevé un índice "equilibrado" del orden de 6,5%.

-¿Existe un nuevo modelo chino?

-No, ni en lo político ni en lo económico. Se mantiene el conocido esquema dual: un sistema político dictatorial de partido único, acompañado por un modelo económico aún con elevado peso estatal. Solo el tiempo dirá si una profundización de la economía de mercado y de la incipiente apertura, con la consecuente mejora en los niveles de vida, podría atenuar la dictadura política.

El autor es economista

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.