La obra social de Moyano tiene los números en rojo y necesita cobrarle al Estado

Los números de la obra social de Camioneros

2:57
Video
La entidad sobrevive gracias a los fondos que le inyecta el sindicato de camioneros, su principal acreedor
Maia Jastreblansky
(0)
10 de febrero de 2018  

La obra social de Camioneros tiene a sus números en rojo. En su último balance, correspondiente al período 2016, tuvo pérdidas netas por $636 millones y sus deudas rozaron los

$2000 millones de pesos, mientras que sus activos no superaron los $700 millones. Todas cifras que exhiben un patrimonio negativo y una situación financiera en riesgo.

La prestadora de servicios médicos que conduce Hugo Moyano depende casi enteramente del flujo de dinero que le vuelca el gremio de Camioneros, su principal acreedor.

"Presenta una deuda con el sindicato de Camioneros por $1.498.181.536 que equivale el 77% de su pasivo total", escribieron los auditores en el balance contable de la Obra Social de Choferes de Camiones (Oschoca) al que accedió LA NACION. Los números de 2017 aún no están cerrados, pero desde el sindicato advierten que los saldos negativos no podrán revertirse hasta no recibir millonarios fondos de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS).

El crítico balance contable de Oschoca tiene, como contrafaz, una puja económica y política con el Gobierno. "Estamos preparando una denuncia ante la OIT para que envíen veedores a la Argentina. El Gobierno está reteniendo el dinero de la salud de los trabajadores y le debe a Oschoca $1500 millones. Nos discriminaron cuando anunciaron la reparación de la deuda con las obras sociales sindicales", señaló a este medio Daniel Llermanos, abogado penal de Moyano.

En agosto de 2016 Mauricio Macri , fruto de un acuerdo con la CGT, anunció el pago de una deuda histórica con las obras sociales sindicales. De una caja de $27.000 millones, se determinó que 2704 millones serían destinados al pago de prestaciones de salud de alto costo, mientras que otros $14.000 millones serían colocados en bonos 2020 (Bonar 20) a nombre de la SSS para que los intereses sean integrados al Fondo Solidario de Redistribución que se reparte entre las obras sociales. Oschoca reclama una parte sustancial de esos fondos, mientras se fondea con dinero del gremio.

Fuentes oficiales rechazaron el reclamo que hace el entorno Moyano. "Por expedientes de tratamientos médicos de alta complejidad hoy la SSS le debe a Oschoca entre 10 y 15 millones de pesos. Desconocemos de dónde surge el cálculo de $1500 millones que hace Camioneros", retrucaron. Agregaron que los números críticos de la obra social que conducen los Moyano "obedecen a una mala administración por los altos gastos en prestaciones médicas asistenciales".

Esta semana, la diputada de Cambiemos Graciela Ocaña le pidió al juez Claudio Bonadio que intervenga la obra social de los camioneros y denunció que Hugo Moyano desvía fondos de la salud de los trabajadores del gremio a empresas de su esposa, Liliana Zulet, que son grandes proveedoras de la obra social. Sobre todo Iarai SA que actúa como empresa gerenciadora. "Los mayores costos que paga Oschoca no son otra cosa que sobreprecios, a través de los cuales se transfieren fondos destinados a salud y servicios de los trabajadores en beneficio de sus empresas", dijo la diputada oficialista.

Números críticos

La obra social de camioneros, que alcanza a casi 200.000 pacientes entre trabajadores y familiares, arrastra un déficit que se fue incrementando año a año. En 2014 ascendía a $260 millones; en 2015, a $448 millones y en 2016, a $637 millones. "Oschoca presenta capital de saldo negativo y un índice de liquidez corriente inaceptable. No cuenta con márgenes mínimos para afrontar los compromisos en el corto plazo", señalaron los auditores contables.

Ese año, Oschoca tuvo gastos en prestaciones médicas por más de $2300 millones. Ocaña resaltó en su escrito que "el último balance firmado por Moyano muestra que mientras los aportes y contribuciones crecieron un 36% entre 2015 y 2016, los gastos prestacionales que facturan sus empresas familiares crecieron el 42%".

Oschoca depende fuertemente de los subsidios del sistema de salud, como el reintegro de la ex Administración de Programas Especiales (APE) y el SUMA, un subsidio que se distribuye anualmente entre todas las obras sociales de acuerdo al nivel de ingreso por afiliado. "La obra social tiene una situación financiera delicada pues solo cuenta con un tercio de recursos para atender las deudas de corto plazo", calculó el perito contable Alfredo Popritkin .

Mientras vive de los fondos que le inyecta Camioneros, Oschoca, sin fondos, debió dejar en manos del gremio un activo clave, el Sanatorio Antártida. Se trata del establecimiento que Moyano inauguró a principios de año. A ese corte de cinta asistió el ministro de Trabajo Jorge Triaca. Poco después, la relación entre el líder de Camioneros y el Gobierno alcanzó su pico de tensión.

Pedido de auxilio a la OIT

  • El extitular de la CGT, Hugo Moyano, denunciará al Gobierno ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y pedirá que "cese la conducta persecutoria" contra Camioneros.
  • La presentación será realizada por Moyano próximo 22 de febrero, un día después de la movilización convocada por el gremio a la Plaza de Mayo, a la que se sumaron las dos CTA, sectores de la CGT y los movimientos sociales.
  • Los voceros de Moyano anunciaron que la denuncia "será dirigida a la OIT con sede en Ginebra para que sea resuelta en la próxima conferencia para que el Estado cese la conducta persecutoria" y solicitará que envíen una misión de expertos internacionales a la Argentina para "verificar el cumplimiento de los convenios".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.