Pasó de dormir en la calle a crear un restaurante exitoso en París

De indigente y lavaplatos a chef con estrella Michelin

1:57
Video
(0)
9 de febrero de 2018  • 23:32

Cuando el chef libanés Alan Geamm llegó a París hace casi dos décadas cuenta que tuvo que dormir en un parque de la ciudad, sin dinero y sin saber el idioma. Luego pasó a ser empleado en un restaurante como lavaplatos. Pero su gran pasión de niño era cocinar. Y hacia ese sueño fue y esta semana su restaurante, que se encuentra a pasos del arco del triunfo, recibió su primera estrella Michelin.

Geamm, que hoy tiene 43 años, cuenta que de niño veía programas de gastronomía en vez de dibujos animados. Y dice que comenzó a cocinar en el servicio militar en el Líbano. El coronel de su regimiento quedó tan impresionado que lo convirtió en su chef personal.

El hace hincapié en que sus triunfos vienen de las enseñanzas de sus padres, que perdieron todo en su país y luego la guerra civil en Líbano. Trabajar en un almacén con su padre a los 10 años lo educó en los negocios. "Mi madre me enseñó a amar a la gente y a cocinar", dice.

Geamm relata cuándo fue que dio el salto y se pudo mostrar en una cocina. "En el restaurante donde trabajaba lavando platos, el chef se lastimó con un cuchillo. Había 14 reservas a la vez. Entonces, dije que conseguiría una solución al instante, que cocinaría porque siempre había estado mirando y aprendiendo. Al final de la noche todos estaban deleitados. Mi jefe me dijo: Veo que sabes cocinar". Ese fue el despegue.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.