El chelo cruza las fronteras clásicas y se mete en la Web

En YouTube se viralizan cada vez más videos de virtuosos chelistas; el caso de Sheku Kanneh-Mason sorprende masivamente
En YouTube se viralizan cada vez más videos de virtuosos chelistas; el caso de Sheku Kanneh-Mason sorprende masivamente
Mauro Apicella
(0)
11 de febrero de 2018  

Hace dos años, el premio que la BBC instauró hace 38 años para jóvenes músicos, fue otorgado por primera vez a un artista negro: Sheku Kanneh-Mason, un muchachito londinense de origen afrocaribeño, de 16 años, que tocaba magníficamente el violonchelo. Viene de una familia de siete hermanos, todos dedicados a la clásica.

Hoy, a los 18, Sheku es el tercero (y el más famoso) de este clan que comienza con Isata (pianista) y continúa con Braimah (20, violinista), Sheku (chelista), Konya y Jeneba (ambas pianistas, de 17 y 15 años, respectivamente), Aminata (12, violinista) y Mariatu (8, chelista). La familia se hizo famosa cuando participó en uno de los programas más vistos de la televisión inglesa: Britain's Got Talent. Llegaron hasta la semifinal, donde comenzaba a jugar fuerte el voto del público.

Esa fue la gran vidriera para esta familia inglesa con ancestros en Antigua y Barbuda, pero no lo que determinó su carrera artísticas. En 2013, la mayor del clan tuvo el apoyo económico de Elton John para hacer estudios de perfeccionamiento. Y desde esa época los tres más grandes llevan adelante un trío de piano, chelo y violín. Además, Sheku comienza, luego del premio de la BBC una promisoria trayectoria solista, con varios detalles para nada menores. En primer lugar, el rigor canónico en los repertorios clásicos, que lo impulsan a interpretar obras cada vez más exigentes. De hecho, hay muchas fichas puestas en él.

Como ganador del BBC Young Music de 2016 le prestaron un violoncello Amati de 1610, que utilizó para su debut en el Royal Festival Hall. Luego, gracias a un patrocinador privado y anónimo, se quedó con el instrumento a préstamo, pero de forma permanente. "El chelo ha sido comprado y me lo han prestado de una colección privada. Apenas puedo creerlo", dijo cuando le confirmaron que podía seguir tocando con ese Amati.

Aunque en dimensiones mucho menores que la música pop, la clásica también tiene su industria y sus cazatalentos que se dedican a buscar artistas en desarrollo. Luego del premio de la BBC, Sheku era una ficha puesta para el sello Decca, que acaba de editar un álbum en el que el chelista aborda desde obras de largo aliento, como el Concierto N°1 para Violonchelo y Orquesta en Mi Bemol Mayor Op. 107, de Shostakovich, con la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Birmingham, hasta "No Woman, No Cry", de Bob Marley. En el medio de ese ecléctico repertorio hay una pieza de Leonard Cohen, arreglos de Pablo Casals de una obra anónima y "El Cisne", del Carnaval de los Animales, de Camille Saint-Saëns. Inspiration se llama el álbum.

Los videos de Sheku en los que toca, con su chelo, las canciones de Marley y Cohen se viralizan en la Web. Y son un fenómeno de audiencia.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.