Beneficios: "Pude ayudar a mis padres gracias al trabajo"

(0)
11 de febrero de 2018  

Para la argentina Marcia Suárez, el programa de Barack Obama que benefició a miles de jóvenes indocumentados (DACA) le regaló la independencia que tanto deseaba. "Pude empezar a trabajar y mis padres no tenían que pagar mi universidad. Eso fue un gran logro para mí", dijo a la nacion. Oriunda de Mendoza, se mudó a Nueva York con sus padres el día de su séptimo cumpleaños, en 2000.

"No había trabajo ni plata, fue un momento muy duro para mi familia", cuenta. Hoy tiene 23 años. A los 18 se convirtió en una dreamer. "Me sentí más independiente, podía ayudar a mis padres y no tenerlos constantemente ayudándome a mí", agrega, contenta por lo que significó el cambio.

"Ahora podría no solo trabajar para no ser una carga financiera para mis padres, sino también para seguir adelante en la vida: poder pagar la universidad a la que iba y obtener mi licencia", manifestó la joven argentina. "He sido indocumentada antes, así que no veo cómo las cosas cambiarían después de eso. Viviré de la misma manera que antes de DACA", dijo Marcia. "Mi vida no gira alrededor del DACA", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.