0

Nuestro Servicio Exterior, una tarea silenciosa

Parte I
0
12 de febrero de 2018  

Desde el Gobierno lo bautizaron la "integración inteligente", diferenciándola del pernicioso aislamiento que impuso la gestión anterior. La globalidad impone mayor conexión e intercambio. "Aislados no llegamos a ningún lado", sostuvo el presidente Macri, reafirmando un claro cambio de rumbo.

Lamentablemente, durante el régimen kirchnerista, al cerrarse el país al mundo se despreció al Servicio Exterior colmándolo de gente que no estaba capacitada para ejercer funciones profesionales tan específicas. Se trata de una delicada situación que nos llevará tiempo recomponer.

Actualmente, más de un millar de personas integran el Servicio Exterior de la Nación; 447 en el país y 565 en el exterior. Dentro de la administración pública nacional, representan el 0,14% sobre un total aproximado de 736.000 agentes.

Los diplomáticos con funciones en el exterior se encuentran diseminados por el mundo en 91 países y en 142 ciudades, en un total de 160 representaciones (bilaterales, multilaterales, centros de promoción y consulados). Con el inicio del milenio, la Cancillería sumó 16 nuevas sedes en el exterior: nueve embajadas -la última en Singapur-, cinco centros de promoción y dos consulados.

Casi un millón y medio de connacionales están actualmente radicados en el exterior. La importante tarea consular se desarrolla a través de nuestros 133 consulados y secciones que se focalizan en brindar la ayuda que se les pueda requerir, tratando de dar respuesta pronta y eficiente. El total de actuaciones durante 2016 sumó casi medio millón, lo que implicó un importante ingreso para el Estado nacional.

Atentados como el registrado en Barcelona o catástrofes climáticas como las que azotaron México y el Caribe han implicado un aumento de los esfuerzos de nuestros consulados para asistir a los argentinos afectados brindando información y contención a familiares.

Respecto de la actividad económica y comercial, vale recordar que la Cancillería asumió, hace ya más de 25 años, funciones de negociación económica y promoción comercial incorporando 173 funcionarios del Servicio Económico y Comercial Exterior. Desde entonces, ha llevado adelante ininterrumpidamente la realización de ferias y misiones hasta la reciente transferencia de estas funciones al Ministerio de Producción, a través de la creación de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional.

Esta dependencia busca optimizar el uso de recursos y de personal capacitado en las representaciones argentinas en el mundo en pos de obtener los mejores resultados posibles poniendo la experiencia y las capacidades del plantel diplomático al servicio de los objetivos de la política interna y externa del gobierno nacional. Una promoción comercial eficiente en el exterior involucra la participación de las 160 representaciones diplomáticas diseminadas por los cinco continentes. El primer contacto que hacen los empresarios, inversores e importadores con interés en nuestro país es generalmente con alguna de estas dependencias.

En el último año y medio, el Servicio Exterior organizó 125 ferias internacionales en 28 países y 56 misiones comerciales en el exterior, y recibió 20 misiones extranjeras. Asimismo, la Cancillería ha participado activamente en la conformación de las misiones comerciales a Alemania, China, Japón y los Países Bajos, encabezadas por el presidente Macri.

En los últimos dos años, nuestros diplomáticos también han asumido un papel relevante en las negociaciones comerciales con la Unión Europea y con diversos países del hemisferio. Asia-Pacífico, China y la India están hoy en el radar de las prioridades, así como la evolución de las negociaciones multilaterales. Conectarnos con mercados abiertos para nuestros bienes y servicios implica una mayor inserción internacional de nuestras empresas. Los frutos se miden en generación de inversiones y creación de empleos, sobre todo en el ámbito de las pymes y de las economías regionales.

En el contexto del sistema de solución de controversias de la Organización Mundial de Comercio (OMC), el Ministerio de Relaciones Exteriores trabaja en la defensa de los intereses de nuestros exportadores. Precisamente, gracias a gestiones llevadas adelante por la Cancillería, nuestro país ha recuperado el ingreso al importante mercado europeo de biodiésel, lo cual representa un flujo de exportaciones estimado en unos 1500 millones de dólares anuales. Recientemente, también se logró el reingreso de la producción de limones del noroeste argentino al mercado norteamericano, luego de llevar el caso ante el sistema de solución de controversias del mencionado organismo, abriendo un mercado potencial de más de 50 millones de dólares.

Por otra parte, tras 14 años de prohibiciones a los embarques de carne vacuna fresca, refrigerada o congelada de nuestro país a Estados Unidos, una demanda impulsada por nuestros diplomáticos en 2015, ganada ante la OMC, permitirá reanudar esas exportaciones. Se trata de un logro económico, entre muchos otros políticos a los cuales nos referiremos mañana.

Mañana: "Nuestro Servicio Exterior, importantes desafíos"

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.