0

El estreno perfecto de Delfina Merino después del premio: un gol a las británicas

El festejo del gol entre Merino y Granatto, en el segundo amistoso ante Gran Bretaña
El festejo del gol entre Merino y Granatto, en el segundo amistoso ante Gran Bretaña Crédito: Marcelo Manera
Gastón Saiz
0
12 de febrero de 2018  

El valor de un jugador o jugadora de hockey sobre césped se recorta si solo se circunscribe a un premio individual. Pero si su actualidad favorece al buen rumbo de un seleccionado, el combo queda completo.

Cuando apenas empiecen a acallarse los ecos del Mundial de fútbol Rusia 2018, la Copa del Mundo de hockey tomará cuerpo en Londres a partir del 21 de julio y hasta el 5 de agosto. La Argentina abrazó la gloria en este torneo en Perth 2002 y Rosario 2010, pero siente que ya es tiempo de golpear el tablero una vez más, sobre todo para recuperar la condición de seleccionado N° 1 del mundo en el ranking mundial.

¿Qué se puede esperar de las Leonas en la capital inglesa, con las campeonas olímpicas como anfitrionas? Por lo pronto, el entrenador Agustín Corradini reconocía a fines del año pasado que el gran déficit del equipo eran los córners cortos, un problema que quedó en evidencia en la última Final de la Liga Mundial, donde el seleccionado quedó fuera de las semifinales al perder con Nueva Zelanda. "Me da vergüenza", dijo el DT con un fuerte tono autocrítico y la promesa de paliar el asunto.

En la charla con LA NACION y con la mirada puesta en el futuro, Delfina Merino reconoce: "Hay que pulir cosas. Si las jugadoras de este plantel nos conociéramos desde hace 10 años, hoy la charla se daría desde otro lado. Pero somos conscientes de que todavía hay que mejorar en un montón de aspectos y el córner es uno de los puntos que estamos trabajando".

Sin embargo, en este análisis, la delantera va más allá de esa jugada fija que representa un factor decisivo en este deporte: "Así como el mejoramiento del córner, las más chicas tienen que sumar partidos internacionales, que lo están haciendo. Vamos por el buen camino porque hay buen material y porque hay jugadoras para rato, ya que la mayoría son campeonas del Mundial Junior. Y ahora se sumó al plantel la psicóloga Nelly Giscafré, que será fundamental ya que trabaja en toda la parte extra-hockey; si las cosas funcionan dentro del grupo, en la cancha será todo más fácil".

Después del viaje a Berlín, la gala, el brillo del premio FIH y las emociones, Merino volvió a sentir ayer las pulsaciones como jugadora en nuestro país y resultó clave, porque en el estadio Luciana Aymar de Rosario inició la recuperación en el segundo amistoso ante Gran Bretaña, que terminó con una victoria por 3-1.

Justo en la mitad del primer cuarto, Merino consiguió el empate parcial 1-1 luego de girar e impactar con su stick de revés. Fue la manera ideal de estrenar el premio a la Mejor Jugadora del Mundo. Después, más asentado en el campo, el equipo de Corradini estiró diferencias y se impuso por 3-1, con los tantos de María José Granatto -una impecable definición por encima de la arquera, a tres minutos del final de segundo cuarto- y de Julieta Jankunas, perteneciente a la más fresca generación de las Leonas, que se tiró de cabeza para redondear el score.

"Sentí un poco de nervios y ganas de volver a estar con las chicas; estuvieron lindos estos días en Europa, pero el equipo siguió entrenándose y ya teníamos ganas de jugar", comentó Merino, que durante la transmisión elogió la atmósfera rosarina: "Es un placer jugar en esta cancha, cada vez que la piso se me pone la piel de gallina y viví de los mejores momentos del deporte aquí dentro, además de que el sintético tiene el nombre de Luciana Aymar, la mejor del mundo".

Finalmente, la hincha de Racing comentó los objetivos de esta serie de amistosos con Gran Bretaña, que tendrá su continuidad este miércoles, cuando se dispute el tercer encuentro: "Más allá de que se trata del mismo rival, nos planteamos encarar la serie como una mini Copa del Mundo; para la cabeza está bueno. Muchas de las chicas tienen poca experiencia y está bien que sientan esa presión inconsciente".

Asimismo, Majo Granatto parece seguir idénticos pasos de Merino y sus historias tienen algún parentesco: ambas rindieron en su etapa junior como para que el seleccionado mayor fuese una consecuencia natural en sus carreras. Y en Berlín, cada una posó con sus premios, el de mayores y el de "promesas del futuro", con el detalle de que Granatto, jugadora de Santa Bárbara, ya había obtenido el máximo lauro en esa categoría el año pasado. Juntas conformarán la fórmula explosiva en el ataque en el próximo Mundial.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.