Suscriptor digital

Agustín Rossi espantó las dudas que sobrevolaban por la Ribera

Crédito: @TNTSports
Patricio Insua
(0)
12 de febrero de 2018  • 00:38

Si hubo dudas en el verano, si los amistosos parecían enviar un llamado de atención, la vuelta a la competencia evidenció por qué Boca no fue a buscar otro arquero. Agustín Rossi se consolida en el arco xeneize y la inexperiencia con la que que había llegado a la Ribera hace un año muy pronto se transformó en el aplomo que anoche volvió a demostrar. El liderazgo en la Superliga se explica también desde un arco que resulta muy difícil de vulnerar para los rivales.

"Creemos que es el arquero para Boca. Lo veo bien y eso lo ratifico con acciones al ponerlo. Tiene 22 años y un futuro enorme, que dependerá de él. Sabemos que va a seguir creciendo", aseguró Guillermo Barros Schelotto al finalizar el encuentro.

Los Mellizos habían insistido en más de un mercado de pases por Agustín Marchesín y hasta intentaron convencer a Sergio Romero de regresar al país. Frustrado el intento con los hombres de la selección argentina, vieron llegar a Rossi como una alternativa. Sin embargo, poco tardó en ganarse el pleno respaldo del cuerpo técnico.

Ayer el arquero apareció cuando Boca se sintió incómodo en el primer tiempo y también en la arremetida final de Temperley. La seguridad que no brindó la zaga central formada por Paolo Goltz y Lisandro Magallán fue la que sí tuvo Rossi para que el equipo xeneize pudiese insistir en un ataque tras otro hasta conseguir el gol con el que ganó un partido opaco.

El fuerte disparo de Ramiro Costa que desvió al córner, la atajada que el fin de semana pasado había tenido ante Nicolás Blandi en el encuentro frente a San Lorenzo y el recurso de tapar con los pies que había mostrado ante Colón fueron intervenciones clave desde la reanudación de la Superliga.

En 15 fechas Rossi recibió apenas seis goles y en diez encuentros mantuvo su arco cerrado. Boca ataca con la certeza de que atrás tiene respaldo. "Estoy concentrado en todo momento, porque eso es lo más importante; sobre todo cuando no te llegan mucho. Cuando los de arriba ven que si nos atacan no nos hacen goles, sienten más confianza. La presencia es la cualidad más importante para atajar en Boca", le dijo Rossi a la nacion en una entrevista a finales del año pasado.

Mientras espera por la recuperación de Darío Benedetto y oscila entre Walter Bou, Carlos Tevez y Wanchope Ábila como centrodelantero, donde Boca no tiene dudas es en el arco. Rossi se ganó su lugar y los aplausos para él en el final del juego lo corroboran. Los guantes y el buzo de Boca tienen dueño.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?