Análisis táctico: ni atrás ni adelante, el problema de Boca está en el medio

Christian Leblebidjian
El mapa de calor de Cardona: por dónde se movió ante Temperley (fuente Opta)
El mapa de calor de Cardona: por dónde se movió ante Temperley (fuente Opta) Fuente: LA NACION
(0)
12 de febrero de 2018  • 00:26

Boca gana y sigue puntero, pero sus evaluaciones van más allá, teniendo en cuenta que el grado de dificultad que encontrará en adversarios como River (en la Supercopa) y en la Copa Libertadores (su gran obsesión) será superior. En esos cruces no le alcanzará con triunfos como ante Colón (2-0) o Temperley (1-0) o con rendimientos como frente a San Lorenzo, en la igualdad 1-1. Determinados síntomas xeneizes son lógicos: sin Pablo Pérez ni Gago , la zona del mediocampo sigue teniendo marca y despliegue con Nández y Barrios, pero le falta creatividad y la generación de juego pasa a depender casi en exclusividad de Cardona . ¿Por qué? Tevez , si bien prefiere jugar más retrasado, como mediapunta antes que de N° 9, sigue pensando más como delantero que como enganche. Y si bien tiene la capacidad de asistir con un toque de primera (como hizo con Nández en el segundo tanto a Colón), sigue más pendiente de sus duelos uno contra uno que de una visión más colectiva del equipo.

Así, Boca puede generar desequilibrio con una acción individual de Tevez, con una explosión de Pavón, pero sobre todo con la amplitud que generan los laterales Leonardo Jara y Frank Fabra para ser descargas ofensivas y asistir ellos con centros peligrosos (como el del colombiano que finalizó en el arco de Ayala). Encima, ambos están cada vez más atentos a la hora de marcar. A Cardona le estaría faltando un volante con el que pueda jugar en corto, aunque él también debería no abusar tanto de sus intentos de media distancia. Por más que el colombiano tiene una muy buena pegada, demasiadas búsquedas individuales frustran a los laterales que recorren 40 metros para ser alternativa de descarga por afuera y también a los centrodelanteros (puede ser Bou, Tevez o Wanchope Ábila), que bajan para pivotear una jugada pero que -por lo general- son ellos los que pretenden finalizarla de frente al arco. Hoy a Boca también le cuesta fabricar eso con mayor facilidad: que los N° 9 reciban de frente en el área.

Y como atrás Agustín Rossi sigue sacando pelotas importantes (como ante Costa, en la Bombonera) y como los centrales Paolo Goltz y Lisandro Magallán están firmes en el juego aéreo, como Wilmar Barrios se ofrece como la primera rueda de auxilio en los relevos, allí no tiene grandes inconvenientes Boca. Por algo es la defensa menos vencida de la Superliga, con apenas 6 goles recibidos en 15 fechas. Pero el déficit está en el medio, en una generación de juego que depende demasiado de Cardona. Y siempre y cuando el colombiano esté conectado e inspirado.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.