Suscriptor digital

Sudáfrica: el partido gobernante le exige la renuncia al presidente por sus escándalos de corrupción

El Congreso Nacional Africano (CNA), partido gobernante, decidió destituir al presidente Jacob Zuma tras 13 horas de debate; según medios locales, los hechos de corrupción que lo involucraban causaron una grave crisis política
El Congreso Nacional Africano (CNA), partido gobernante, decidió destituir al presidente Jacob Zuma tras 13 horas de debate; según medios locales, los hechos de corrupción que lo involucraban causaron una grave crisis política Fuente: Reuters - Crédito: Siphiwe Sibeko
(0)
13 de febrero de 2018  • 11:15

JAHANNESBURGO.- El partido gobernante de Sudáfrica, Congreso Nacional Africano (CNA), decidió en la madrugada de hoy (hora local), tras 13 horas de debate, destituir al presidente del país, Jacob Zuma, involucrado en distintos escándalos de corrupción que causaron una grave crisis política, según informaron medios locales.

Sin embargo, la decisión no tiene carácter vinculante: el partido puede revocar al jefe del estado forzándolo a renunciar, aunque constitucionalmente no está obligado a obedecer. La alternativa es someter al mandatario a un voto de confianza. Según fuentes citadas por la radio estatal SABC (South African Broadcasting Corporation), le habrían dado un plazo de 48 horas para renunciar antes de que el Parlamento llame a la votación.

Acuerdos por armas, acusaciones de violación, malversación de fondos públicos y beneficios a una familia de empresarios son los escándalos que involucran a Zuma
Acuerdos por armas, acusaciones de violación, malversación de fondos públicos y beneficios a una familia de empresarios son los escándalos que involucran a Zuma Fuente: AP - Crédito: Themba Hadebe

Según el portal de noticias "News24", tras un largo debate en el que el Comité Ejecutivo Nacional (CNE) del partido analizó el destino del mandatario, 80 dirigentes rechazaron un pedido de Zuma para permanecer tres meses más en el cargo a cambio de su renuncia.

Para el mayor partido de oposición, la Alianza Democrática, el mandatario debería ser removido a través de la moción de confianza, seguida de la disolución del parlamento para llamar elecciones anticipadas, según informó DPA.

A Zuma se lo acusa de haberse enriquecido a gran escala con fondos estatales destinados a una lujosa renovación de su mansión privada. Después de litigios jurídicos que se prolongaron durante varios años, el presidente sudafricano se declaró dispuesto a devolver una parte de los fondos estatales.

La decisión del partido de Zuma no es vinculante: si bien pueden forzarlo a renunciar, constitucionalmente no está obligado a acatar la resolución del Congreso Nacional Africano (CNA); la alternativa es someterlo a un voto de confianza del Parlamento
La decisión del partido de Zuma no es vinculante: si bien pueden forzarlo a renunciar, constitucionalmente no está obligado a acatar la resolución del Congreso Nacional Africano (CNA); la alternativa es someterlo a un voto de confianza del Parlamento Fuente: AP - Crédito: Jacob Zum

También es acusado de haber asignado encargos a una familia de empresarios amiga y de haberle permitido influir de forma indebida en la política del país, aunque él rechaza estas acusaciones.

El segundo mandato de Zuma, de 75 años, debería terminar con las elecciones programadas para 2019.

En 2008, el CNA -el partido del Nobel de la Paz Nelson Mandela- también le pidió la renuncia al entonces presidente Thabo Mbeki, por haber conspirado contra Zuma para que fuera procesado por corrupción y Mbeki dejó su cargo.

Los escándalos de corrupción que salpican a Jacob Zuma

El segundo mandato de Zuma, de 75 años, debería terminar con las elecciones programadas para 2019
El segundo mandato de Zuma, de 75 años, debería terminar con las elecciones programadas para 2019 Fuente: AP - Crédito: Ben Curtis

  • Acuerdo de armas

Zuma, entonces vicepresidente, fue acusado de corrupción en 2005 por un acuerdo de armas millonario de 1999 con una empresa francesa. Los cargos en su contra fueron retirados, pero quien era su asesor financiero, Shabir Shaik, fue condenado a 15 años de prisión. En 2017, la Corte Suprema ordenó que se readmitieran los 783 cargos de los que se acusaba a Zuma, ya que el levantamiento de los cargos no se hizo de forma adecuada.

  • Acusación de violación

También en 2005, Zuma fue acusado de violar a la amiga de la familia Fezekile Ntsukela Kuzwayo, más conocida como Khwezi, portadora de VIH, pero él insistió en que las relaciones sexuales fueron consentidas y se mantuvieron sin protección. Los cargos fueron retirados..

  • Las reformas de su mansión

En 2011, se lo acusó de emplear millones de dólares de los contribuyentes para pagar reformas en su mansión de campo en Nkandla, una localidad al este del país, a unos 500 kilómetros de Pretoria. Los argumentos de la defensa no fueron bien recibidos y la oposición en el Parlamento le exigió que devolviera el dinero. La Justicia ordenó que pagara un porcentaje de los cerca de 20 millones de dólares que gastó, según los medios, en las reformas.

  • La familia Gupta

"Guptagate", le llamaron al caso. Es tal vez el mayor escándalo que afecta a Zuma. Se trata de una red de presunta corrupción e influencias que involucra a tres hermanos empresarios, los Gupta, que mantienen una estrecha relación con Zuma y su familia. En 2016 el exdefensor del pueblo en materia de corrupción, Thuli Madonsela, pidió una investigación judicial sobre los despidos y nombramientos de ministros en los que presuntamente influyeron los Gupta. También se ha señalado que empresas próximas a los Gupta consiguieron importantes acuerdos gubernamentales sin pasar por los canales adecuados de concesión de contratos públicos de Sudáfrica.

Con información de DPA y AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?