0

El Gobierno redobla la ofensiva para que Zaffaroni deje la CIDH

El exjuez de la Corte volvió a expresar su deseo de que Macri termine antes su mandato; el Ejecutivo lo acusó de "antidemocrático" y pedirá a la OEA que sea apartado
El exjuez de la Corte volvió a expresar su deseo de que Macri termine antes su mandato; el Ejecutivo lo acusó de "antidemocrático" y pedirá a la OEA que sea apartado Fuente: Archivo
María Belén Álvarez Echazú
0
14 de febrero de 2018  

Y lo hizo una vez más: Eugenio Zaffaroni , el exministro de la Corte Suprema de Justicia y actual juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, reiteró su deseo de que Mauricio Macri termine antes de tiempo su mandato constitucional. La reiteración del exabrupto empujó al Gobierno a redoblar su esfuerzo para que el juez sea removido del cargo en el tribunal internacional, que depende de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

En esta oportunidad, al ser entrevistado por C5N, Zaffaroni consideró que el Gobierno está llevando al país "a una catástrofe social" e insistió en su "deseo" de que Macri se vaya "antes". "Es un deseo, puede ser que se vayan en 2019... total hay un año de diferencia, pero esto nos está llevando a una catástrofe social", ahondó.

La Secretaría de Derechos Humanos, que ya había enviado una carta a la Corte Interamericana pidiendo su separación, insistirá en el reclamo. La idea es profundizar la presión para que el organismo tome cartas en el asunto.

Asimismo, el ministro de Justicia, Germán Garavano, dijo a la nacion que las declaraciones de Zaffaroni "son antidemocráticas y atentan contra el Estado de Derecho, aún más grave en este caso al tratarse de una persona que fue juez de la Corte y ahora es juez de una corte internacional".

El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, sostuvo que los dichos de Zaffaroni son "otra muestra de su desprecio por la democracia" y su presencia en el tribunal internacional "desprestigia al Sistema Interamericano de Derechos Humanos". Es por ello que desde la Secretaría volverán a insistir en su pedido de remoción. Hubo un primer intento luego de que el exjuez de la Corte Suprema declarara en octubre que en la Argentina había "presos políticos" y que no existía un "Estado de Derecho".

Tras esas declaraciones, Avruj presentó una carta ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en la que advirtió a sus integrantes sobre que "las posiciones políticas y antidemocráticas no se correspondían con su lugar en la Corte". Pero el pedido fue desestimado.

El problema es que no es fácil desplazar un integrante del tribunal internacional. La potestad disciplinaria respecto de los jueces corresponde a la Asamblea General de la OEA, que avanza solo a pedido de los mismos jueces que integran el tribunal internacional.

Según pudo saber la nacion, la nueva embajadora ante la misión argentina en la OEA, Paula Bertol, se reunirá hoy con Garavano justo antes de entrar en funciones y de presentar sus credenciales ante el secretario general del organismo, Luis Almagro, el próximo 23 de febrero. El futuro de Zaffaroni será uno de los puntos en la agenda de Bertol, quien pretende llegar a Washington para colaborar con el esfuerzo por separar al juez.

Sobre el nuevo pedido de remoción, Avruj pidió en el tribunal "que prime un criterio no corporativo de los jueces de la Corte y que vean el daño que se están haciendo a sí mismos como al Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Estamos frente de un hombre con pensamientos y conductas antidemocráticas, sin los principios que deben primar en la Corte".

La gravedad de sus afirmaciones multiplicaron los frentes abiertos para Zaffaroni. Además del repudio manifestado por funcionarios del oficialismos, este último mes ya fue denunciado ante la Justicia por "apología del crimen"; colegios de profesionales y ONG están trabajando en presentaciones ante los países miembros de la OEA, y en el Congreso ingresó un proyecto de la mano del oficialismo para solicitar su remoción por "su manifiesta inhabilidad moral, su actuación partidista incompatible con sus funciones y su reiterada desvalorización de los principios democráticos".

Además del trabajo interno que se está llevando adelante por parte del Gobierno, varios funcionarios del oficialismo volvieron a salir al cruce de las declaraciones de Zaffaroni.

Así lo hizo el presidente del interbloque de Diputados de Cambiemos, Mario Negri (UCR-Córdoba). A través de su perfil en Twitter, sostuvo: "Zaffaroni insiste en alentar la salida anticipada del gobierno nacional, no muestra ningún pudor por promover el accionar de los desestabilizadores de siempre. Su conducta es claramente antidemocrática. Le queda grande el cargo en la CIDH".

En tanto, el diputado Waldo Wolff también cruzó al exjuez de la Corte Suprema y aseguró que intenta provocar y "quiere venderse como un perseguido político, cuando fue un juez de la dictadura que no pudo justificar sus ingresos, tenía prostíbulos y apañaba delincuentes".

Para el diputado Eduardo Amadeo, finalmente, "Zaffaroni quiere que Macri se vaya antes, para poder volver a alquilar tranquilo sus deptos. como prostíbulos".

La frase y los cruces

  • Eugenio Zaffaroni - Corte Interamericana de Derechos Humanos: "Si se van antes, vamos a tener menos deuda, total, hay un año de diferencia. Esto nos está llevando a una catástrofe social"
  • Germán Garavano - Ministro de Justicia: "Las declaraciones son antidemocráticas y atentan contra el Estado de Derecho. Es más grave por ser una persona que fue juez de la Corte"
  • Claudio Avruj - Secretario de DD.HH.: "Es otra muestra de su desprecio por la democracia. Su presencia en la CIDH desprestigia el sistema interamericano de derechos humanos"
  • Diana Conti - Exdiputada nacional: "Cuando habla de que el Gobierno se vaya lo dice en forma simbólica, para que paren los daños. No con una visión destituyente"
  • Alberto Fernández - Exjefe de Gabinete: "El Gobierno y, mucho menos, el patético ministro de Justicia carecen de toda entidad para pedir la renuncia de Zaffaroni"

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.