La expansión monetaria de 2018

14 de febrero de 2018  • 00:39

La base monetaria ha crecido en los últimos meses y esto se ha debe a diferentes causas:

1. En los primeros meses de 2017 se había relajado en 150 puntos básicos el incremento de la base, lo cual implicó una tasa de 27.25 % anual. Esto fue corregido después y ahora no se ven mayormente desvíos para revisar.

2. En los primeros meses de 2017 se revisó la base de incremento de los servicios públicos que daban un aumento de 4 puntos mayor que la situación de partida.

3. Actualmente se estima un incremento de salarios que no se sabe cómo resultará en la práctica. Para poder determinarlo habrá que esperar el fin del primer semestre. Con estos datos se cree que la expansión monetaria va a ser controlada.

Con estas variables en juego: ¿qué implicancias tienen en la política antinflacionaria? Se estima que la operación de financiamiento monetario será en la práctica bastante realista. Ahora bien, estamos considerando los siguientes factores:

Base Monetaria. % anual a diciembre 2017: 24,75 %

M1. % anual a diciembre 2017: 26.75 %

M2. % anual a diciembre 2017: 30.75 %

M3. % anual a diciembre 2017: 26.25 %

Estos números nos indican que la definición es posible que se acerque a dichos números al finalizar el año, sin embargo, hay 5 puntos anuales de diferencia entre uno y otro. La relación entre los números es bastante importante, es significativa.

¿Qué esperamos que ocurra? El déficit fiscal es una parte importante de estas definiciones. Es por ello que el gasto público será clave para establecer la verdadera expansión de dicho gasto. Ahora bien, el necesario aumento del déficit irá extrayendo o dando a los números su verdadera dimensión. Veremos que ahora se irán emitiendo los $70.000 millones, que es el adicional aprobado para la provincia de Buenos Aires por el tema de compensación para el Conurbano Bonaerense y esa será la verdadera definición del año.

En definitiva, el incremento del déficit fiscal y su expansión serán las definiciones por las que el Banco Central irá entrando en la realidad. Esperemos que ahora no se desvíen mucho de esos andariveles pues allí estará la clave del año.

Una proyección errónea podría ser un problema serio para el desarrollo del programa monetario de 2018.

TEMAS EN ESTA NOTA