Julieta Díaz: "Soy feminista como puedo"

María Ayuso
(0)
14 de febrero de 2018  • 09:55

"Me harté de tener miedo de decirlo #SoyFeminista". Con esa frase en su cuenta de Twitter, la actriz Julieta Díaz se sumó al hashtag que hace unas semanas fue tendencia en esa red social, y que tuvo eco en varias personalidades y figuras del espectáculo.

"El movimiento feminista arrancó hace muchísimos años, y gracias a la lucha de muchas mujeres y hombres están pasando estas cosas. Pero todavía falta", dice Julieta. "El destape de mujeres en el medio artístico, pero también en otros lugares como el periodismo, me parece fantástico. Ya era hora".

¿Cuáles son para ella las deudas pendientes? En primer lugar, "no castigar a quienes se animan a hablar, y que cuentan lo que les pasa de la forma y en el momento que pueden".

"Entre mujeres y entre feministas tenemos que respetar la mirada del otro. A veces sentimos lo mismo, pero no queremos que un movimiento nos defina. Pero no hay que atacar a nadie", sostiene la actriz. "Hay muchas personas que pelean por las mismas cosas, sepan o no que son feministas. Todos estamos aprendiendo".

Considera que en la diversidad de miradas, hay un gran aporte. "Me gustó mucho una cosa que dijo una chica en Twitter y que vengo citando porque siento que me representa. Cuando empezó todo este, escribió: 'Soy feminista como puedo'", cuenta.

Con respecto a la mirada crítica de algunos hombres respecto al movimiento de mujeres, agrega: "Entiendo que algunos estén a la defensiva, pero hay que entender que son muchos siglos de opresión, castigo, matanza y menosprecio".

El poder de las redes sociales para que cualquiera, desde su lugar, "haga ruido", le parece fundamental. Sin embargo, con respecto al rol de las personalidades del espectáculo, apunta: "Es importante que los creadores de opinión, sean artistas, periodistas, políticos o lo que fuera, sean responsables con lo que dicen".

"Hay cosas sobre las que tenemos certezas, como en la desigualdad en los derechos, la necesidad de reconocer el trabajo doméstico o que haya igualdad laboral. Esas son cosas que sienten en el estómago, como lo que conté de mi abuela", detalla, refiriéndose a lo que escribió en Twitter el 24 de enero, cuando puso: "#SoyFeminista por mí y por mi abuela q tuvo q dejar de cantar xq mi abuelo la hizo elegir".

Para ella, ser "humilde" también es importante: "Está bueno hacerse preguntas, asumir que hay cosas que uno no sabe y que está tratando de entender".

Con respecto al futuro, se muestra optimista: "Soy optimista porque veo lo que está pasando en el mundo. En Francia escribieron esa carta horrible, o que por lo menos muestra que no entendieron nada, y después se tuvieron que retractar. En Estados Unidos, surgió el #MeToo y #TimesUp; y en Argentina el #Niunamenos, que se propagó en América Latina".

Concluye que hay paradigmas muy arraigados que están empezando a cambiar: "Las generaciones más jóvenes están con la mirada totalmente en otro lado, así que lo celebro. Hay que enseñar desde la raíz para que no se siga multiplicando esta matanza y este trato tan desigual y violento".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.