Los números rojos de River en la Superliga: la peor campaña del ciclo Gallardo puede crear un agujero económico

River en la Superliga: una campaña pésima que podría dejarlo fuera de la próxima Libertadores
River en la Superliga: una campaña pésima que podría dejarlo fuera de la próxima Libertadores
Gustavo Yarroch
(0)
14 de febrero de 2018  • 13:17

River camina por la Superliga como si cargara con una pesada cruz sobre su espalda en un sendero empinado: sufre, la pasa mal, todo le cuesta demasiado y ofrece la sensación de que hace lo que puede, que por ahora es muy poco. Se despidió de la lucha por el título demasiado prematuramente y hasta se encuentra lejos de los puestos de clasificación para la Copa Libertadores 2019. Frágil en defensa, previsible para atacar y sin rebeldía cuando se encuentra en desventaja, el equipo parece hacer perdido la fiereza que lo distinguió al ganar la Copa Libertadores 2015 y la Copa Sudamericana 2014, los títulos más importantes del ciclo de Marcelo Gallardo . Y esa caída de tensión futbolística se traduce en números preocupantes, ajenos a la jerarquía de la mayoría de sus individualidades.

River está en la décimo novena posición entre 28 equipos. Sumó apenas 18 puntos sobre 45, es decir el 40% de los puntos. Por ahora, cumple la campaña más floja en un campeonato local desde que el Muñeco es el técnico, en junio de 2014.

Boca ya le sacó 19 puntos, una cantidad inadmisible para la paridad que parece haber entre ambos planteles. A doce fechas del final, no cuenta con ninguna chance de pelear por el campeonato.

Quedó a ocho puntos de los puestos de clasificación para la Copa Libertadores 2019 y a cinco de sacar un pasaje para jugar la Sudamericana

Quedó a ocho puntos de los puestos de clasificación para la Copa Libertadores 2019 y a cinco de sacar un pasaje para jugar la Sudamericana. Si bien está a ocho unidades de Unión, que hoy ocupa el último cupo para acceder a la Libertadores, tiene doce equipos en el medio, un dato que no es menor. Para River sería poco menos que una catástrofe económica quedar afuera de la Libertadores 2019 porque en el último mercado de pases invirtió más de 22.000.000 de dólares en refuerzos y porque acordó con Gallardo un contrato multimillonario para el fútbol argentino al renovarle el vínculo por cuatro años. Es cierto que si no se clasifica para la Libertadores a través de la Superliga tendrá otros dos atajos (ganar la edición 2018 o conseguir el tricampeonato en la Copa Argentina), pero hoy cuesta hacer ese tipo de proyecciones con un equipo que está lejos de ser confiable.

River perdió siete de los últimos nueve partidos en la Superliga y cayó en sus últimas salidas del Monumental: frente a Talleres (0-4), Independiente (0-1), Gimnasia y Esgrima La Plata (1-2), Huracán (0-1) y Lanús (0-1). La sensación es que los rivales le encontraron la vuelta para lastimarlo y que todos se le animan.

River en la Superliga
River en la Superliga

Ganó solo cinco partidos sobre quince en la Superliga. Empató tres y cayó en los siete restantes. El balance le da muy negativo y refleja la principal dificultad que tuvo Gallardo durante su ciclo de tres años y siete meses: no ganó ningún campeonato de Liga y los torneos de largo aliento parecen costarle mucho más que los duelos mano a mano, en los que suele irle mucho mejor.

Hace 149 días que no gana dos partidos consecutivos en el campeonato local. La última vez fue entre la segunda y la tercera fecha de la Superliga, cuando venció de manera consecutiva a Banfield (3-1) y a San Martín de San Juan (3-1), entre el 10 y el 17 de septiembre del año pasado. A decir verdad, por entonces se impuso en tres encuentros al hilo, los primeros de esta Superliga, ya que en el debut había superado a Temperley (1-0), el 27 de agosto.

La diferencia entre goles a favor y goles en contra le da saldo negativo: -2. Anotó apenas 18 en quince partidos y recibió 20, lo que da cuenta de sus dificultades como estructura colectiva, responsabilidad absoluta del técnico a la que se le suman los bajos rendimientos individuales de la mayoría de los futbolistas.

El partido más importante de este semestre para River es la Supercopa Argentina que jugará ante Boca el 14 de marzo, en Mendoza. Pero antes de ese Superclásico deberá jugar cuatro choques por la Superliga

El partido más importante de este semestre para River es la Supercopa Argentina que jugará ante Boca el 14 de marzo, en Mendoza. Pero antes de ese Superclásico deberá jugar cuatro choques por la Superliga (Godoy Cruz, Vélez, Chacarita y Patronato) y tendrá el debut en la Libertadores, el 28 de este mes frente a Flamengo, en Río de Janeiro. Los números le dan la espalda como para pensar que su semestre se reduce al promocionado choque ante su clásico rival.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.