Una cena junto a los mejores del mundo

AmexForFoodies

01:12
Video
(0)
19 de febrero de 2018  • 15:53

En el exigente y competitivo universo culinario, hay pocos nombres que generan reverencia de uno y otro lado del mundo. Y el de Andoni Luis Aduriz, el creador de Mugaritz, es uno de ellos. No es para menos: reconocido por su creatividad sin límites y por su trabajo junto a biólogos, ingenieros, humanistas, artistas, productores y más profesionales, su nombre se convirtió en sinónimo del I+D (investigación y desarrollo) gastronómico. Es, también, el único de los grandes chefs que logró estar cada año, desde 2006 y sin excepción, entre los diez mejores restaurantes de la famosa lista TheWorldsBest50. Con dos estrellas Michelin a sus espaldas y una simpatía a prueba de todo, Andoni vino a la Argentina invitado por Fernando Rivarola y Gabriela Lafuente, propietarios de El Baqueano. La excusa: comenzar un año de festejos por el décimo aniversario de El Baqueano, con una cena exclusiva bajo el marco de #AmexForFoodies, el ciclo de experiencias gastronómicas para todas las Tarjetas Black y Platinum de American Express. Una única noche, para sólo 30 comensales, donde disfrutar de un menú por pasos acompañado de grandes vinos, en uno de los mejores restaurantes del país.

"Va a ser una comida única, con mucho concepto detrás", explicó Fernando Rivarola, pocos minutos antes de abrir las puertas. "Son las locuras de Andoni, difíciles de explicar. El utiliza un estilo, que en España llaman trampantojo, que es comer algo que nos parece que conocemos pero que en realidad es algo nuevo. Vamos a recorrer productos argentinos y estacionales, con técnicas europeas a cargo del equipo de Mugaritz. Y nosotros, desde El Baqueano, acompañando con los platos que consideramos que están a la altura. Tenerlo a Andoni en casa, para comenzar este año, es increíble", afirma.

En palabras del propio Andoni, "estamos en Argentina para construir una pequeña ventana hacia Mugaritz, ese espacio a miles de kilómetros de distancia. Queremos ofrecer una buena copia de lo que hacemos allí, mostrar parte de lo que somos".

Reconocido por correr constantemente los límites de la cocina, el propio Andoni admite que no siempre es fácil comer en su restaurante de Errenteria, en el País Vasco. "Mugaritz ha tenido que dar unos golpes sobre la mesa para reivindicarse y parte de nuestro esfuerzo fue hacerle entender a la gente que hacemos tantas cosas, que -a veces- también cocinamos", dice riéndose. "A Mugaritz no vas a comer al uso de cada día, sino para buscar. Nuestra propuesta no es de certeza; es de incertidumbre. Te invitamos a que nos des la mano y vayamos a dudar juntos", explica.

En esta noche especial esto se tradujo en un menú de lujo, incluyendo grandes productos, diversas tecnologías de cocción (desde la Paco Jet a los ahumados del Kamado y la leña) y mucha creatividad. Con un equipo de doce personas en los fuegos, de la cocina salieron delicias como el pan asado (una batata trabajada para semejar un pan), el beso de ostra ("es uno de mis preferidos", dirá Andoni, "por su simpleza, por cómo cambia por temperatura y modo de corte, y especialmente porque exige comerlo con todo el cuerpo, inclinándose para besar literalmente el hielo"), el pil pil al revés (uno de los clásicos más festejados de El Baqueano) o el cordero hojaldrado, de sabor delicado y único, entre varios pasos más. Todo servido por un equipo profesional de sommeliers y un único gran objetivo en mente: celebrar.

"Este año cumplimos nuestro décimo aniversario; también Mugaritz cumple 20 años de vida en junio. Por eso, nos gustó empezar festejando juntos. Y espero que los comensales, más allá de comer y beber rico, se lleven el espíritu de alegría y fraternidad que hemos logrado con todo el equipo", dice Gabriela Lafuente. Y Andoni agrega, respecto al menú: "Más allá de los bocados que propondremos, espero que ésta sea una puesta de sobresaltos. Que la gente entre en ese escenario de incertidumbre que es lo que tratamos de hacer en todo el relato". Una noche única, una auténtica noche para los verdaderos amantes de la comida."

#AmexForFoodies es el programa gastronómico exclusivo para todas las Tarjetas Black y Platinum American Express. Todas las semanas se puede disfrutar de nuevas experiencias. Los cupos son limitados y se accede a través de www.amexinvites.com.ar.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?