La bajada de los diablos de Uquía: talco, tradición y fantasía

Carnaval 2018 en Uquía, en la Quebrada de Humahuaca, provincia de Jujuy. Una multitud presenció el desentierro del diablo de carnaval
Carnaval 2018 en Uquía, en la Quebrada de Humahuaca, provincia de Jujuy. Una multitud presenció el desentierro del diablo de carnaval Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar
(0)
15 de febrero de 2018  • 01:33

Jujuy - Con una multitud desenfrenada, miles de colores y desbordada alegría, se vivió La Bajada de los Diablos de Uquía y el desentierro del diablo. La celebración que da inicio al carnaval en la Quebrada de Humahuaca.

El desentierro del Diablo de Carnaval se representa con un muñeco de trapo y así comienza la fiesta desenfrenada
El desentierro del Diablo de Carnaval se representa con un muñeco de trapo y así comienza la fiesta desenfrenada Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

Los diablos descienden del cerro en cientos
Los diablos descienden del cerro en cientos Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

Los diablos despliegan su magia y color
Los diablos despliegan su magia y color Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

En Uquía participan turistas de todo el pais
En Uquía participan turistas de todo el pais Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

En Uquía participan miles de personas, los diablos también llegan de localidades vecinas
En Uquía participan miles de personas, los diablos también llegan de localidades vecinas Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

La fiesta comenzó
La fiesta comenzó Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

La fiesta comenzó
La fiesta comenzó Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

La chicha, la bebida que le da espíritu a la fiesta
La chicha, la bebida que le da espíritu a la fiesta Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

La fiesta en su apogeo
La fiesta en su apogeo Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

La fiesta en su apogeo, talco, espuma y fantasía
La fiesta en su apogeo, talco, espuma y fantasía Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

Desde muy temprano la gente empezó a llegar a Uquía, distante a unos 34 km de Tilcara, en plena Quebrada de Humahuaca (declarada Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad). Ahí se realizó el desentierro del diablo del carnaval. Es uno de los cientos que hay en la provincia, pero sin duda es uno de los más populares. Un polo de atracción para los que buscan divertirse y olvidarse de todo. Gorritos típicos, espuma, talco, albahaca, etc; eran requisitos indispensables que uno debía tener para poder participar. Uquía ponía el paisaje y los diablos, que no es poca cosa. Mientras se esperaba el desentierro todos challaban, al ritmo de las bandas en vivo. Fue imposible salir de ahí sin talco,espuma o pintura. Unos minutos antes de las 17, todos empezaron a mirar hacia "el cerro blanco", en busca de una buena posición para poder llevarse la foto de la famosa "bajada de los diablos", o simplemente admirar ese despliegue de color, que los habitantes del lugar y zonas aledañas, lograron con sus espectaculares trajes. Después de una mínima espera aparecieron los primeros diablos y de repente eran decenas, desplegados en la falda del cerro. De a poco fueron bajando, hasta llegar al mojón donde se realizó el desentierro del diablo de carnaval (representado por un muñeco de trapo) y que fue el centro de la fiesta. Luego los diablos se mezclaron con los presentes, la lluvia de nieve siguió en aumento, la música se hizo sentir más y la felicidad llegó a su punto culmine.

Fotos y texto de Marcelo Aguilar

Edición fotográfica de Dante Cosenza

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.