srcset

Juegos Olímpicos Pyeongchang 2018

Steven Williams y un lamento olímpico de cuatro centímetros en los Juegos de Pyeongchang

Fernando Czyz
(0)
15 de febrero de 2018  • 14:30

PYEONGCHANG, Corea del Sur.- Apenas cuatro centímetros en un foto finish fue lo que separó a Steven Williams de la posibilidad de lograr el pasaporte a los cuartos de final del snowboard cross en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018. Luego del lamento y ese gusto agridulce de haber estado al nivel, pero en el 30° puesto de la prueba, el neuquino de ascendencia galesa dialogó telefónicamente con LA NACION.

"En el interno de la curva cuatro logré superar a varios atletas, cuando conseguí más velocidad que el resto. Fue una acción que emocionó y se festejó en la casa de varios argentinos que estaban viendo la carrera. Al final no pude mantener la velocidad y el francés pudo tomar mejores líneas y llegó antes en el foto finish... no alcanzó en la última curva", señala Williams, que no logró el tercer puesto en la serie que le hubiera valido continuar en competencia en estos Juegos.

"Fue una buena decisión clave hacer el pase interno en la cuarta curva. Estoy súper contento porque me salió lo que quise hacer y después, por A o por B no pude tener más velocidad para seguir adelante y fui superado por el francés", señaló este snowboarder de 30 años sobre el ajustado final ante el galo Merlin Surget.

"En todas las carreras tratamos de hacer un análisis con los videos de la carrera y la clasificación con las correcciones de los entrenadores después de cada bajada. Ese feedback es súper valioso porque la información está fresca y podemos verla enseguida. En estos Juegos tiene más importancia el análisis y los errores te los perdonás menos", enfatizó el oriundo de San Martín de los Andes, campeón argentino en 2011 y 2015 y sudamericano de esta disciplina en 2017.

Steven Williams y un lamento olímpico
Steven Williams y un lamento olímpico

Con respecto a la posibilidad de evolución del deporte en el país; Williams afirmó: "Los Juegos Argentinos de Invierno ayudaron a mejorar el deporte y buscar nuevos valores, y los Juegos Olímpicos además sirvieron para que la gente viera que podemos estar ahí adelante y luchar de igual a igual. Es mucho más emocionante para el público que lo ve y para los chicos es más emotivo y le da muchas más ganas de hacer snowboard o profesionalizarse en algo que creían que no era posible, con un referente que lucha de igual a igual con los mejores del mundo"

"Lo más difícil de llegar al nivel más alto es continuar en esa exigencia, porque los corredores son muy buenos, se va rápido. Llegar a los Juegos conlleva muchos golpes, muchas lesiones, muchas horas de aprendizaje y snowboard... y mucho dinero del Enard, de la Federación (FASA), de la Secretaría y personal. Implica sacrificar muchas cosas en el alto rendimiento pero estoy contento con todo eso para acceder a unos Juegos", reflexionó sobre la dificultad de competir en la elite.

"Es el nivel de los corredores internacionales... llegar a ese nivel es lo más difícil desde las Copas de Europa, pasando por la FIS (Federación Internacional), Copa del Mundo y Juegos Olímpicos. Y no hay que tener miedo porque las pistas cada vez son más grandes... la de estos Juegos era enorme y muy rápida que no deja margen a un error y que puede costar una lesión", mencionó.

En el futuro de 'Titu', como lo conocen los familiares y amigos, luego de esta primera experiencia olímpica, se entremezclan las buenas sensaciones de hoy y la momentánea imposibilidad de proyectarse cuatro años hacia adelante.

"Siento que mi nivel de snowboard está en lo más alto y en los últimos años creció mucho la confianza arriba de la tabla. Los tiempos de entrenamientos, la bajada y los ejercicios que estamos haciendo con el nuevo entrenador de ski tardan en verse y tiene que trabajarse en conjunto. Es una lástima que hayamos empezado con este plan hace menos de un año", se lamenta este snowboarder, cuyos mejores resultados fueron un séptimo puesto en la Copa del Mundo de Corea (Pyeonchang) en 2016 y un noveno lugar en España (Sierra Nevada) 2017

"Con respecto a los próximos Juegos tendré que ver en casa. Voy a pensarlo y ver si puedo acomodar y vivir una vida 'normal' de tener un verano y un invierno... Vivir con mi novia Delfina en Europa sería ideal para que pueda volver después de cada carrera a mi casa, entrenarme cómodo, tener mis cosas y estar fijo en un lugar.. .Si es así, pienso en Pekín 2022 y, si no, se me complica mucho y tendría que parar un año", fue la última frase de puntos suspensivos de Steven Williams.

Steven Williams tras su participación olímpica
Steven Williams tras su participación olímpica Crédito: FASA

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.