Los Juegos tecnológicos a la velocidad del 5G, el objetivo de Pyeongchang para el mundo

La tecnología en los Juegos de PyeongChang
La tecnología en los Juegos de PyeongChang
Dirk Godder
(0)
15 de febrero de 2018  • 12:49

PYEONGCHANG, Corea del Sur (DPA).- Visitar Corea del Sur durante los Juegos Olímpicos de invierno de Pyeongchang puede darle a un viajero una noción acabada de como será el futuro del mundo tecnológico en los próximos años.

Ya en la llegada al aeropuerto de Incheon, el más grande del país, los robots AirStar son las estrellas del lugar. Blancos, con formas redondas y pantallas tipo tablets, los robots entregan todo tipo de información: cómo encontrar los baños más próximos, cómo llegar a la conexión de vuelo, hacia dónde dirigirse para encontrar un taxi...

Si al usuario le alcanza con la información obtenida y mostrada en la pantalla, con datos como el recorrido y la distancia a caminar, la colaboración de AirStar se termina allí. Pero entre las opciones también figura seguir al pequeño robot, para asegurarse llegar a destino, con la particularidad de poder seguir metro a metro el camino que resta para el lugar elegido.

AirStar es capaz de entender instrucciones y comunicarse en seis idiomas, aunque los usuarios se quejaron de que todavía existen muchos inconvenientes con las traducciones.

Si los Juegos Olímpicos de Seúl intentaron colocar en el mapa deportivo a Corea del Sur, los Juegos de invierno de Pyeongchang apuntan a un objetivo mayor que dar a conocer el país. Corea del Sur, la cuarta economía de Asia, pretende mostrarse al mundo como una potencia de tecnología informática y de comunicación.

La inteligencia artificial, los autos autónomos o tecnología móvil 5G son algunos de los adelantos que el país pretende mostrarle al visitante durante su estadía.

"Durante los Juegos queremos mostrar lo que el 5G puede hacer para la vida cotidiana", promete la portavoz del operador de telefonía móvil KT, Lee Jiyoung. En el pabellón 5G de KT en el Parque Olímpico en la ciudad costera de Gangneung, sede de los deportes de hielo, la tecnología se puede experimentar de primera mano.

Es la primera "plataforma integral de prueba 5G" del mundo, asegura Lee durante una visita guiada. Los turistas olímpicos, los estudiantes de las escuelas y otros visitantes curiosos son conducidos a través de un pasillo cerca de los modernos estadios de hielo, donde, entre otras cuestiones, se pueden experimentar virtualmente el vuelo desde el trampolín que usan los atletas de salto de esquí.

Con el nuevo estándar de red inalámbrica, se pueden transmitir grandes cantidades de datos de manera confiable y más rápida que antes, con hasta 20 gigabits por segundo. El 5G se considera una tecnología digital clave en la era de la creación de redes, que paso a paso irá reemplazando los estándares más antiguos.

En la práctica, el visitante lo puede experimentar a cada momento. Mandar un video por whatsapp conectado a la red wifi de un autobús demanda unos instantes. Acceder a una página web, el segundo siguiente al que el usuario terminó de clickear la última letra de la dirección.

Las apliciaciones también son otras de las estrellas de los Juegos. Con los móviles adecuados, los espectadores pueden seguir en su pantalla los movimientos de un patinador artístico o la carrera de shorttrack, la verdadera pasión de los surcoreanos, desde la perspectiva preferida.

En el biatlón, gracias al mundo 5G, es posible para los espectadores rastrear a un corredor en particular en cualquier punto y en cualquier momento, gracias a las numerosas cámaras instaladas en el centro de Alpensia. El 5G también proporciona una vista virtual de 360 grados a través del canal de hielo del Sliding Center, donde se desarrollan las competencias de luge, skeleton y bobsleigh.

También, claro, a un usuario lo puede despertar a las cinco de la mañana una señal de alerta por un terremoto en la zona, como ocurrió a principios de semana con un sismo de 5,7 en las cercanías de Gangneung. O una alerta por un incendio o por vientos intensos, tal lo sucedido el miércoles, cuando las fuertes ráfagas obligaron a los organizadores a cerrar el Parque Olímpico de Gangneung.

Pero no sólo el avance es a nivel de las comunicaciones. Corea del Sur invirtió fuerte también en el desarrollo de la inteligencia artificial.

En total, 85 robots distribuidos en 17 instalaciones olímpicas colaboran con los visitantes, desde señalar el camino e indicar horarios de apertura y cierre de comedores a limpiar las alfombras o funcionar como máquinas expendedoras de bebida.

Está claro que el futuro tecnológico llegó a Pyeongchang 2018. Sin embargo, los adelantos no pudieron impedir un ataque de piratas informáticos al sitio web de los Juegos durante la ceremonia de apertura, sin que por el momento se conozca de manera pública el origen del mismo.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.