Independiente-Gremio: el Libertadores de América se vistió de rojo, pero el resultado no dejó que fuera una fiesta

Los hinchas de Independiente en el Libertadores de América
Los hinchas de Independiente en el Libertadores de América Fuente: FotoBAIRES
Andrés Fernández
(0)
15 de febrero de 2018  • 09:00

La gente fue colmando de a poco y casi sobre la hora del partido el Estadio Libertadores de América. Con mucha expectativa por el reciente título obtenido en la Copa Sudamericana, el gran pasar futbolístico y por tratarse de una noche de copas, de esa a las que están acostumbrados sus simpatizantes, el público de Independiente tiñó de rojo y llenó las tribunas del Libertadores de América. Un fabuloso recibimiento con cánticos, fuegos artificiales y un mosaico formando una bandera por quienes ocupaban toda la platea Erico. Los jugadores hicieron su ingreso al campo de juego, junto con los jueces y el equipo gaúcho, pero tal como lo vienen haciendo desde la era Holan "burlaron" por un rato el saludo olímpico y se dirigieron hacia el medio campo para levantar sus brazos bien alto y hacer el saludo místico.

Lo novedoso de la noche fue la presentación de una nueva indumentaria que se utilizará sólo en los dos partidos de la Recopa. Pantalones, medias y camiseta, totalmente rojos, sin ningún detalle en otro color, ni siquiera las publicidades y su escudo. En sus espaldas lleva escrita la leyenda #TodoRojo, una movida que llegó a todos los fanáticos a través de las redes sociales del club. La remera utilizada anoche ya está a la venta y se trata de una edición limitada de las que habrá 3000 unidades.

Durante todo el partido la gente estuvo metida en lo que sucedía en el campo de juego, cada escapada de Menéndez por derecha, hacía poner de pie a los plateístas que se ilusionaban con una gambeta y un gol. Cada asociación entre Gaibor y Meza hizo emocionar a más de uno de esos que peinan canas. Luego de las chances claras el bullicio aumentó, y no se frenó ni cuando Gremio puso el 1 a 0, ni mucho menos con la expulsión de Gigliotti ya que el Rey de Copas daba señales de que todavía estaba vivo. El gol en contra de Cortez generó en las tribunas un grito de desahogo ya que el empate llegó en ese momento clave del partido por estar abajo en el marcador con un jugador menos. Durante la parte final del partido a más de uno ya no le quedó resto de corazón para aguantar la embestida del visitante.

Los hinchas de Independiente en el Libertadores de América
Los hinchas de Independiente en el Libertadores de América Fuente: FotoBAIRES

El muy insultado Roddy Zambrano llevó su silbato a la boca y dio por finalizado el partido, los hinchas decidieron dejar rojas las palmas de sus manos para despedir al equipo que dejó todo en el partido, incluso la mayoría de los hinchas diablos se fue a su casa con la sensación de que nada está perdido y que la semana próxima desde Brasil y tal como lo declaró su entrenador, van a traer la Recopa para la Argentina.

Por rendimientos tanto individuales como colectivos en el funcionamiento del equipo sumado a lo que generó el público, todo pudo ser una fiesta, pero el empate opacó parte del entusiasmo que pudo ser todo rojo.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.