Walter Kannemann, el argentino del Gremio que despierta amor y odio entre los hinchas

Walter Kannemann fue el protagonista excluyente en el enfrentamiento contra Independiente en la ida de la Recopa
Walter Kannemann fue el protagonista excluyente en el enfrentamiento contra Independiente en la ida de la Recopa Fuente: Archivo
Nicolás Tosi
(0)
15 de febrero de 2018  • 19:10

No fue una noche más para Walter Kannemann en el Estadio Libertadores de América. El defensor argentino que juega en Gremio se convirtió en un protagonista excluyente en el enfrentamiento contra Independiente en la ida de la Recopa . Luchó cada pelota que disputó como si fuera la última, sufrió faltas que lo dejaron tendido en el piso, simuló golpes que despertaron los insultos de los hinchas locales y se peleó con todo aquel que pasara cerca suyo. Hasta un periodista vivió en carne propia su espíritu combativo.

El exdefensor de San Lorenzo es conocido por su entrega dentro del campo de juego y el partido contra el Rojo no fue la excepción. Jugó con el cuchillo entre los dientes los 90 minutos sabiendo que las finales se juegan de esa manera. Y por esa actitud generó pasión y rencor entre los presentes en el estadio y en aquellos que siguieron el partido por televisión.

Además, el "Vikingo" participó en cada una de las polémicas de la noche: generó la expulsión de Emmanuel Gigliotti en el primer tiempo después de recibir un codazo del delantero que lo dejó tendido en el piso por más de dos minutos, en el segundo tiempo simuló un planchazo de Jonás Gutiérrez que el estadio contestó con insultos y cuando terminó el partido se enfrentó con un periodista en la sala de prensa. Y también resultó ser trending topic en redes sociales y hasta varios hinchas le pidieron a Jorge Sampaoli que lo convocara a la selección argentina.

Kannemann es el único jugador extranjero que forma parte del plantel de Gremio en la actualidad. Llegó al club gaúcho proveniente de Atlas de México en junio de 2016 y en poco tiempo se convirtió en un indiscutido en la zaga central aportando su experiencia internacional. El entrerriano fue campeón de la Copa Libertadores con San Lorenzo en 2014 y disputó la final del Mundial de Clubes contra Real Madrid, donde le hizo marca personal a Cristiano Ronaldo que, cansado de recibir golpes y faltas del argentino, le dijo: "Qué malo eres".

Lejos de las críticas que recibió del astro portugués, Kannemann se concentra en la próxima semana. Su equipo recibirá de local al conjunto de Ariel Holan con la ilusión de levantar la Recopa y así volver a despertar amor y odio entre los argentinos.

El enfrentamiento entre Cristiano Ronaldo y Walter Kannemann

0:51
Video

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.