srcset

Cómo es dormir en Skylodge, el hotel colgado de una montaña en el Valle Sagrado

(0)
27 de febrero de 2018  • 00:52

Los hoteles cápsula no son privativos de los japoneses, ni cuestión de aprovechar espacios reducidos. El Skylodge de Urubamba, muy cerca de Cusco, es un ejemplo latinoamericano. Y uno muy exitoso, por cierto. Hay que reservar con meses de anticipación y estar en buena forma para llegar.

Skylodge, un hotel no apto para quienes sufren de vértigo. Gentileza Skylodge.
Skylodge, un hotel no apto para quienes sufren de vértigo. Gentileza Skylodge. Fuente: Lugares

Colgado a 400 metros de altura, se trata de tres "pods" o módulos con capacidad para cuatro personas cada uno, más uno redondo que hace las veces de restaurante. Fabricados en aluminio aero-espacial y policarbonato de alta resistencia, la dimensión de cada módulo es de 7,5 m de largo x 2,6 m de alto y ancho.

El desayuno con vista al Valle Sagrado. Gentileza Skylodge.
El desayuno con vista al Valle Sagrado. Gentileza Skylodge. Fuente: Lugares

Salvo los baños privados, todas las paredes y el techo son transparentes para permitir ver las estrellas y la espléndida vista del Valle Sagrado. El acceso tiene dos opciones: la via ferrata (ascenso con mosquetones y arneses que demanda unas tres o cuatro horas de escalada) o zipline (tirolesa). Hay una charla previa de seguridad de media hora, y un acompañamiento permanente de los guías bilingües, que atienden con destreza la ansiedad y el miedo de los pasajeros que se animan a este particular método de check in y check out.

Las tres cápsulas tiene capacidad para cuatro personas cada una. Gentileza Skylodge.
Las tres cápsulas tiene capacidad para cuatro personas cada una. Gentileza Skylodge. Fuente: Lugares

Una vez dentro del módulo, los pasajeros se pueden quitar el arnés, ya que la única forma de salir es por la escotilla de salida ubicada en la parte superior del módulo. Existen seis ventanas y cuatro ductos de ventilación en el módulo que asegura una atmósfera adecuada, pero no hay aire acondicionado ni calefacción.

Para llegar al hotel hay que hacer trekking y escalada. Autor: Cecilia Lutufyan
Para llegar al hotel hay que hacer trekking y escalada. Autor: Cecilia Lutufyan Fuente: Lugares

La iluminación es ecológica, gracias a paneles foto-voltaicos que permiten almacenar energía en baterías para alimentar cuatro lámparas en el interior del módulo. Además de estas lámparas cada cama tiene una lámpara de libro solar.

Sin embargo, la adrenalina suele ser tal que pocos leen. Contemplar la Vía Láctea suele ser mejor programa.

Natura Vive. T: (51) 951-373-240. (51) 084 201253. Desde u$s 450 por persona con cena y desayuno. Incluye traslado de entrada y salida desde Cusco. Si bien las habitaciones son cuádruples, no se comparten con extraños. Los niños son recibidos desde los 6 años. También se puede optar por hacer la via ferrata o la tirolesa como para conocer (u$s 81) u optar por un almuerzo (u$s 236).

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.