River aprobó un fideicomiso destinado a la compra de jugadores: los detalles y la situación económica del club

Rodolfo D''Onofrio, presidente de River
Rodolfo D''Onofrio, presidente de River Fuente: LA NACION - Crédito: Soledad Aznarez
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
15 de febrero de 2018  • 19:24

Los últimos dos mercados de pases de River rompieron con la lógica que venía imponiendo la gestión de Rodolfo D'Onofrio . Luego de asumir en diciembre de 2013 en un club repleto de deudas y un patrimonio neto negativo de 110 millones de pesos, durante los primeros años se eligió por una marcada austeridad con la intención de acomodar las cuentas, eliminar los compromisos financieros y aumentar las arcas de la institución. Pero a partir del anteúltimo libro, se pateó el tablero y comenzaron a llegar las apuestas fuertes: entre julio de 2017 y febrero de 2018 se desembolsaron más de 40 millones de dólares para reforzar el plantel.

Con la intención de seguir invirtiendo en la jerarquización del equipo profesional, y a partir de ello buscar un mayor incremento en los ingresos por marketing, mayores ventas de entradas y abonos y la obtención de títulos que permitan aumentar el valor patrimonial del plantel, hoy la Comisión Directiva aprobó un programa de deuda con oferta pública que se estructuró a través de un fideicomiso. Recién en marzo será remitido a la Asamblea de Representantes de Socios para su aprobación final.

De acuerdo a los detalles a los que tuvo acceso LA NACION, el Banco de Valores (el presidente es Juan Nápoli, vocal titular por la oposición) organizará el fideicomiso y, debido al contexto macroeconómico local y el alto porcentaje de ingresos en moneda extranjera, el club eligió estar cubierto en una moneda dura como el dólar, buscando así que la tasa de interés sea menor de un dígito (con un máximo del 9%) y logrando un costo mucho menor que con un crédito en pesos (la tasa de interés ronda el 32%). El objetivo será emitir un fideicomiso con una oferta pública de hasta 20 millones de dólares como tope máximo.

Por otro lado, River ofrecerá como garantías los contratos con sponsors de primera línea y los ingresos de la Comunidad Somos River (cesión de ingresos de tarjetas de crédito) y culminará dentro del mandato de la actual dirigencia ya que el plazo será de 3 años y 6 meses, con fecha de cancelación el 30 de agosto de 2021. El objetivo es claro: esquivar la obligación de vender futbolistas para poder comprar.

La idea es poder emitir un fideicomiso con una oferta pública de hasta 20 millones de dólares como máximo. Está destinado a no tener que estar obligado a vender para comprar jugadores y revalorizar el plantel para luego aumentar los ingresos por sponsors, marketing, merchandising y ticketing.

"Los jugadores del último mercado de pases los compramos sabiendo que íbamos a poner en práctica esto. Es la mejor forma de instrumentar deuda y financiar costos. Desde el punto de vista cambiario y de intereses, el fideicomiso es beneficiario, ya que genera un ahorro importante para River y lo afrontará en su totalidad nuestra gestión. Es el mecanismo de los grandes clubes del mundo y es inédito en la Argentina", le explicó a LA NACION el vicepresidente primero Jorge Brito , quien es director de Banco Macro y uno de los impulsores del proyecto, junto al tesorero Luis Schvimer, quien de 2000 a 2017 ocupó la presidencia de Prisma, la empresa licenciataria de Visa y dueña de Banelco, Pagomiscuentas, entre otras empresas.

¿Cuáles fueron las últimas compras del Millonario? Por Ignacio Scocco, Javier Pinola, Enzo Pérez, Nicolás De La Cruz, Marcelo Saracchi y Rafael Borré, la institución millonaria desembolsó 20,3 millones de dólares entre julio y agosto de 2017, mientras que por Lucas Pratto, Franco Armani y Bruno Zuculini fueron 22 millones de dólares.

Cabe destacar que Juan Quintero llegó a préstamo durante un año por 300 mil dólares y con una opción de compra por el 50%, valuada en 3,5 millones de dólares. En tanto, en cuanto a la venta de jugadores, en el último tiempo se logró recuperar parte de lo invertido a través de las partidas de Sebastián Driussi (18 millones de euros) y Lucas Alario (10,8 millones de euros).

"De esta manera, River genera una forma de financiamiento importante y que no afectará en nada su funcionamiento ni su patrimonio, sino que todo lo contrario. Esta herramienta ayudará a generar mayores ingresos y beneficios para el club de una manera sana y sustentable para sus finanzas", anunció hoy el club en un comunicado de prensa.

No es la primera vez que la CD encabezada por D'Onofrio utiliza este elemento económico: en marzo de 2014, a los tres meses de la asunción, se aprobó un fideicomiso de garantía privado con una inversión mínima de 100 mil pesos a un plazo de tres años. Aquella vez, la firma Cima Investments actuó como fiduciaria y el objetivo fueron 100 millones de pesos, que tuvieron un período de gracia de dieciocho meses y comenzaron a cancelarse a fines de 2015.

El cambio económico que logró River: cómo son sus ingresos

Según el último balance, que se aprobó en noviembre de 2017, River eliminó el ciento por ciento de las deudas financieras con las instituciones bancarias, liberándose así de un gran peso: se pagaban 12,5 millones de pesos mensuales de intereses, que salía de lo que generaba la cuota social. Esta situación en gran parte se pudo dar por los 18 millones de euros netos que ingresaron por la venta de Driussi a Rusia.

Además, el resultado neto total de River ascendió en 2017 a 310 millones de pesos, lo que implicó un crecimiento del 51% respecto del ejercicio anterior. En tanto, el activo volvió a crecer más que el pasivo, que aumentó menos que la inflación y que en 2013 era dos veces los ingresos del club. Hoy, es tan solo un 50%.

La cifra de ingresos del club en 2017 ascendió a 2006 millones de pesos, 527 millones más que en el último año. Los costos operativos alcanzaron los 1.511 millones, 438 millones más que en 2016. Esto quiere decir que el resultado operativo creció 89 millones de pesos.

De los ingresos, cada una de las líneas que lo componen experimentó un crecimiento: estadio, televisión, marketing y pases. Si se excluye del análisis el ingreso de los pases, ya que su comportamiento no es lineal, la distribución marca que el 49% corresponde al estadio, el 36% al marketing y el 15% a la TV. Entre 2013 y 2017, River logró incrementar sus ingresos en un 505%, pasando de 331 millones a 2006.

Los bienes de River, entre tangibles e intangibles, ascienden a 2024 millones de pesos, lo que implica un crecimiento del 34% respecto al ejercicio anterior. En 2013, la institución poseía únicamente 381 millones de pesos como bienes. A su vez, el endeudamiento pasó de 996 millones a 1158, lo que representa un 16% de crecimiento que deja la proporción de deuda sobre el total de Activos en 57%, implicando una caída de nueve puntos en relación al 66% del ejercicio anterior.

En consecuencia, el patrimonio del club creció un 69% alcanzando la suma de 866 millones de pesos, siendo esta la de mayor valor en la historia del club. Desde el inicio de la gestión en 2013, se logró sanear la situación financiera del club, dejando atrás un Patrimonio Neto negativo de 110 millones de pesos.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.