Para los argentinos, el respeto está en declive

El trabajo es "muy importante" para un 90% de los argentinos
El trabajo es "muy importante" para un 90% de los argentinos Crédito: Shutterstock
Juliana Argañaraz
(0)
22 de febrero de 2018  • 00:29

Respetar al peatón, respetar a los mayores, respetar las opiniones ajenas, respetar la ley. El respeto -en sus muchos usos y acepciones- es un valor fundamental para la convivencia en sociedad, y la pérdida del mismo abre la puerta al caos.

Entre los argentinos, el respeto está en declive. Un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Sociales de la Fundación UADE y la consultora Voices lo demuestra: Solo el 10% de los encuestados lo menciona como un aspecto representativo de los hombres y mujeres del país.

Según parece, los argentinos han perdido el respeto. El estudio, que también analizó la evolución en el tiempo de ciertos aspectos, mostró que un 24% opina que hace 20 años el respeto era una característica distintiva de los argentinos, pero solo un 10% cree que lo seguirá siendo en 20 años más.

"Se observa que en la sociedad no existe el respeto o que se está perdiendo. La encuesta refleja algo que ya se ve en las calles, en la escuela, como si el respeto fuera un valor del pasado" , dice Gala Filippis, doctora en psicología y directora de la carrera en la UADE.

"Es importante observar los cambios evolutivos que se dan en los valores. Que se vaya perdiendo el respeto puede acarrear un montón de consecuencias. Algo hay que hacer para que se deje de desvalorizar, a nivel campaña pública y también desde la educación. Educando uno puede transmitir este valor que se está perdiendo", añade.

La encuesta, realizada a 1001 personas mayores de 16 años de todo el país, se basó en dos preguntas: ¿qué valores considera que identifican a los argentinos? y ¿con qué valores se identifica usted?. Sorpresivamente, las respuestas a una y la otra arrojaron resultados diferentes.

En el primer caso, el de los valores atribuidos a "los argentinos", el primer puesto lo ocupa la solidaridad (45%) seguido por la familia (25%) y la amistad (17%). El respeto ocupa el cuarto puesto: solo 10% de los consultados cree que identifica a sus compatriotas.

Sin embargo, ante la pregunta de ¿qué valores lo identifican a usted? al respeto le va mucho mejor: un 22 por ciento se lo atribuye.

"La autoevaluación presenta el riesgo de relativizar los propios defectos o aspectos cuestionables con el fin de presentar una imagen 'más correcta' -explica Roberto Sivak, médico psiquiatra y psicoanalista, sobre esta diferencia en los valores-. Otro aspecto a considerar es el mecanismo de proyección, por el cual los aspectos negativos o cuestionables son 'proyectados' en el afuera, en los demás, incluso para justificarse: 'Yo soy respetuoso, pero qué le vas a hacer, esto es una selva y hay que sobrevivir...'".

Miguel Espeche, psicólogo y psicoterapeuta, dice: "La idea de respeto puede tener diferentes dimensiones. Respeto ¿a qué o a quién?. Asimismo, uno puede describir a su propia sociedad, pero no identificarse plenamente con ella y, de allí, puede surgir diferencia entre lo que se cree que es una sociedad y lo que se describe como valioso para uno mismo".

El licenciado Andrés Cuesta, secretario académico de la Fundación UADE, explica que la encuesta se realizó en base a "conceptos generales instalados en el sentido común", y que es de esperar que dos personas de edades diferentes o de distintas clases sociales no entiendan lo mismo por "respeto" o "familia".

"El concepto de familia ahora es mucho más amplio de lo que era hace un tiempo, y lo mismo pasa con el respeto. La gente lo valora como algo más o menos importante desde su propia mirada, es un concepto que siempre está evolucionando, es dinámico. En diferentes segmentos de la población es concebido de manera distinta", dice Cuesta.

La familia ocupa el primer puesto del ránking de los consultados: para el 98% es muy importante
La familia ocupa el primer puesto del ránking de los consultados: para el 98% es muy importante Crédito: Shutterstock

Pero ¿quiénes identificaron al respeto como un valor de "los argentinos"? Según las edades, fue más mencionado entre personas de 50 años o más (11% de ellos lo eligió), mientras que solo lo hizo el 8% de los encuestados de entre 30 y 49 años.

Sobre esta diferencia, explica Sivak: "Los mayores de 50 habrán conocido épocas de convivencia social en las que, más allá de diferencias socioeconómicas o políticas, compartían expectativas de un país en desarrollo y una historia común: de privaciones, crecimiento y esfuerzo, con valores como el respeto a la palabra".

"Mientras, los menores de 50 comparten haber vivido severas crisis del país en una época mundial de predominio de escepticismo, de valores individualistas, de consumismo, en la cual el bienestar personal y de la familia se privilegian por sobre otros valores. Quizás la vivencia de esta contradicción y la culpa expliquen esta encuesta", dice Sivak.

Si se analiza según regiones, la diferencia es amplia: En el interior del país el respeto como valor de los argentinos fue nombrado por un 9% de los consultados, mientras que en Capital Federal un 15% lo mencionó.

Espeche explica al respecto: "El respeto suele verse ligado a cumplir con normas de convivencia, algo que en las urbes aparece como más imprescindible. Si está ausente, se nota en los desmanes que surgen en la convivencia cotidiana. Quizás en el interior no se perciba tanto su importancia en relación a otros valores".

Todo tiempo pasado fue mejor

El estudio de la Fundación UADE también indagó sobre la evolución de los valores de los argentinos en el tiempo, para evaluar la percepción social de los mismos.

Las preguntas ¿qué valores identificaban a los argentinos hace 20 años? y ¿qué valores identificarán a los argentinos en 20 años? mostraron que, además del respeto, el valor de "familia" también está en decadencia.

Un 22% de los consultados aseguró que la familia era un valor de los argentinos hace 20 años, pero solo un 13% cree que lo será dentro de dos décadas.

Con el respeto ocurre algo similar, tiene la brecha más amplia de todos los valores: un 24% cree que era importante hace 20 años y solo un 10% cree que lo será en 20 años más.

"Hay una mirada pesimista con respecto a lo que pasa con el respeto -dice Cuesta. A pesar de que la gente lo considera como un valor argentino principal, también perciben que va a tener mayor declive en el futuro".

Otros indicadores se mantienen firmes y su percepción no varía con los años. Por ejemplo la amistad es percibida como importante por un 10% de los consultados tanto para el pasado como para el futuro. La solidaridad tampoco se mueve de su 21%.

Otros aspectos como la responsabilidad, la lealtad y la religiosidad, tuvieron -según el estudio- mejores tiempos en el pasado, mientras que dentro de 20 años habrán perdido valor.

El 45% de los argentinos cree que la solidaridad es su valor más distintivo
El 45% de los argentinos cree que la solidaridad es su valor más distintivo Fuente: Archivo

El ránking de los argentinos

A la hora de armar una escala de valores propia los argentinos priorizan el trabajo y la formación por sobre la pareja y los amigos: La familia es lo más importante para el 98% de los consultados, seguida por el trabajo (90%) y el estudio (89%).

Dice Gala Filippis: "Vivimos en una época donde se habla mucho de la crisis de la familia, pero evidentemente se refiere a la tradicional, hoy hay otro modelo de familia. Parecía que se había perdido, pero es muy valioso que aparezca como el valor más votado".

Luego, 15 puntos por debajo, le siguen la pareja ("muy importante" para el 74%), el tiempo libre (73%) y los amigos (72%). Mucho más atrás, la religión es "muy importante" solo para el 47% de los argentinos, y la política lo es para un 26%.

"El tema de valorizar el trabajo tiene que ver con algo social y actual -analiza Filippi-, se refiere al hecho de tener trabajo. Uno pensaría que no son tan importantes, pero también aparecen el estudio y la formación. Estos aspectos tienen que ver con cuestiones más personales, con la idea de que prima el bienestar personal y no tanto la comunidad y la sociedad".

Si se hace un corte por segmentos de los valores marcados como "muy importantes", es posible determinar que la familia es más valiosa para las mujeres (99%) que para los hombres (97%) y más en el interior (99%) que en Capital Federal (95%).

El trabajo también presenta diversidad de percepciones, pero la más llamativa es con respecto a las regiones: Mientras que en Gran Buenos Aires es "muy importante" para el 93% de las personas, en Capital Federal lo es solo para el 87%.

Con el estudio pasa algo similar. Diez puntos porcentuales dividen al GBA de la Capital. En el primero el estudio es muy importante para un 91%, mientras que solo para un 81% en CABA.

El tiempo libre es mucho más valorado en Gran Buenos Aires y el interior, con 75% y 74% respectivamente, mientras que en Capital solo es importante para un 67%. Lo mismo ocurre con la religión (53% en el interior y solo 30% en Capital Federal) y la política (28% en el interior y 19% en Capital).

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.