Una mirada al futuro de los autos

Guillermo Tomoyose
(0)
17 de febrero de 2018  

E-Palette. El futuro del transporte, los viajes compartidos y las tiendas móviles según Toyota
E-Palette. El futuro del transporte, los viajes compartidos y las tiendas móviles según Toyota

Sin ser un salón del automóvil, la feria tecnológica Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas se convirtió en los últimos años en el escenario para conocer los modelos que marcarán los lanzamientos de los próximos años con prestaciones y servicios que pronto dejarán de ser sólo prototipos y propuestas de laboratorio.

Automotrices como Hyundai aprovecharon la ocasión para lanzar el Nexo, un SUV a hidrógeno que cuenta con una autonomía de 596 kilómetros y que puede reabastecer su sistema en sólo 5 minutos.

Por su parte, Nissan presentó una nueva versión de su EV Leaf con un único pedal, y atrajo todas las miradas con Brain To Vehicle (BTV), un sistema que permite anticipar las maniobras riesgosas del conductor. Con el BTV quien maneja utiliza un casco equipado con electrodos que ante un movimiento brusco o una frenada inesperada el sistema puede corregir al conductor e incluso anticipar maniobras riesgosas entre 0,2 y 0,5 segundos antes que el propio conductor.

De la cabeza al auto. Nissan presentó el Brain To Vehicle (foto), un sistema que mediante sensores colocados en una especie de casco permite anticipar las maniobras riesgosas del conductor y corregirlas en menos de medio segundo
De la cabeza al auto. Nissan presentó el Brain To Vehicle (foto), un sistema que mediante sensores colocados en una especie de casco permite anticipar las maniobras riesgosas del conductor y corregirlas en menos de medio segundo

A diferencia de otros sistemas de asistencia al manejo, basado en alarmas sonoras o notificaciones visuales, el BTV busca ser una modalidad no invasiva y fácil de usar, aunque por el momento aún se encuentra en una etapa inicial de desarrollo.

Más cerca de los clientes

Toyota e-Palette es un vehículo autónomo y eléctrico con un curioso diseño que lo asemeja a una combi con ocho ruedas con puertas corredizas automáticas. Equipado con múltiples pantallas que permiten personalizar diversas notificaciones y avisos, este prototipo de la automotriz japonesa apunta a ser una plataforma de transporte para servicios de logística, viajes compartidos bajo la modalidad ride-sharing y tiendas móviles.

Con todas estas prestaciones, el e-Palette se posiciona como un vehículo comercial en un segmento que la compañía denomina "movilidad como servicio", ya que el prototipo tiene un diseño interior personalizable según el servicio que desee ofrecer. De esta forma, el e-Palette puede ser tanto una oficina móvil, una clínica dental como un correo postal, o se puede adaptar para ser una tienda de indumentarias o una pizzería móvil. Incluso, se pueden combinar varios módulos en caso de requerir más espacio.

Presentado en la feria CES de Las Vegas, Toyota trabaja este concepto de forma conjunta con compañías de diversos rubros, como Amazon, la automotriz Mazda y el restaurant Pizza Hut, además de las firmas tecnológicas de pedidos de viajes con chofer como la china Didi Chuxing y la norteamericana Uber.

Autonomía china

El auto que atrajo todas las miradas por su diseño y origen fue el Byton, el vehículo autónomo y eléctrico que vino de China con una propuesta futurista en la previa de la feria CES 2018 de Las Vegas. A diferencia de su antecesor Faraday Future, el superdeportivo cuya compañía está en la cuerda floja por problemas financieros, Byton busca competir mano a mano con Tesla, la automotriz liderada por el empresario Elon Musk con un vehículo deportivo utilitario (SUV) que costará desde 45 mil dólares.

Futurista. Interior del Byton, el vehículo eléctrico y autónomo creado por los chinos que quiere competir con Tesla
Futurista. Interior del Byton, el vehículo eléctrico y autónomo creado por los chinos que quiere competir con Tesla

Byton, un nombre que sugiere bytes sobre ruedas, está respaldada por 200 millones de dólares de diversos inversores, donde se destaca el gigante chino Tencent. Lo más llamativo está en su interior, con un diseño que lo distingue por una enorme pantalla que va de lado a lado para mostrar todas las notificaciones del vehículo. A su vez, el volante cuenta con otra pantalla de 10 pulgadas y diversos sensores que monitorean el estado de salud del conductor.

Se posiciona como el principal rival del Model 3, un auto de Tesla que podría llegar al mercado a fines de este año o en 2019 con un precio estimado de 35 mil dólares en su versión estándar.

Sus creadores prometen una autonomía de uso de más de 480 kilómetros con su pack de baterías de 71 o 95 kwh, que se pueden recargar al 80 por ciento en 30 minutos.

A su vez, Byton es una firma que cuenta entre sus filas a un equipo de experimentados ejecutivos tanto de la industria automotriz como del sector tecnológico, como Tesla, BMW, Apple y Google. La compañía espera lanzar este nuevo modelo en 2019 en China y en 2020 en Estados Unidos.

Transporte compartido

El servicio de pedido de viajes con chofer Lyft, uno de los protagonistas en el mercado norteamericano junto a Uber, se presentó en las calles de Las Vegas con su flota de taxis robóticos. Esta modalidad autónoma estuvo conformada por ocho BMW Serie 5 equipados con la tecnología de manejo autónomo de Aptiv, una firma subsidiaria de Delphi, una proveedora de tecnología para la industria automotriz.

A diferencia de su propuesta original, donde un usuario contacta mediante una aplicación móvil al vehículo más cercano, los taxis robóticos de Lyft contaban con 20 viajes preestablecidos que partían desde el centro de convenciones de Las Vegas a diversos puntos de la feria CES como hoteles y puntos de interés de la ciudad de Nevada. Como suele ocurrir en este tipo de experiencias, un ingeniero de Aptiv estuvo al frente del volante para monitorear los posibles inconvenientes que el sistema de manejo autónomo no pueda resolver.

Del otro lado de la vereda, Uber Advanced Technologies, la unidad de la tecnológica que ofrece viajes con choferes particulares desde un smartphone, anunció que su flota de vehículos utilizará la plataforma de inteligencia artificial de Nvidia. Con más de 50 mil viajes y más de 3,2 millones de kilómetros recorridos, estos vehículos especiales de Uber están equipados con cámaras, sensores y radares, los vehículos autónomos requieren un exigente nivel de procesamiento de datos en tiempo real para identificar el entorno con precisión, desde el carril en circulación, las señales viales, otros vehículos y los peatones.

Ford también anunció en Las Vegas un acuerdo similar con el fabricante de semiconductores Qualcomm con el objetivo de crear una propia plataforma de manejo autónomo junto a firmas como Lyft y Domino's Pizza. El objetivo de la automotriz liderada por Jim Hackett está en el concepto City of Tomorrow, donde sus autos tendrán una interacción constante con todos los dispositivos móviles, un segmento donde Qualcomm está dentro de los smartphones y en la próxima generación de dispositivos de la llamada Internet de las Cosas, donde todos los equipos podrán estar comunicados mediante la futura red de telecomunicaciones 5G.

Así, los vehículos autónomos de Ford podrán "conversar" con diversos dispositivos para aumentar aún más la capacidad de desplazamiento sin conductor en entornos urbanos. La prueba de Ford para comercializar esta tecnología y sus bondades estuvo en la entrega a domicilio de pizzas de Domino's y los viajes sin intervención del conductor de Lyft.

A la vista, las compañías de una y otra industria se repiten y se cruzan en la búsqueda de soluciones y plataformas que puedan convertirse en el estándar del competitivo sector de los vehículos autónomos.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.