Una veintena de autores irá a la Feria de Bogotá donde la Argentina es invitada de honor

Fuente: Archivo
Encabezada por Eduardo Sacheri, abrirá el stand del país en la Filbo 18; la coincidencia con la FIL Buenos Aires, una ventaja para las editoriales grandes
Constanza Bertolini
(0)
17 de febrero de 2018  

Después de un 2017 con vidriera de "país invitado" en el mundo de las artes a partir del desembarco argentino en Arco Madrid, este año la Argentina ocupará el lugar del país de honor en la 31° Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo), que se realizará en la capital colombiana del 17 de abril al 2 de mayo.

Una delegación de autores integrada por veinte nombres muy reconocidos llegará por la vía oficial bajo el lema "Siente las ideas. #Leer Argentina". Es una de las comitivas más numerosas desde que Mauricio Wainrot, con la gestión de Cambiemos, se hizo cargo de la Dirección de Cultura de la Cancillería. Sin embargo, quedaría igualmente inscripta en el marco de la "austeridad" oficialista: 20 escritores es menos de la mitad de la nómina que el gobierno anterior llevó al polémico Salón del Libro de París en 2014.

No parece nada casual que en el año del Mundial de Rusia encabece este seleccionado argentino el más futbolero de nuestros novelistas contemporáneos: Eduardo Sacheri es el elegido para inaugurar las actividades en el pabellón argentino.

Además del autor de La noche de la usina -reconocido internacionalmente por el Oscar a El secreto de sus ojos y por otros títulos de su obra literaria publicada y premiada en América Latina y España-, Pablo De Santis, Edgardo Cozarinsky, Alberto Manguel, Diego Golombek, María Teresa Andruetto, Silvia Molloy, Arturo Carrera y Mauro Libertella, entre otros escritores, y los ilustradores Liniers, Isol, María Verónica Ramírez y Pablo Bernasconi, integrarán el grupo que llegarán a Bogotá a través de los ministerios de Relaciones Exteriores y Cultura.

Por fuera de este listado, hay que contemplar que habrá más referentes de las letras del país que aterrizarán en Colombia de forma privada y a través de sus editoriales. En este sentido, la coincidencia de fechas entre la Filbo y la FIL Buenos Aires, que comenzará en La Rural el 26 de abril, salta a la vista: las dos ferias se superpondrán la última semana de ese mes, con las dificultades logísticas que esto podría implicar principalmente para las editoriales medianas o pequeñas (y sus representantes) que participen de ambos encuentros. Los grandes grupos, en cambio, como tienen filiales en el exterior, no precisan movilizar más que a sus autores, y tres semanas es tiempo suficiente para agendarlos en los calendarios de ambos encuentros. Más aún: pueden aprovechar la proximidad de las citas y armar giras, de manera que los escritores de sus editoriales que no residen ni en Colombia ni en la Argentina lleguen en la misma gira allí y acá. Penguin Random House, por ejemplo, organizó de esta forma la agenda de Andrés Neuman, narrador argentino residente en España. Y justamente, por esta misma razón, en 2018 el premio Alfaguara anticipó su fecha de otorgamiento; así, el mexicano Jorge Volpi puede llegar a tiempo de las Ferias del Libro con el tour promocional de Una novela criminal recién salida de imprenta. "La coincidencia con la Feria de Bogotá es una ventaja porque permite que autores del extranjero puedan viajar a los dos países, prorrateando los costos", dice con todas las letras Sebastián Ansaldi, Director de Marketing del Grupo Planeta.

Alberto Manguel
Alberto Manguel Fuente: Archivo - Crédito: Santiago Filipuzzi

El envío oficial incluirá una sección cinematográfica con tres ciclos de películas basadas en novelas: de Sacheri se verán los films dirigidos por Juan José Campanella y Juan Taratuto ( El secreto de sus ojos, Metegol y Papeles en el viento); de Claudia Piñeiro, que también viajará a Bogotá, pasarán Las viudas de los jueves, Betibú y Tuya; y de Julio Cortázar, Historias de Cronopios y de Famas, Cortázar y Circe.

En la misma pantalla se programó un segmento de películas restauradas por la cinemateca argentina en formato digital 4k dedicado a Carlos Gardel. Y el cine argentino de raíz literaria estará también representado, por citar un puñado de casos, con la proyección de Zama, de Lucrecia Martel sobre Antonio Di Benedetto, El ciudadano ilustre de la dupla creativa Cohn-Duprat y Natacha, la película, de Eduardo Pinto, que presentará en persona Luis Pescetti.

En el auditorio Corferias, presentarán una programación musical de tango y folclore, con la orquesta de Ariel Ardit, el Chango Spasiuk, y el grupo de danza contemporánea de Analía González.

Pasajes para editoriales

Mientras se espera para el lunes un lanzamiento oficial de la Filbo 18 que desde Colombia revele más características del lugar que ocupará la Argentina en la edición 2018, el Ministerio de Cultura lanzó aquí una convocatoria dirigida a editoriales y distribuidores nacionales para obtener apoyo en pasajes aéreos para participar de la Filbo 2018, que cerrará el 27 de febrero. Las editoriales que viajen serán elegidas por un jurado integrado por Ezequiel Martínez, Hinde Pomeraniec y Gabriela Adamo. Entre los requisitos, los sellos que apliquen deberán tener en su catálogo un mínimo de quince títulos, cinco de los cuales publicados en los últimos dos años y que cuenten con cierta experiencia en ferias internacionales. Las bases en www.cultura.gob.ar

Una escudería con nombres reconocidos

  • Eduardo Sacheri

El autor de La noche de la usina abrirá la sección Argentina en la Feria. Además, proyectarán las películas basadas en su obra, como El secreto de sus ojos.

  • Alberto Manguel

El director de la Biblioteca Nacional y multipremiado escritor, también integrará la delegación oficial. Viajará a Bogotá en la última semana de feria.

  • Isol

Autora e ilustradora de títulos infantiles, representará al país con otros reconocidos dibujantes entre los que figuran Liniers, María Verónica Ramírez y Pablo Bernasconi.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.