Córdoba: un policía y dos ladrones muertos en un tiroteo

En el tiroteo hubo por lo menos 120 disparos
En el tiroteo hubo por lo menos 120 disparos Crédito: Gustavo Sosa
Una banda delictiva se llevó 3.000.000 de pesos de un departamento; hubo más de 120 disparos en el enfrentamiento
Gabriela Origlia
(0)
17 de febrero de 2018  

CÓRDOBA.- Tres muertos, un policía y dos delincuentes. Poco más de un centenar de balas. Cinco heridos, entre ellos un ladrón, tres agentes y la víctima del asalto. Y cerca de 3.000.000 de pesos de botín. Esa fue la sumatoria de elementos que ayer a la madrugada sobresaltó a Nueva Córdoba, un barrio de movida nocturna a pocas cuadras del centro de esta ciudad. El fuego cruzado entre la banda delictiva y los uniformados obligó a quienes estaban en bares o caminando por ahí a tirarse debajo de los autos estacionados y a esconderse donde pudieran.

Hay cuatro o cinco prófugos que huyeron con el dinero. La banda tipo comando entró después de la 1 de la madrugada en el departamento A del séptimo piso de Rondeau 84. Aparentemente tenían datos sobre la existencia de una "fuerte" suma de dinero. En el lugar había una pareja que, según dijeron, administran el consorcio. La procedencia del dinero todavía no está clara.

La llamada de una vecina fue la que alertó a la policía sobre "movimientos raros". Dos agentes llegaron cuando la banda escapaba. Uno fue el suboficial Franco Ferraro, de 28 años, de la división Motocicletas. Lo alcanzaron los disparos de los delincuentes y murió en el lugar.

El gobernador Juan Schiaretti dispuso su ascenso a cabo primero; el joven era hijo de un policía retirado y hermano de dos. Nacido en el norte provincial, en San Carlos Minas, llevaba cuatro años en la fuerza.

Con refuerzos policiales, el tiroteo se intensificó. El delincuente Ricardo el "Ciego" Hidalgo, de 59 años, murió en el lugar y, a pocos metros, cayó Ricardo Serravalle, quien fue uno de los negociadores del sangriento motín carcelario en Córdoba, en 2005, que terminó con ocho muertos.

El apodo de Hidalgo se debe a que robó un banco disfrazado de ciego. Su historial delictivo comenzó en 1973 y acumuló en su prontuario casos de tentativa de robo y encubrimiento, hurto simple, robo calificado, robo, lesiones culposas, falsificación y uso de documento falso, estafa reiterada, robo calificado de automotor reiterado, sustitución de chapa patente, y hurto de automotor. En 1998 fue condenado a nueve años de cárcel como coautor de robo calificado, y en 2014 fue detenido por encubrimiento, cohecho agravado y tentativa.

Tremarchi, el único detenido, tiene antecedentes por resistencia a la autoridad y amenazas. En el lugar se secuestraron 120 vainas servidas, una ametralladora que estaba en poder de los asaltantes muertos, junto a un bolso con más de 20 cargadores para armas de alto calibre y dos vehículos en los que se movilizaban.

"La violencia de los delincuentes fue terrible, nos conmociona", admitió el jefe de Investigaciones, Alejandro Mercado, quien aseguró que no tenían antecedentes de asaltos con armas semiautomáticas y automáticas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.