El discurso del número uno: de las lágrimas a los sueños de Roger Federer

Federer y su premio por volver al N°1
Federer y su premio por volver al N°1 Fuente: Reuters
(0)
17 de febrero de 2018  • 10:46

ROTTERDAM, Holanda (AFP).- La leyenda suiza Roger Federer se convirtió a los 36 años y 6 meses en el número 1 mundial del tenis de más edad de la historia y en sus palabras habló de sueños por cumplir luego de un llanto de emoción tras su triunfo ante Robin Haase.

Federer regresa a la cima del tenis mundial más de cinco años después de la última ocasión en la que ocupó el número 1, en noviembre de 2012.

Los 10 momentos más emocionantes de la carrera de Roger Federer

4:22
Video

"Alcanzar el número 1 es el máximo logro en el tenis. Cuando eres mayor tienes que trabajar el doble, tienes que luchar para quitárselo a alguien que ha trabajado duro para estar en esa posición. Es un sueño hecho realidad", señaló el suizo tras el partido.

"Ha sido un viaje increíble y lograrlo aquí, donde jugué con mi primera invitación en 1998, significa mucho", añadió en la pista.

Seguirá la batalla con Nadal

A finales de enero amplió su récord de títulos de Grand Slam al ganar el Abierto de Australia y llevar a 20 su número de grandes. Entonces quedó a un paso de la plaza de honor.

Federer, que recibió tras el partido un trofeo que consistía en un enorme número 1 con la leyenda de 'Número 1 de más edad de la historia', superará el lunes en la próxima clasificación de la ATP a su gran rival, Rafael Nadal, que pasará al segundo puesto.

Ahora el reto será mantenerlo. Federer tendrá que defender en marzo 2000 puntos en los Masters 1000 de Indian Wells y Miami, que conquistó el año pasado.

Mientras Nadal, que se tuvo que retirar en cuartos de final del Abierto de Australia por una lesión en la pierna, volverá a competir en Acapulco (26 febrero-3 marzo). Y tendrá como gran objetivo desbancar a su rival histórico.

"Me habría arrepentido"

Tras no competir en la segunda mitad de 2016 por una operación en la rodilla, Federer protagonizó uno de los mejores regresos en la historia del deporte al ganar el Abierto de Australia en 2017, batiendo en la final a Nadal.

Fue el inicio de una escalada que le llevó desde el 17º puesto de la ATP que ocupaba entonces al número 1 reconquistado en Rotterdam.

"He luchado para intentar estar aquí. Tuve que ganar muchos partidos el año pasado. Nunca imaginé que esto podía pasar después de mi operación (febrero 2016)", señaló el jueves tras ganar al alemán Philipp Kohlschreiber.

En su duelo de cuartos de final, Federer se dejó el primer set ante Haase, muy agresivo. Pero luego tomó la iniciativa para ganar en 79 minutos a un jugador local que tuvo problemas en la espalda.

"Lo más importante es estar sano, me habría arrepentido si no hubiera venido esta semana", añadió Federer sobre un torneo en el que no tenía previsto competir y en el que finalmente lo ha hecho por la posibilidad de asaltar la primera plaza.

Federer buscará ahora terminar la semana holandesa levantando el trofeo. Su rival en semifinales será el ganador del duelo entre el italiano Andreas Seppi y el ruso Daniil Medveev. Por la otra parte del cuadro el belga David Goffin juega con el búlgaro Grigor Dimitrov.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.