Suscriptor digital

Santa Fe: plantean la figura del "femicidio no íntimo" para el hombre que mató a una maestra para robarle la moto

La maestra recibió una decena de puñaladas
La maestra recibió una decena de puñaladas Crédito: Twitter
José E. Bordón
(0)
17 de febrero de 2018  • 19:10

SANTA FE.- Homicidio calificado por alevosía, por ensañamiento y por violencia de género; amenazas calificadas, agresión con arma, atentado a la autoridad. Ramón Cano, de 34 años, fue imputado hoy por el asesinato de Vanesa Castillo, de 33, el pasado jueves, en inmediaciones de la Escuela Victoriano Montes del distrito Alto Verde, frente al puerto de esta capital.

La calificación, sumada a los antecedentes penales de Cano, plantean firmemente la hipótesis de una prisión perpetua, cuestión que se resolverá en juicio oral y público en fecha a resolver.

Los fiscales Andrés Marchi, Mariela Giménez y Alejandra Del Río pidieron la pena de prisión perpetua y plantearon la figura del "femicidio no íntimo" al argumentar que el contexto de violencia de género no se aplica sólo a las relaciones de pareja.

Carolina Walker y Erica Stalker, abogadas de la familia de Castillo, anticiparon que el lunes se constituirán como querellantes, a la vez que reforzaron la idea de que este caso tiene un contexto de violencia de género porque -justificaron- "la alevosía da cuenta de que estamos ante un crimen con desigualdad de poder".

Además, las letradas indicaron que cuando la jueza Sandra Valenti le cedió la palabra al imputado durante la audiencia, "él pidió perdón por haber lesionado a un policía y omitió todo arrepentimiento respecto al crimen de Vanesa".

En los pasillos de los Tribunales de esta capital, en donde se realizó la audiencia, cobró fuerza la hipótesis de que la maestra habría realizado anteriormente una denuncia contra su asesino. No obstantes, las abogadas manifestaron que "hay protocolos que Vanesa había iniciado, hay que ver si tienen vínculo con esta persona". Antes de finalizar la audiencia, la jueza Valenti dispuso que Cano continúe en prisión preventiva.

En tanto, el informe del cuerpo médico forense del Poder Judicial de Santa Fe sostuvo que Vanesa Castillo murió como consecuencia de 15 "heridas punzocortantes", la mayoría de ellas ubicadas en la región posterior del cuerpo, principalmente en el dorso y en la región alta del tórax. "Una de las heridas llegó hasta el corazón y es la que probablemente le ocasionó la muerte. Hay una sola herida que tiene reentrada: entró y salió por el brazo, y volvió a entrar por el tórax, fueron tres heridas en una y el resto son todas de entrada. No hubo muerte instantánea, por otros signos que hay en el cadáver, pero hay un tiempo de agonía, entre la lesión y la muerte que en este caso puede ser de los 5 a los 15 minutos", explicó Pascual Pimpinella, jefe del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial de Santa Fe.

El cuerpo de la docente fue enterrado ayer por la tarde en la localidad de Santa Rosa de Calchines, departamento Garay, 45 kilómetros al nordeste de esta ciudad, donde vivía junto a su hija de 12 años. Centenares de personas se movilizaron para reclamar justicia y despidieron sus restos.

Un agresor con antecedentes

Juan Ramón Cano, alias Chancho, cumplió una condena en la cárcel de Coronda de tres años, entre 2014 y 2017, por abuso sexual simple, portación de arma de fuego de uso civil y tentativa de robo.

La madre del atacante contó que al salir de la cárcel, en enero del año pasado, su hijo fue internado en el Hospital Psiquiátrico Mira y López, de la ciudad de Santa Fe, donde se encontraba bajo tratamiento médico por un problema de adicción. "Estaba bajo tratamiento, por eso él no sabe lo que hace, no se acuerda de nada", señaló.

Tras cumplir la condena, y mientras seguía bajo tratamiento médico, Cano fue denunciado en tres ocasiones: el 26 de febrero de 2017, por tentativa de robo; el 6 de junio de 2017, por tentativa de abuso sexual, y el 9 de octubre de 2017, por portación de arma de fuego, resistencia a la autoridad y lesiones a un menor.

La docente había hecho una denuncia por amenazas contra su presunto asesino. "Esta persona la esperó dos horas sentada en la puerta de la escuela, una escuela que queda a 150 metros del destacamento policial de Alto Verde, y cuando sale Vanesa pasó esto. No hubo ninguna resolución judicial que proteja a Vanesa", agregó Carolina Walter, abogada y amiga de la familia de la víctima.

Finalmente, el intendente municipal, José Corral, convocó para este lunes, en el Palacio Municipal, al Consejo de Seguridad, porque "hay que investigar si hubo alertas o no, si hubo hechos que podrían haber generado las alertas para evitar que esto sucediera", sostuvo el funcionario.

La última reunión del órgano fue en octubre de 2014, tras un violento fin de semana largo en el que hubo cinco homicidios.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?