Suscriptor digital

La historia de Rubén Botta, el exjugador de Boca que impulsa al Ciclón para acercarse al líder

Toda la felicidad de Botta, tras anotar el único gol del Ciclón ante Newell's; después se fue lesionado
Toda la felicidad de Botta, tras anotar el único gol del Ciclón ante Newell's; después se fue lesionado Fuente: Télam
Fernando Vergara
(0)
18 de febrero de 2018  

En épocas donde el mundo del fútbol argentino se pregunta cómo Boca y San Lorenzo no afinaron la puntería cuando Lautaro Martínez realizó unas pruebas en esas entidades, o el propio club de la Ribera, y también River, rechazaron de sus canteras a Ezequiel Barco porque ya tenían jugadores como él, Rubén Botta , el futbolista que este año mantiene al Ciclón a tiro de los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto en la Superliga , también cuenta con una particularidad en sus años juveniles. El volante, que convirtió los dos goles azulgranas en 2018 y con el 1-0 de ayer sobre Newell's volvió a colocar a su equipo a seis unidades del puntero, hace un tiempo apeló a una autocrítica sincera para explicar su pasado por las inferiores xeneizes: "De Boca me echaron porque no hacía las cosas bien. Estaba como en un cumpleaños. Estaba en otra".

Seguramente Botta disfrutó de tiempos de mayor figuración futbolística, pero el que le toca vivir hoy al sanjuanino de 28 años lo moviliza por dentro. El pasado en Boca -hasta que lo dejaron libre- transcurrió desde la novena hasta la quinta división y fue compañero de quien hoy es su ladero en ataque: Nicolás Blandi. Hace un año, cuando arribó a Boedo, sintió que las miradas lo señalaban y, a pesar de esa carga a cuesta, confió en asentarse como una de las cartas de distinción de este equipo.

Ayer, Botta sacó un zapatazo a la altura del punto penal para convertir por segunda vez consecutiva con la derecha, su pierna inhábil (el otro, a Boca). Fue, también, su tercer gol en el Ciclón. Era el bálsamo del reencuentro. Detrás quedaban la angustia, la bronca, el ahogo, las cuatro expulsiones, el encierro. Un oasis en medio de la tormenta inesperada.

No participó Botta demasiado del juego, es cierto. Pero mientras estuvo en la cancha sus movimientos intentaron cambiarle la cara a un equipo que lució aletargado durante el inicio de año. Su gol lo gritó como todo San Lorenzo, con desahogo, con furia. Con baile incluido. En el segundo tiempo, cuando se fue lesionado a los 7 minutos (esguince medial en la rodilla izquierda), fue ovacionado por todo el estadio. Mañana le harán un estudio para confirmar la gravedad de la lesión.

San Lorenzo trató de dejar atrás las imperfecciones acumuladas contra Talleres y Boca. Pero el ímpetu atrevido fue fugaz. En los primeros 45 minutos, la recuperación fue uno de los pocos puntos altos del Ciclón. Y en ese ítem se destaca Robert Piris da Motta, un acierto de Claudio Biaggio en la zona media. El paraguayo es fuerte en la marca, es veloz y anticipa.

En los últimos 15 minutos el visitante encontró espacios vacíos y apeló al juego aéreo para incomodar a Nicolás Navarro. En uno de esos envió el arquero le cometió penal a Víctor Figueroa tras un codazo que no sancionó Néstor Pitana.

En el segundo tiempo Newell's exhibió un ataque más integral y contó con varias ocasiones para llegar al empate, aunque siempre le faltó el pase limpio hacia Luís Leal. San Lorenzo se desmenuzó, dejó se ser el equipo compacto de los primeros 45 minutos y sustentó su éxito en la solidez de Fabricio Coloccini.

Así, en la calurosa tarde quedó flotando una duda: si el Ciclón es el equipo que trató de mostrarse en sintonía, prolijo y meticuloso en el primer tiempo o el que lució improvisado, tibio y que caminó por la cornisa en la segunda parte. Ayer, al menos en el marcador, San Lorenzo venció a las sombras y a los miedos. Y se lo debe al pie derecho de Botta.

Insultos para Macri

Todavía susceptibles por las polémicas ante Boca (1-1), ayer en el Nuevo Gasómetro, al final del partido, volvieron a cantar contra el presidente argentino: "Mauricio Macri la p... que te p...". Y también contra la AFA: "Aunque la AFA no quiera, la vuelta vamos a dar...".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?