Polémica en España tras la muerte de la hija de Franco

Carmen Franco (izq.) falleció en diciembre pasado; su hija Carmen Martinez Bordiu (der.) podría heredar el "ducado de Franco"
Carmen Franco (izq.) falleció en diciembre pasado; su hija Carmen Martinez Bordiu (der.) podría heredar el "ducado de Franco" Fuente: AFP
Silvia Pisani
(0)
18 de febrero de 2018  • 16:48

MADRID.- Lleva más años muerto que los 39 que duró su dictadura, pero a Francisco Franco lo resucitan cada tanto en España como una historia que no termina de cerrar.

Ocurre ahora de nuevo con la muerte, el pasado diciembre, de su única hija, Carmen Franco de Martínez Bordiu. La hija del dictador murió a los 90 años llevándose muchos secretos y dejando un libro de memorias que podría haber estado bastante mejor.

Su muerte abre una delicada cuestión. No sólo la herencia -que algunos cifran en más de 500 millones de euros de origen un tanto misterioso- sino también el futuro del "Ducado de Franco".

La historia de tal título trepa hasta los inciertos comienzos de la "transición española", cuando el país daba los primeros pasos hacia la democracia y roza, necesariamente, a unos cuantos.

Entre ellos, el ex rey Juan Carlos , creador del titulo nobiliario con el que ahora se quiere terminar. Fue en noviembre de 1975. El Borbón lo instituyó para la familia del dictador cuando este no llevaba ni tres días muerto.

Carmen Franco falleció el 29 de diciembre, a los 90 años
Carmen Franco falleció el 29 de diciembre, a los 90 años Fuente: AFP

Se lo impuso por decreto real a su única hija, la ahora fallecida Carmen, con el rango de "Grande de España". Lo hizo como muestra de "real aprecio" y en reconocimiento "a las excepcionales circunstancias y merecimientos que en ella concurren". Sin más detalle.

Muerta la única heredera del dictador, el ducado está vacante. Aquí se da por seguro que la futura "duquesa de Franco" será la nieta mayor del dictador, Carmen Martínez Bordiú. La que fue, dicen, luz de sus ojos y niña mimada.

También conocida por todo ello como "la nietísima", la pretendida futura duquesa milita bastante lejos de la declarada "austeridad" del generalísimo. Hoy es rostro habitual en las revistas del corazón, con las que acrecienta sus finanzas a golpe de "declaraciones exclusivas".

Contradicción

Pero aquí la historia vuelve a torcerse. Crece el clamor para que tanto el presidente Mariano Rajoy como el joven rey Felipe intervengan para "suprimir definitivamente" un título nobiliario que exalta, dicen, a quien no debería.

La petición la firman diputados de izquierda. "Es toda una contradicción que exista un título que pretende honrar la figura del dictador mientras, al mismo tiempo, rige, desde hace más de diez años, una ley de Memoria Histórica" que va contra todo ello.

La explicación es de Ricardo Sixto, diputado valenciano y profesor de Historia, quien encabeza la firma del proyecto que, una vez más, obligará al presidente y al rey a mirar el pasado franquista.

Pero, si las revistas del corazón no se equivocan, la cosa no llega muy lejos. Varias de ellas hablan ya de la nietísima como la futura duquesa. Como si nada hubiera pasado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.