Dominic Thiem ratificó su condición de gran favorito y conquistó Buenos Aires por segunda vez

La felicidad de Thiem: el austríaco sigue invicto en Buenos Aires
La felicidad de Thiem: el austríaco sigue invicto en Buenos Aires Crédito: Prensa Argentina Open
José Luis Domínguez
(0)
18 de febrero de 2018  • 16:03

Dominic Thiem jugó de acuerdo a su condición de máximo favorito y número 6 del ranking mundial, y se adjudicó por segunda vez el torneo ATP de Buenos Aires al derrotar al esloveno Aljaz Bedene por 6-2 y 6-4, en la final disputada este domingo en el Buenos Aires Lawn Tennis Club.

Thiem, el máximo favorito del certamen, obtuvo el certamen sin ceder ni un set en los cuatro encuentros que disputó hacia la consagración. Bedene, la gran sorpresa de la semana, hizo lo que pudo, pero no logró poner en aprietos al austríaco, en una final jugada bajo el intenso calor porteño, con una temperatura de 33 grados y una sensación térmica cercana a los 40°.

Ganador en 2016, Thiem celebró su segunda corona en Buenos Aires y el noveno título de su carrera, casi doce meses después de su victoria en el Río Open 2017.

"Creo que hay una gran diferencia mi primer título aquí y el que conseguí ahora. Esta vez vine como gran favorito y quería ganar el torneo, otro resultado no iba a ser satisfactorio para mí. El de 2016 fue mi primer gran triunfo, pero creo que hoy soy un mejor jugador que hace dos años", analizó Thiem respecto de su primera victoria en el abierto bonaerense.

"El año pasado jugué la gira bajo techo en Europa, pero prefiero más jugar en este tipo de torneos, y la tierra batida es mi superficie preferida. Por eso vine a Buenos Aires con el objetivo de ganar y exponer mis cualidades. Estoy muy contento por esta semana, porque uno puede jugar bien, pero no siempre se puede ganar un torneo", amplió.

De su lado, Bedene se quedó con las ganas de alzar su primer título de ATP y sufrió su tercera derrota en finales luego de caer previamente en Chennai, India, en 2015, y en Budapest, el año pasado.

"No me tocaron finales sencillas. Tuve que jugar contra (Stan) Wawrinka, contra Lucas Pouille y ahora contra Dominic (Thiem). Siento que en algunos pasajes jugué bien, pero para ganarle a Thiem hay que estar al cien por ciento, y aun así no es fácil, porque él es uno de los tres mejores del mundo en tierra batida", consideró Bedene.

Más allá del traspié en la final, el esloveno llegará este lunes al mejor ranking de su carrera (43°), con un ascenso de ocho posiciones.

En el torneo de dobles, el título fue para Andrés Molteni y Horacio Zeballos, que en la final superaron a los colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, principales favoritos y recientemente finalistas del Abierto de Australia, por 6-3, 5-7, 10-3.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?