Material obsoleto en unidades militares

(0)
19 de febrero de 2018  

La Argentina cuenta con más de 10.000 toneladas de munición obsoleta en distintos puntos del país, en polvorines pertenecientes a las Fuerzas Armadas.

Desmilitarización

Es necesaria la destrucción total del material o el desarme para la reutilización de alguna de sus partes. La Subsecretaría de Investigación, Desarrollo y Producción para la Defensa, a cargo del ingeniero Mario Frigerio, es la encargada de llevar adelante la desmilitarización del material

Polvorines

Son los puntos de almacenaje ubicados en distintas zonas del país. En general se encuentran en los grandes conglomerados militares. Si bien se indica que deben situarse lejos de poblaciones urbanas, existen algunos casos donde coexisten con zonas densamente pobladas, como los depósitos ubicados en la Base Naval Puerto Belgrano en Bahía Blanca, que se encuentra en proximidades de la ciudad de Punta Alta

Munición obsoleta

Se trata de munición que engloba a todas las Fuerzas Armadas. La Armada tiene el mayor porcentaje de material obsoleto almacenado, que incluye minas marinas, torpedos, armas antisubmarinas, cohetes, misiles, munición de artillería naval de distintos calibres. La Fuerza Aérea almacena misiles, cohetes y bombas de aviación

Un conflicto por resolver

Algunos de los materiales almacenados datan de 1950. Si bien se han impulsado procesos de desmilitarización, en muchas ocasiones presididos por la empresa estatal de Fabricaciones Militares, aunque la falta de presupuesto dentro de las Fuerzas Armadas impidió continuar con los procesos de desarme y destrucción

El impacto

El problema principal en relación con el almacenamiento de municiones es el gasto y el peligro que representa guardar durante años el material obsoleto. Es necesario porque los componentes de este tipo de materiales son mezclas químicas y una desatención podría ocasionar una explosión letal

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.