Los anticipos ofensivos, un reflejo de la intensidad que muestra el Racing de Coudet

Christian Leblebidjian
Neri Cardozo lee antes el pase que hará Marcone en el círculo central y transformará esa recuperación una situación de gol clara para Lisandro López
Neri Cardozo lee antes el pase que hará Marcone en el círculo central y transformará esa recuperación una situación de gol clara para Lisandro López Fuente: LA NACION
(0)
20 de febrero de 2018  

El estilo Coudet ofrece presión alta y ataques directos tras la recuperación; salidas desde el fondo que nacen de Musso incluso cuando el adversario va también a presionarlo bien arriba; laterales lanzados al campo rival y ataques respaldados. También jugadas preparadas de pelota parada a partir de los especialistas traídos en el último mercado de pases, refuerzos que empezaron a darle rédito rápidamente al entrenador desde los lanzamientos y los cabezazos. Así se explica cómo en apenas cuatro partidos con el Chacho, la Academia haya marcado cuatro goles por esa vía, cuando en los 12 encuentros anteriores de la Superliga, dirigidos entre Cocca y Fleitas, apenas había hecho uno.

Pero uno de los puntos más fuertes del Racing de Coudet , en función de las características de sus intérpretes, está en los anticipos ofensivos, en las recuperaciones que mediocampistas y laterales consiguen a través de esa presión en campo rival, una forma de ver reflejada la "intensidad" con la que el DT quiere ver a su equipo.

Solo contando el último partido ante Lanús, entre Nery Domínguez (13), Centurión (10), Neri Cardozo (10), Zaracho (4), Ojeda (5) y Solari (1) recuperaron 43 pelotas; un total de 50 si se agregan los quites de Lautaro Martínez (3) y Licha López (4), según los datos de la empresa Opta. No todos los quites fueron en campo rival, pero por la velocidad de sus futbolistas, cada corte en campo contrario (o cerca del círculo central) parece medio gol. Como ejemplo vale el 3-1 de Augusto Solari a Lanús, que pese a ser de contraataque igual Racing llegó a poner a cuatro jugadores en el área granate.

Ya en el primer tiempo, el mano a mano de Licha López que le desvía Andrada nació de un anticipo ofensivo de Neri Cardozo sobre Marcone; también hubo otro de Saravia (casi como wing derecho) sobre Lautaro Acosta, que el lateral finalizó con un remate desviado.

Racing parte de un esquema 4-1-3-2, con dos laterales con proyección (Saravia y Soto), dos centrales experimentados (Sigali y Donatti), un volante centro (Nery Domínguez) y luego todos futbolistas que pueden aportar transiciones rápidas de defensa-ataque y viceversa. Entre Zaracho, Centurión, Cardozo, Lautaro y López pueden arreglárselas para ser peligrosos sin demasiados toques de pelota. Lo mismo si les toca ingresar a Solari, Meli, Ojeda, Mansilla o Cuadra.

Coudet asume riesgos para armar un equipo protagonista. Desde la postura en el campo y desde la elección de los nombres. De todas las decisiones, quizás genere algunas dudas la ubicación de Nery Domínguez como único volante central. Pero el entrenador es consciente de eso aunque prefiere confiar en la buena técnica y el buen primer pase que pueda dar el volante que dirigió en Central. Eso sí: marca límites. Cuando hace poco le consultaron sobre la ubicación de Lo Celso como N° 5 en el París Saint Germain, en el choque con Real Madrid, el técnico dijo del jugador que hizo debutar como enganche y que potenció en Rosario Central: "Lo Celso es un muy buen jugador. Yo lo ponía de enganche o de mediapunta. Tiene un muy buen pase final, tiene gol, finaliza bien las jugadas. ¿Cómo N° 5? Hm. La verdad es que no lo pondría ahí. A mí me gusta arriesgar, ser ofensivo y los buenos jugadores se pueden complementar, pero. tan lírico no soy".

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.