El tenis, al borde de un ataque de nervios: la lucha voto a voto por la presidencia de la AAT

Clerc y Calleri, rumbo a una elección muy reñida en la AAT
Clerc y Calleri, rumbo a una elección muy reñida en la AAT Crédito: Javier Joaquín
Acostumbrado a las grietas dentro y fuera de la cancha entre jugadores, ahora la pelea es dirigencial: Clerc se presentará por el oficialismo y Calleri por la oposición; entretelones de uina puja con acusaciones, intrigas y tensión
Sebastián Fest
(0)
20 de febrero de 2018  

Como aquellas mujeres de Pedro Almodóvar, el tenis argentino vive hoy al borde de un ataque de nervios. Es una historia a la que no le faltan tintes cinematográficos: incluye famosos, intrigas, acusaciones cruzadas, múltiples abogados y tensión creciente.

Los nervios nacen del enfrentamiento de dos listas por la presidencia de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), una elección que debe celebrarse en una fecha aún por definir a fines de abril. José Luis Clerc, de un lado, encabeza al oficialismo. Agustín Calleri, y varios jugadores de lo que fue conocido como la "Legión", son la oposición.

Así y todo, el dato clave, y positivo, es que nunca hubo tantos ex tenistas de nivel involucrados en la lucha política de la AAT, y mucho menos una elección tan competitiva, con dos listas en posición de ganar.

Agustín Calleri contó los principales ejes de su proyecto para transformar la AAT

0:44
Video

Pero eso se advertirá una vez que pase la elección. Lo que hoy predomina es la tensión, los nervios a flor de piel en un ambiente saturado de pequeñas y grandes grietas. Una es evidente: los clubes tradicionales como el Buenos Aires Lawn Tennis (BALTC) y el Tenis Club Argentino (TCA) le dan cobijo y sustento a la oposición, más allá de la presencia de muchos otros clubes en esa lista. Del otro lado, el oficialismo despide a un presidente que nació en Ferro y presenta candidatos que son socios de Arquitectura o River. Ahí hay dos visiones diferentes del tenis, de eso no cabe duda.

Lo explicó la semana pasada Tomás Lynch, integrante de la lista de Calleri y uno de los más combativos a la hora de hablar en público: "Todos los que estamos acá tenemos una posición financiera muy buena, lo único que buscamos es devolverle al tenis lo que nos dio". El "los que estamos acá" de Lynch se refiere, además de él mismo y Calleri, a Mariano Zabaleta, Martín Jaite, Florencia Labat, José Acasuso, Martín Vassallo Argüello, Mariana Pérez Roldán y varios otros ex jugadores. En el caso de Clerc, el ex número cuatro del mundo está acompañado por Daniel Fidalgo y Diego Gutiérrez, que controlan la AAT actual junto a Armando Cervone, el presidente saliente al que no se le ofreció ser candidato, y Luis Lobo, actual subsecretario de Deportes de la ciudad de Buenos Aires. Ningún alto dirigente de la AAT ni Clerc visitaron la semana pasada el BALTC, sede del Argentina Open del que es director Jaite.

Más allá de las distancias que pueda haber entre los clubes más elitistas y los más modestos, la principal diferencia hoy pasa por el análisis de la realidad que cada una de las partes hace. La gente de Calleri dice que la AAT está quebrada y acusa de mal manejo de fondos a los actuales dirigentes, en especial por la rescisión del contrato de comercialización con la agencia Havas cuando faltaban 16 meses para su vencimiento. Esa cancelación de contrato le costó 650.000 dólares a la AAT, un dinero que no tenía y que en parte debió resolver entregando a Havas pagos hechos por la nueva comercializadora, Play Patagonia.

"Cerraron el ejercicio de 2016 adeudándole 14 millones de pesos a los jugadores", dice Lynch. "Hasta eximieron a los veteranos de pagar los carnet de este año para compensarlos por el dinero que les deben".

La gestión actual de la AAT dice que rescindir el contrato con Havas fue la mejor decisión que se pudo tomar, y rechaza las acusaciones de que sus balances estén seriamente cuestionados: "Los aprobó una entidad tan seria como la Inspección General de Justicia (IGJ)".

La presencia de Play Patagonia como comercializadora de la AAT es también mal vista en la lista opositora, que cree que el verdadero dueño de la empresa es el ex rugbier Agustín Pichot, íntimo amigo de quien figura como titular, Rodrigo Roncero.

El ex capitán de los Pumas rechaza de plano cualquier vínculo con Play Patagonia, y asegura que no tiene intención alguna de convertirse en "dueño" del tenis argentino.

"No sé ni quiénes son los candidatos a presidente de la AAT.", dijo Pichot a LA NACION. "No soy el dueño de Play Patagonia, y por lo general no miento. Tampoco voy a mentir acerca de mi amistad con Rodrigo, es uno de mis mejores amigos. No tengo nada que ver con el tenis, gracias a Dios. No tengo la capacidad para manejarme en el tenis. Y a Clerc, la última vez que lo vi fue hace 15 años en un Seven Eleven en San Isidro".

Algo molesto por la insistencia en vincular su nombre al tenis y a Play Patagonia, el vicepresidente de World Rugby dejó una pregunta: "¿Y qué tendría de malo si fuera el dueño y me involucrara en el tenis?".

Hay algo que es indiscutible en los números de la federación que rige el tenis argentino: el balance de 2016 se presentó recién en octubre de 2017, y el del año pasado aún está pendiente. Aprobar el último balance es condición imprescindible para convocar a elecciones. La AAT asegura que las elecciones serán "entre el 27 y el 30 de abril" y que no se especulará retrasando la fecha. La oposición esgrime que el balance incluye como ingresos 7,5 millones de pesos a cobrar del gobierno nacional por una serie de Copa Davis disputada en Tecnópolis, pese a que la AAT sabe que el acuerdo con el gobierno kirchnerista está observado por la Justicia. Cinco estudios de abogados ya le dieron su opinión a la oposición: esos 7,5 millones de pesos no se cobrarán nunca.

Otra gran diferencia entre las dos listas es que una busca una fuerte exposición pública y la otra se mueve en una cuasi clandestinidad mediática. La lista de Calleri hizo una conferencia de prensa la semana pasada en el BALTC, repartió flyers, dio entrevistas y difunde sus propuestas en las redes sociales. Clerc, en cambio, está mudo desde que el 17 de noviembre del año pasado arrancara con fuerza la carrera. "Si salgo a la cancha, salgo a ganar. Voy a ganar. Con Batata todo se va a agrandar, Batata tiene mucho empuje", le dijo el ex tenista a LA NACION. Desde entonces, el mutismo fue absoluto, lo que llevó a muchos en el ambiente del tenis a pensar que Clerc no llegaría a la elección.

Gutiérrez, uno de los vicepresidentes de la AAT, dijo a LA NACION que no hay nada de eso: "Estamos hablando con los clubes, contándoles el proyecto. Habremos estado con un 60 por ciento de los clubes, y Batata está muy entusiasmado con todo lo que está viendo. Dentro de poco hablaremos y presentaremos nuestras propuestas. Pero antes debemos hablar con todos los clubes".

Varios integrantes de la oposición están convencidos de que, en caso de ganar Clerc, el verdadero poder será ejercido por Gutiérrez, un abogado especializado en gestión deportiva. Gutiérrez prefiere no dedicar ni diez segundos a rebatir esa hipótesis. Entretanto, la Secretaría de Deportes sigue de cerca la elección y, aunque no lo diga, tiene su favorito: Calleri. "Sabemos que el gobierno nacional, el provincial y el municipal nos apoyan", aseguró Lynch.

Calleri, diputado nacional hasta hace dos meses, teme que le suceda algo parecido a lo que le pasó a Mauricio Macri al asumir el 10 de diciembre de 2015: encontrarse con que el agujero financiero y los problemas son mucho más grandes que lo sabido.

¿Es macrista Calleri, que llegó a la política impulsado por el cordobés José Manuel De la Sota? El ex número 16 del mundo gambetea la respuesta como el mejor Messi: "Yo estoy del lado de la gente".

Otro factor que contribuye a la tensión es un sistema de votación un tanto enrevesado. Al presidente de la AAT lo eligen 29 federaciones y 141 clubes. Dependiendo del tamaño, cada federación o club aporta más o menos votos. La oposición acusa al oficialismo de no haberle entregado aún los datos de cuántos votos tiene cada uno de los actores. Y dentro del microcosmos tenístico, un mundo aparte: el de los clubes de tenis que son en realidad primordialmente de fútbol. Esa bolsa de votos, creen ambas listas, está en manos de Claudio Chiqui Tapia, el presidente de la AFA. No extraña que todos estén al borde de un ataque de nervios.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.