Encuentran más de 200 serpientes en Once

Los reptiles estaban en cajas de plástico
Los reptiles estaban en cajas de plástico Crédito: Min. de Amb. de la Nación
Los reptiles, destinados a la venta ilegal, se hallaban en un departamento de Lavalle al 2200
Germán Wille
(0)
21 de febrero de 2018  

Más de 200 serpientes de diferentes especies que estaban destinadas a la comercialización ilegal fueron incautadas ayer en un departamento del barrio de Once. Fue durante un allanamiento hecho por el Departamento de Delitos Ambientales de la Policía Federal, a instancias de una investigación realizada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. Por el hecho, hay una persona detenida.

En el departamento, ubicado en Lavalle al 2200, se encontraron en total 219 serpientes -muchas de ellas exóticas- y unos 19 huevos de esos ofidios. Todos los animales estaban vivos y tenían como destino su venta en el mercado negro, actividad penada por la ley 22.421 de conservación de la fauna.

"El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable tiene un sitio de denuncias para la preservación de la fauna -explicó a LA NACION el ministro Sergio Bergman -. Recibimos la denuncia de este caso y dimos parte inmediatamente. Es un delito que no se conoce con tal nivel de envergadura".

Según fuentes oficiales, las serpientes incautadas eran vendidas a través de un sitio de Internet, lo que llamó la atención de un usuario que dio aviso al ministerio unos meses atrás. Esto impulsó la investigación que culminó con el allanamiento de ayer en Once.

Las especies halladas estaban encerradas en cajas de plástico y apiladas en espacios muy reducidos, "sin la autorización habilitante para su comercialización", de acuerdo con el parte de la Policía Federal. También se encontraron en el lugar pequeñas lauchas que se usaban para alimentar a los reptiles.

Según fuentes del Ministerio de Ambiente, entre los ejemplares hallados había pitones bola y boas esmeralda. Todavía se analizan las clasificaciones del resto de los ofidios, que fueron trasladados al serpentario del Instituto Malbrán ayer por la tarde.

En ese centro se evaluará cuál es el estado de los ofidios, si pueden regresar a su hábitat natural o deben derivarse a serpentarios locales.

Bergman expresó: "No conocemos de dónde vienen estas especies; deben estar en su hábitat natural y no se deben comercializar".

En el lugar del allanamiento fue detenida una persona, cuyo nombre no trascendió.

En el operativo intervino el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 16, a cargo de Mariano Itaurralde.

Según informó la Policía Federal, la causa que se abrió es por "infracción a la ley de fauna silvestre".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?