Crece la incertidumbre internacional

Orlando J. Ferreres
Orlando J. Ferreres PARA LA NACION
(0)
21 de febrero de 2018  • 00:05

En los últimos meses se ha notado un fuerte incremento de las tasas de interés internacionales, especialmente las que corresponden a los fondos de 10 años de los bonos americanos. Las tasas han crecido bastante: 0,7 puntos porcentuales y alcanzan a 2,91% anual y muchos analistas se preguntan por esta tendencia y por lo que ella implica en materia de costo financiero internacional.

Durante los años 80 la tasa pico de esos fondos fue de 15% anual y durante los 90 ese valor estaba en alrededor de 7% anual. Ambos valores son muy diferentes a los actuales.

¿Qué fue lo que pasó? En aquella época teníamos una expectativa de inflación que era muy diferente a la actual: estaba en más de 15% y luego de una década bajó al 7%; ahora está en 2,91%. Sin embargo, los analistas se preguntan si esta tendencia no puede implicar un sistema que irradie una progresiva aceleración de las tasas, lo cual sería muy negativo para los países que tenemos que seguir tomando dinero en ese mercado.

Esto también impactó a los mercados de acciones, los que bajaron un 10% en dólares en pocos días. Esta situación preocupó mucho a los analistas, que intentaron diferentes explicaciones.

En primer lugar, se comenzó a hablar de la posibilidad de una burbuja, pero es muy difícil llegar a conclusiones válidas al considerarlas antes de que exploten.

En segundo lugar, se tomó en consideración la relación precio-valor. Este ha crecido mucho y de hecho es muy alto, aunque no tan alto que no pueda tolerarse.

Ahora bien, ¿cómo se explica la relación tan fuerte entre la tasa de cotización de las acciones y su relación con la tasa de interés? Esto sí es importante y la cotización de las acciones es muy relevante. La suba abrupta de las cotizaciones es una clave para entender la valuación de los activos financieros, los cuales venían creciendo sostenidamente durante aproximadamente dos años y ahora cayeron de golpe.

Cuando la tasa de interés es baja se traduce en una suba del precio de las acciones, pero cuando se invierte el mecanismo va a bajar, y lo hará bastante rápido. En otras palabras, la caída se entiende en función de las tasas de interés, y esto es lo que ha ocurrido en EE.UU. y será válido para las diferentes economías, especialmente las más necesitadas de ese dinero como es el caso de la Argentina.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.