El kirchnerismo estuvo lejos del escenario en el acto de Hugo Moyano

Máximo, lejos del palco de Moyano
Máximo, lejos del palco de Moyano Fuente: LA NACION
Matías Moreno
(0)
21 de febrero de 2018  • 14:07

Las agrupaciones y dirigentes kirchneristas que se sumaron a la protesta del líder de Camioneros, Hugo Moyano, contra el gobierno de Mauricio Macri se ubicaron lejos del palco central.

Las columnas de La Cámpora avanzaron por la calle Lima hasta la intersección con México, donde estaban ubicados los manifestantes de la Tupac Amaru, la organización que lidera Milagro Sala, y de Nuevo Encuentro. Allí se quedaron hasta que terminó el discurso del líder camionero. Unos 200 metros los separaban del escenario que se montó en el medio de la Avenida 9 de Julio. Las banderas de los grupos kirchneristas no se podían observar desde el palco.

La marcha de Moyano contra el Gobierno desde el drone de LA NACION

01:43
Video

Pasadas las 13, el diputado nacional y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, irrumpió entre los militantes que caminaban por la calle Lima. Se mostró de buen humor y entusiasmado por la gran convocatoria que tuvo la marcha contra el Gobierno. Estaba tan efusivo que hasta improvisó unos pasos de baile al ritmo de la música que salía de los bombos y redoblantes. Su presencia no pasó desapercibida. Los militantes hacían fila para tomarse una selfie y decirle unas palabras de aliento. El hijo de la ex presidente estuvo acompañado por sus compañeros de bancada Andres "el Cuervo" Larroque, Mayra Mendoza, Fernando Espinoza, Agustín Rossi y Gabriela Cerrutti, entre otros.

También asistieron los intendentes del conurbano que respaldan a Cristina Kirchner: Verónica Magario (La Matanza), Mario Secco (Ensenada), Ariel Sujarchuk (Escobar), Jorge Ferraresi (Avellaneda). El jefe municipal de Merlo y flamante titular del PJ bonaerense, Gustavo Menendez, que se trasladó en tren a la marcha, se sumó al grupo.

21F: El estado del tránsito después de la marcha, por Juan Pablo Zanotto

01:52
Video

Ante una consulta de LA NACIÓN, el líder de La Cámpora respondió que prefería hablar después del acto. Al igual que la mayoría de los legisladores e intendentes kirchneristas, Máximo se mantuvo lejos del palco central. "Nosotros vinimos a apoyar. Es una marcha sindical", dijo a este medio Hernán Letcher, concejal de Unidad Ciudadana en San Martín.

Tras la movilización, el bloque de diputados del FPV emitió un comunicado en el que destacó que la marcha fue "multitudinaria". "El pueblo expresó de manera pacífica su posición contraria a los despidos, los tarifazos, el aumento de la canasta básica y del transporte", destacaron. Y reclamaron que el Gobierno "pare" la persecución política contra dirigentes, gremialistas y opositores.

Los organizadores acordaron la ubicación de los gremios, partidos políticos y movimientos sociales en el acto de Moyano en la 9 de Julio en los días previos a la protesta. Los integrantes de Camioneros, que controlaron la seguridad y los accesos, se ubicaron en el centro de la avenida. Los manifestantes que movilizaron las dos CTA que conducen Hugo Yasky y Pablo Micheli; el gremio ATE; la Asociación Bancaria; y los movimientos sociales se ubicaron a los costados del escenario. La izquierda y el kirchnerismo quedaron a dos cuadras del palco.

Así se retiran los manifestantes de la marcha de Moyano

00:32
Video

Los que llegaron más cerca

El ex jefe de bloque de diputados del FPV, Héctor Recalde, fue uno de los pocos dirigentes kirchneristas que se acercaron hasta el la intersección de las avenidas Belgrano y 9 de julio, donde se montó el palco central. El abogado laborista, de buen vínculo con el mundo gremial, saludó a los camioneros que trabajan en los preparativos del acto. Luego, caminó a lo largo de la avenida 9 de Julio para buscar a sus "compañeros".

Aníbal Fernández reapareció en pleno centro porteño para respaldar la protesta convocada por Moyano. ¿Compartió el palco con el líder de los camioneros? "Sí, estuve arriba", dijo el ex jefe de gabinete a La Nación. No se lo vio en las primeras filas. Remarcó que quería estar presente en el lugar donde se expresan los trabajadores. Aníbal Fernández valoró el llamado a la unidad de Moyano para enfrentar a la administración de Macri. "Aprecio que lo haya hecho", dijo. El ex funcionario se sacó selfies y se abrazó con algunos manifestantes. "Volvé, bigote", le gritaron. Aníbal se entusiasmó: "Soy un rockstar", soltó entre risas.

El ex funcionario estuvo lejos de Máximo Kirchner y el resto de dirigentes kirchneristas que asistieron al acto. Antes de retirarse, deslizó algunas críticas hacia la ex presidenta y La Cámpora. "Yo decidí corrererme porque ella le confía la política a chicos a quienes le tengo cariño, pero que no tienen experiencia", sostuvo.

El ex canciller Jorge Taiana, quien compartió la boleta de Unidad Ciudadana con Cristina Kirchner en las legislativas, también estuvo en los alrededores del escenario. "Los que no acompañaron quedaron descolocados porque la marcha ha sido multitudinaria. Hubo representación de diversos sindicatos", señaló Taiana a LA NACIÓN.

El diputado del Parlasur y referente del Movimiento Evita consideró que Mauricio Macri deberá escuchar "el mensaje" de la protesta. "Deben cambiar esta política y ser más equilibrados", remarcó.

Para Taiana, la Casa Rosada buscó minimizar la marcha y ocultar el impacto.

"Es obvio que les preocupa una manifestación de esta magnitud", apuntó. El ex funcionario fue a la marcha junto al ex embajador argentino en el Vaticano Eduardo Valdes, un dirigente peronista cercano al papa Francisco.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?