Suscriptor digital

Empresarios japoneses se interesan en el sector minero y de hidrocarburos

Visitaron yacimientos en diferentes puntos del país y escucharon los beneficios que ofrece el Gobierno; dudas sobre costos y logística
Andrés Carrizosa
(0)
22 de febrero de 2018  

Horacio Reyser junto al embajador japonés, Noriteru Fukushima
Horacio Reyser junto al embajador japonés, Noriteru Fukushima Fuente: Archivo

"Hoy hay confianza en invertir en la Argentina. Los japoneses somos un poco cautelosos, pero si ya hay aquí una delegación de tantas empresas es porque tardó dos años [construirla], pero la confianza está". Así se refirió, en diálogo con la nacion, el embajador japonés en la Argentina, Noriteru Fukushima, sobre el clima de negocios en el país.

"La Argentina tiene un gran potencial y nos interesa también mucho invertir en infraestructura. El número de empresas japonesas en el país había caído a 50, y en dos años se duplicó ese número", añadió el diplomático.

Las declaraciones de Fukushima se dieron en el contexto del seminario sobre hidrocarburos y minería, realizado el lunes pasado en el Palacio San Martín, lugar al que una nutrida comitiva de empresarios nipones interesados en invertir en el sector energético y minero acudieron para conocer, de mano del secretario de Comercio Internacional de la Cancillería, Horacio Reyser, y del secretario de Planeamiento Energético, Daniel Redondo, entre otros funcionarios, el panorama actual del sector y los beneficios que el Gobierno está dispuesto a dar para fomentar esas inversiones, que se calculan en 20.000 millones de dólares para los próximos diez años.

El embajador de Japón destacó el interés de las empresas de su país por invertir en la Argentina

01:05
Video

Los beneficios van desde la libre importación de bienes de capital durante el tiempo que duren los proyectos, reducción de IVA y otros beneficios fiscales, la no imposición de un número de trabajadores por proyecto -más una preocupación que dejó expuesta uno de los inversores presente en el evento-, entre otros.

Es que la Argentina ofrece hoy atractivas "condiciones para que los inversores confíen en la nueva etapa del país, la de la inserción inteligente en el mundo", manifestaron los funcionarios en medio de un año de celebración por los 120 años de relación bilateral con Japón .

En ese contexto, el embajador Fukushima destacó que la Argentina sea el quinto exportador latinoamericano a su país y evidenció que el interés nipón por invertir es ambicioso. "Estamos en una nueva etapa, una nueva dimensión. La presencia económica de Japón va a aumentar muchísimo más; el primer ministro Shinzo Abe ya vino y por el G-20 volverá, por lo que continuarán las relaciones, constantes visitas que harán más fácil trabajar en el tratado de inversión, en el tratado que busca evitar la doble tributación, de e-commerce, servicios, entre otros. Queremos tener la presencia que tenemos en Brasil, Perú o Chile, retomar esa presencia para entablar una nueva relación por otros 100 años", expresó a la nacion.

Con una inversión actual de 1600 millones de dólares, principalmente en el sector automotriz, Japón busca, tanto como la Argentina, beneficiarse de una relación centenaria. Y quiere comenzar con el potencial de litio y cobre: hoy Japón importa el 50% del cobre que necesita de Chile. "¿Por qué no de Argentina, si tiene la capacidad de producirlo?", se pregunta Fukushima.

Y también busca beneficiarse del potencial en hidrocarburos que el país necesita explotar con inversión.

Oportunidades y desafíos

Una parte de la delegación visitó el yacimiento de Vaca Muerta
Una parte de la delegación visitó el yacimiento de Vaca Muerta Fuente: Archivo

Solamente para Vaca Muerta, indicó Daniel Redondo, se necesita una inversión anual de $10.000 millones de dólares. "Estamos muy lejos de eso, por eso necesitamos el compromiso de mantener las inversiones por décadas", señaló el funcionario ante los empresarios de un país que depende mucho de las importaciones para satisfacer sus necesidades energéticas, por lo que es un activo emisor de flujos de Inversión Directa (IED). El funcionario destacó dentro de las oportunidades que ofrece el país la exploración offshore, que el Gobierno desea impulsar a finales de este año, además de la necesidad de "tener 100 nuevos pozos productivos por año" en un sendero de crecimiento sostenido hasta 2030 en un esquema donde el uso eficiente de la energía es primordial.

"El viento de la Patagonia y el sol del norte del país nos ayudará a cumplir este objetivo", señaló Redondo al referirse a los parques eólicos y de energía solar que tienen contemplado desarrollar -dijo que serán 110 a final de año-, mientras que sobre el gas explicó que es, actualmente, "el 50% de la matriz energética nacional", para señalar el potencial que tiene la explotación.

Además hizo énfasis en las medidas que se han tomado para liberar el mercado de los combustibles para que estos estén alineados a los precios internacionales, y dijo que uno de los desafíos del sector es aumentar la producción de petróleo de 300 mil a 800 mil barriles anuales, así como "reducir el azufre en los combustibles para mitigar el impacto ambiental".

Las dudas

Los empresarios japoneses expresaron sus dudas y la preocupación por los altos costos laborales y logísticos.

Manifestando explícitamente su intención de explotar litio y cobre, un representante de una de estas empresas señaló que los costos laborales aún son más baratos en Perú y Chile, por lo que consideró esa situación como un obstáculo. "Nosotros hacemos producción a gran escala y nos interesa la compra de los recursos minerales, pero los costos son muy elevados. El problema también es la logística, porque el acceso a los puertos desde el lugar de producción en la Argentina es lejos. Lo que esperamos es el compromiso de ayudarnos a acelerar los tiempos de producción", dijo.

Al respecto, el subsecretario de Desarrollo Minero, Mario Capello, mencionó los acuerdos que la Argentina adelanta con Chile para tener acceso a sus puertos y aprovechar esa ruta al Pacífico, además de la reactivación ferroviaria.

Para Shingo Ando, gerente de proyecto no convencional de la petrolera japonesa Inpex -que adelanta proyectos junto a Shell en Australia y lo hace ahora en Estados Unidos-, expresó a la nacion que los costos aún no son competitivos en el país, por lo que "todavía no hay una línea clara de qué hacer con la Argentina".

"El costo de explotación en Estados Unidos, por ejemplo, es bajo, entonces si la Argentina logra bajar los costos podríamos hablar del mismo nivel de competitividad. Vaca Muerta sería de nuestro interés, y también podríamos pensar en la posibilidad de explorar offshore. Si la industria de excavación y compresión en la Argentina se desarrolla estaríamos hablando de una gran oportunidad", añadió.

La delegación japonesa del sector energético y minero viajó para conocer distintos yacimientos del país. Una parte visitó un salar desde donde se extrae litio en Salta y minas de cobre en Catamarca. Otra parte viajó a Neuquén para conocer los yacimientos de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta.

El martes pasado se realizó la Primera reunión del Comité Conjunto para la Cooperación en materia agrícola, ganadera, pesquera forestal y agroindustrial entre los dos países, a la que acudieron otros 30 empresarios japoneses, lo que indica el estrecho vínculo que se busca afianzar con la nación nipona.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?