"¿Cuántos chicos tienen que ser disparados?": el furioso reclamo del padre de una víctima de Florida a Trump

El presidente recibió a sobrevivientes y familiares de la matanza de la semana pasada
El presidente recibió a sobrevivientes y familiares de la matanza de la semana pasada Fuente: AP
(0)
22 de febrero de 2018  • 09:53

Ayer, el presidente de Estados Unidos , Donald Trump , recibió a sobrevivientes y familiares de las 17 víctimas del tiroteo en la secundaria de Florida que tuvo lugar la semana pasada, cuando Nikolas Cruz, un ex alumno de 19 años expulsado de la institución por su indisciplina, ingresó al establecimiento fuertemente armada y comenzó a disparar a mansalva.

Varios alumnos brindaron su testimonio, hablaron de sus miedos, se quebraron, se angustiaron y volvieron a reclamar mayor control sobre las armas pese a que los planes del republicano parecen ser otros. En medio de los reclamos, Trump piensa en armar a los docentes porque entiende que es la mejor forma para defender las escuelas.

Pero no fueron los chicos los únicos que tomaron el micrófono y alzaron su voz. Los familiares también lo hicieron. Andrew Pollack, el padre de Meadow Pollack, asesinada el miércoles pasado por Cruz con nueve balazos, fue uno de ellos.

"Estoy acá porque mi hija no tiene voz. Fue asesinada la semana pasada, nos la quitaron. Le pegaron nueve tiros en el tercer piso. Nosotros como país les fallamos a nuestros chicos. Esto no debería haber pasado", dijo Pollack -según The New York Times- con claridad pese al nerviosismo y al dolor que ocultaba.

Tiroteo en EE.UU.: el furioso reclamo del padre de una de las víctimas ante Trump: "Arreglen esto"

5:18
Video

"Vamos al aeropuerto y no podemos tener una botella con agua pero dejamos que un animal entre a una escuela y mate a nuestros chicos", reclamó el padre e insistió en la idea de que ahora lo que menos importa son los partidos políticos, sino que el país se debe unir para que lo que pasó la semana pasada en la escuela Marjory Stoneman Douglas no vuelva a ocurrir.

"No está bien, tenemos que unirnos como país y trabajar por lo que importa: los niños. Tenemos que proteger las escuelas. Es simple, no es difícil", agregó Pollack en calma pero luego no pudo contener la rabia.

En la Casa Blanca , donde tuvo lugar la reunión, y ante todos los presentes, el papá de Meadow soltó su furia y gritó ante Trump: "Estoy muy enojado, esto sigue pasando".

Luego se refirió al ataque a las Torres Gemelas, dijo que aconteció una vez porque luego se tomaron las medidas necesarias para que no se repitiera, pero reclamó que con los tiroteos en los colegios no sucede lo mismo: "Cuántas escuelas, cuántos chicos tienen que ser disparados. Se termina acá, con esta administración. No voy a dormir hasta que se arregle".

Pollack incluso le habló directo a Trump: "Presidente, lo vamos a arreglar, yo lo voy a hacer, no voy a descansar. No podemos olvidar esto, todos estos tiroteos. Debió haber pasado una vez y debimos haberlo arreglado. Estoy enojado, porque no voy a volver a ver a mi hija. Ella no está aquí, está en un cementerio, allí debo ir a verla. Nunca más voy a ver a mi hija. Mi hermosa hija".

El reclamo de ayer se dio en medio de una serie de protestas que los jóvenes de Florida protagonizan desde la semana pasada en reclamo de mayor control en el acceso de armar. Nikolas Cruz compró la ametralladora que utilizó para la masacre sin inconvenientes ni impedimentos.

Meadow, una de las víctimas
Meadow, una de las víctimas Fuente: AP

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.