Los mismos males en todo el mundo

Las distracciones, el alcohol y las drogas, los factores fatales
Gabriel Tomich
(0)
24 de febrero de 2018  

Entre 2012 y 2015, las víctimas fatales en accidentes de tránsito en Estados Unidos rondaron las 35.000. Sin embargo, en 2016 la cifra rompió bruscamente la barrera de los 40.000 fallecidos (40.327). La situación se mantuvo en 2017: 40.100, según datos del National Safety Council sobre un total de 327,6 millones de habitantes (lo que daría 122,6 víctimas por millón) y unos 285 millones de vehículos. En la Argentina no nos va mucho mejor. Según datos de la Asociación Civil Luchemos por la Vida, en 2017 hubo 7213 decesos en accidentes viales, con una población de 43,85 millones (una tasa de 164,5 víctimas por millón) y unos 13,5 millones de automotores. Así que, igual que en EE.UU. las cifras se mantienen, lamentablemente, muy altas y estables: en 2016 fueron 7268 y en 2015, 7472.

¿A qué se debe el pico en EE.UU.? Los especialistas apuntan a dos factores decisivos: las distracciones al volante, en especial por el uso del celular, y el consumo de alcohol y drogas. Sobre ésto, Deborah Hersman, ejecutiva del National Center for Health (NSC), sentenció: "El alcohol más la alta velocidad son las claves de los choques fatales y la mitad de los fallecidos no usaba cinturón de seguridad. Las mismas cosas que nos han matado durante décadas siguen haciéndolo".

Según la National Highway Traffic Safety Administration, más del 20% de los 17,5 millones de vehículos producidos en EE.UU. en 2017 tienen ayudas a la conducción como control de velocidad adaptativo, alarma de cambios de carril y otras, mientras que en 2015 eran sólo el 8%. Si los autos son relativamente más seguros y hay más leyes, ¿qué falla? Las distracciones, en especial por utilizar el celular. Todo igual que aquí.

Conclusión: Los mismos males en todo el mundo. Solución: controles más activos y sanciones más severas.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.