Juan Carlos Reveco: "Tengo que dar el doble para volver a ser campeón mundial"

Juan Carlos Reveco
Juan Carlos Reveco Fuente: Télam
Andrés Vázquez
(0)
23 de febrero de 2018  

La ilusión es grande. El tono amable con que atiende el llamado de la nacion, en el fastuoso hotel Westin Bonaventure de Los Ángeles, denota el sueño en el que está sumido Juan Carlos Reveco . Ni el lujo de Beverly Hills ni el glamour de Hollywood lo sacan de foco de la gran pelea que afrontará este sábado contra el filipino Donnie Nietes, campeón mundial mosca de la Federación Internacional de boxeo, en el Forum de Inglewood (televisa Space, desde las 23.30). "Es el último tren a la gloria. Voy a dejar todo por llevar el cinturón de nuevo a Argentina", dispara, medido, Cotón, como lo apodaron desde chico.

A los 34 años, casi tres años después de haber resignado la condición de campeón mosca AMB ante el japonés Kasuto Ioka, Reveco está ante la chance de hacer historia en un territorio casi vedado para los pesos chicos argentinos (el último en consagrarse campeón en Estados Unidos fue Hugo Soto, en 1998, por el mosca AMB). "Es el desafío más importante de mi carrera. Sé que debo dar el doble de lo que di en otras peleas si quiero volver a ser campeón mundial", asegura Cotón, que hoy afrontará el pesaje con la obligación de dar el límite de la categoría mosca, 50,800 kilos.

-¿Cómo estás física y mentalmente para el combate?

-Me siento muy bien y tranquilo. Estoy preparado para pelear 12 rounds. Sé que va a ser un combate duro y que voy de punto, pero confío mucho en mi preparación y mis condiciones. Con Pablo (Stahringer) en la parte física, y Ariel (Cuello) en lo técnico, trabajamos muy a conciencia.

-¿Cómo juega en tu cabeza estar ante la última chance de volver a ser campeón mundial?

-Soy consciente de que a esta edad, si pierdo, es muy probable que no vuelva a tener otra oportunidad de pelear por la corona mundial. Pero trato de no ponerme presión ni de pensar más allá del combate ante Nietes. Mi meta está puesta en lograr un triunfo y evitar preguntarme qué voy a hacer con mi carrera si pierdo.

-¿Qué sabés de Nietes?

-Es un excelentísimo campeón que tiene mucha experiencia en grandes escenarios. Más allá de que tenemos edades y récords parecidos, él se enfrentó con los mejores pesos chicos del mundo. Hace 13 años que no pierde y lleva 10 como campeón mundial. Será una pelea muy dura, en la que debo estar física y mentalmente muy bien si quiero ganarla.

-Por antecedentes, ¿te animás a catalogarlo como el rival más duro de tu carrera?

-Sin dudas es el rival más prestigioso de todos los que enfrenté. En Filipinas, su país, lo consideran un ídolo boxístico, a la misma altura de Manny Pacquiao. Pero el sábado, arriba del ring, tendrá que revalidar todas sus condiciones. Yo no me siento menos que él.

Juan Carlos Reveco nació en Malargüe, Mendoza, a la sombra de la Cordillera de los Andes. Como uno de los 12 hijos de un humilde hogar del Barrio Virgen del Carmen tuvo una infancia dura y de trabajo, con poco colegio y mucha dedicación a las cosechas de papa y ajo. A los 14 años, cuando conoció el boxeo, su historia cambió para siempre. Hoy, con más de quince años de carrera y un récord de 39 triunfos (19 KO) y tres derrotas, busca hacer historia en el mismo escenario en el que Pedro Décima derrotó a Paul Banke en 1990 y se consagró campeón mundial gallo CMB. "Ojalá que la historia se repita y otro argentino salga de acá con los brazos en alto", dice, ilusionado, Cotón.

-¿Qué significa para vos pelear en Estados Unidos por una corona mundial?

-Es un sueño cumplido. Me agarró grande, en el final de mi carrera, pero voy a dejar todo por lo que siempre soñé. Desde que me confirmaron que la pelea se hacía en Los Ángeles, no paro de disfrutar cada entrenamiento e imaginarme con el título otra vez en mi poder.

-¿Te reprochás algo de tu carrera?

-Deportivamente no tengo nada para reprocharme, siempre acepté pelear con los mejores, nunca le esquivé a nadie. En su momento había aceptado enfrentarme con (Román) Chocolatito González, pero a tres semanas de la pelea me surgió un problema en los riñones y, lamentablemente, no se hizo. En lo económico tampoco tengo que sentirme frustrado, porque gracias al boxeo pude progresar en la vida y vivir dignamente.

-¿Si el sábado perdés te retirás?

-Mi señora y mi vieja, que son las que más sufren mi profesión, me pidieron que me retire. Les prometí que si las cosas no salen como lo deseo, voy a replantear mi continuidad. De todas maneras, ahora estoy enfocado en hacer historia grande el sábado. Voy a dar todo por volver a ser campeón del mundo.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.