Todo sirve: torneos de 9 hoyos, escuelas para adultos, sorteos y menú del día en el 19

Cómo acercar más gente al golf
Cómo acercar más gente al golf
Gastón Saiz
(0)
23 de febrero de 2018  

Ante todo, se trata de subsistir. Y después, de imaginar estrategias para recobrar esos brotes verdes que dio el golf en el pasado. El Jockey Club de San Isidro es uno de los pilares históricos del golf argentino: la entidad posee 2400 socios activos a los que se les lleva el handicap. El presidente de la Comisión de Golf, Raúl Pizarro Posse, explica la situación: "La tendencia en los últimos años es hacia la baja de socios; está pasando en todos clubes, no solamente del país sino en el mundo, tal como indica la Asociación Internacional de Golf: después de varias encuestas anuales, esta Asociación recomienda fomentar vueltas de 9 hoyos porque la gente joven no termina de engancharse; el argumento es que el juego dura mucho".

El abogado menciona dos cuestiones centrales que condujeron a una crisis generalizada en las entidades: "Una es la baja de socios, y la otra es la responsabilidad solidaria que deben afrontar los clubes por el tema de caddies y concesionarios".En cuanto a las nuevas camadas, Pizarro Posse es categórico: "La gente joven no tiene más ese sentido de pertenencia y no le entusiasma como hasta hace unos años el hecho de ser de tal o cual club. Las excepciones son Náutico San Isidro, CUBA y unas pocas entidades más". Y en cuanto a las soluciones para paliar este complicado escenario, apunta: "Atacamos con éxito la duración del juego con las copas a 9 hoyos, además de ofrecerles más espacio y confort a los menores. Lógicamente, en momentos de economía frágil, la inclinación a no pertenecer se profundiza".

Claudio Aguirre, gerente de golf del Highland Park Country Club, observa que la edad promedio de los jugadores en su club aumenta año tras año y asegura que hoy ronda los 60 años: "Esto refleja la disminución de la incorporación de jugadores jóvenes. Y es difícil compensar las bajas naturales por socios que dejan de serlo al vender su propiedad o que fallecen. Para mantener a nuestros golfistas de mayor edad facilitamos el uso de carros de golf y organizamos torneos de 9 hoyos. Y para acercar a los que aún no juegan, buscamos sinergias con los sectores del tenis y el fútbol y ofrecemos clínicas sin costo".

Según Aguirre, la escuela de menores genera nuevos jugadores, pero en general se alejan en la adolescencia por estudios o vida social. "De un padrón de 300 matriculados, solamente el 50 % está activo. Tenemos varios casos de jugadoras que se destacaron, pero se fueron a estudiar en el exterior o se pasaron al profesionalismo, con lo que dejaron de participar en los torneos de fin de semana. Nuestro principal atractivo es un campo de golf en excelentes condiciones".

Carlos Figueredo, jefe de administración de Costa Esmeralda, relata su gestión hasta noviembre pasado como subcapitán de Links Pinamar: "En estos últimos años, las membresías mensuales no cubrieron los costos fijos. En Links Pinamar solo ayudaba la concurrencia de golfistas-turistas en enero y, en menor medida, en febrero para equilibrar el presupuesto anual". Y analiza: "Se observa una gran movilidad de golfistas. Para la elección de cada fin de semana se guían por diversos factores: servicios adicionales, premios, sorteos, pro shop y hasta si hay menú del día en el hoyo 19".

Figueredo asegura que el modelo pay and play se impondrá en los próximos años: "Los golfistas modernos quieren jugar circuitos y conocer distintas canchas de golf y no estar tan atados a las políticas de un club donde se sienten con menos libertad y deben realizar aportes de tiempo y dinero". Además, explica cuál era la fórmula en el club pinamarense para captar nuevos golfistas: "Se realizaba una promoción personalizada para instituciones, universidades y empresas, convocando dos o tres veces por año al torneo Crudos & Cocidos, donde un principiante juega con un matriculado. Con buena difusión en la prensa local y en las redes sociales, se logró sumar golfistas que en su mayoría promedian hoy los 40 años. También hubo experiencias con la escuelita para menores con el programa Acercate al golf".

Chacabuco y el agua

Chacabuco Golf Club no solo tiene que afrontar la baja de socios, sino también las inundaciones que cada cuatro o cinco años afectan seriamente su campo de par 71. La última inundación fue especialmente grave: entre abril y noviembre de 2017 cayeron 800 milímetros y dejaron los fairways anegados con un metro de agua. "Tenemos tres empleados para el mantenimiento de la cancha y tuvieron que utilizar una balsa para llegar a los greens y cortarlos; estaban con diez centímetros de agua", relata Marcelo Noba, administrador deportivo, que apunta que hace diez años contaban con 80 jugadores en la cancha un sábado, pero que esa cifra se redujo a la mitad. En representación de los clubes de golf humildes, suele disertar en jornadas sobre el tema: "No es tanto la cuestión económica, sino los hábitos familiares. Hoy, el padre se aleja del golf porque debe acompañar a sus hijos que tal vez practican deportes en otro lugar. Entonces, como se abarataron los costos de green fee para jugar en un torneo corporativo de cualquier club, prefiere probarse en otras canchas, que son muy buenas". Y agrega: "Lo que mejor funcionó en Chacabuco fue la escuela de golf para adultos, en un deporte que exige paciencia porque no se aprende tan rápido".

Los jugadores con handicap

La cifra en la Argentina merodea los 50 mil. Andrés Schönbaum apunta: "La cantidad es casi siempre la misma, pero venimos detectando que crece mucho el número de jugadores no matriculados".

Las tarifas de green fee

Existen diferentes tarifas para jugar: se dividen en green fees de días hábiles, sábado y feriados y domingos. En la semana oscila entre los 400 y 500 pesos; los sábados y feriados, $ 600, mientras que el costo los domingos ronda entre los 450 y 500 pesos. Nordelta, Pilará, Martindale, Pilar Golf, Olivos Golf y el Jockey Club presentan las cifras más elevadas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.